Prueba: Benelli BN 302

Este modelo italiano, fabricado en China, puede ser una excelente moto de iniciación gracias a un conjunto más que digno y a un precio muy interesante.
Ildefonso García. Colabora: VG. Fotos: Lluis Llurba -
Prueba: Benelli BN 302
Prueba: Benelli BN 302
Publicidad

Lo primero que te llama la atención de la BN 302 es su logrado aspecto. La estética es siempre una cuestión más que subjetiva, pero la imagen de esta pequeña bicilíndrica está muy conseguida. Para ello Benelli no se ha complicado mucho la vida y se ha inspirado claramente en la Kawasaki ER-6n. La agresiva estampa está reforzada por el escape tipo petaca que apenas sobresale y queda situado justo delante de la rueda trasera. La decoración de las llantas de aleación también ayuda a que todo el conjunto entre por los ojos.

El diseño se ha llevado a cabo en Pésaro (Italia), aunque luego la moto ha sido fabricada en China para así poder ahorrar unos importantes costes que se han trasladado al usuario, pues este modelo cuenta con un precio de derribo, que sin duda es uno de sus grandes atractivos. Si antes decíamos que la imagen pertenece al mundo de los subjetivo, el parné es algo muy objetivo. Adquirir esta Benelli supondrá un esfuerzo económico más llevadero que en otros casos de la competencia.

Recordemos que los derechos de la centenaria marca ahora pertenecen al gran Grupo Keeway, un gigante chino que cuenta con una gran cantidad de recursos y que le permitió hace años comprar la legendaria compañía italiana.

Publicidad

Una moto interesante

Este modelo es un buen ejemplo de la diferencia entre «económico» y «barato». Estamos ante una moto realmente asequible en su adquisición, pues por solo 3.699 euros sales del concesionario con una unidad. Conduciendo esta Benelli no tienes la sensación de estar delante de un producto «barato»: horquilla invertida, chasis multitubular, llantas de aleación, tres frenos de disco… El equipamiento es más que aceptable.

Con un peso verificado en orden de marcha de 202 kg hace alarde de un buen número de kilos de acuerdo a su cilindrada. Luego, una vez en marcha, y sobre todo en la ciudad, donde va a pasar la mayor parte del tiempo, este modelo se maneja con facilidad, por lo que es apropiado para principiantes, chicas o aquellos que tengan una altura más bien reducida. El asiento se encuentra a 795 mm del suelo y es estrecho, lo que unido a las contenidas dimensiones del bicilíndrico, conlleva que casi cualquier persona pose sin problemas las dos plantas de los pies en el suelo.

Si te fijas verás que la pipa de dirección y el basculante casi van unidos por una línea recta, lo que ayuda a que la moto tenga una estabilidad sin tacha. Apoyada además por unas suspensiones dignas, pues en el tren anterior encontramos una horquilla invertida con barras de 41 mm. Lo que se complementa con un monoamortiguador posterior bastante llamativo anclado de manera lateral.

Publicidad

Motor divertido

El bicilíndrico empuja con alegría. En nuestro banco ha rendido 35 CV, una potencia suficiente para movernos por la ciudad y el extrarradio. Lo que más nos ha gustado del propulsor es su sonido, ronco y agresivo, muy excitante, pero sin llegar a molestar lo más mínimo. Si lo llevas muy arriba en la escala de revoluciones vibra de forma perceptible (la línea roja se encuentra en las 11.000 rpm). Al principio es algo perezoso a la hora de subir de vueltas, para luego coger carrerilla y lanzarnos con brío hacia adelante, siempre teniendo en cuenta que pilotamos una moto de 300 cc, una de las cilindradas de moda en la actualidad.

La más bien contenida capacidad del motor hace necesario jugar con el cambio para sacar lo mejor de esta Benelli, intentando mantener la aguja del tacómetro por encima de 5.000 rpm para que la respuesta sea más instantánea al abrir el acelerador. En nuestra unidad de pruebas el cambio se ha mostrado un poco tosco, aunque con el paso de los km se ha ido suavizando. Los «bajos» son más poderosos de lo esperado y forzando un poco podemos ir a 60 km/h en sexta sin que el motor «tosa» o se queje por el esfuerzo extra al que lo estamos sometiendo, teniendo en cuenta que esta «pequeña» naked tiene un desarrollo máximo superior a los 160 km/h.

Publicidad

Talante deportivo

La posición de conducción es algo deportiva, con los reposapiés un poco atrasados aunque no tan elevados como para provocar una postura incómoda. El manillar es de diámetro variable y se encuentra más bien adelantado, mientras que las manetas de freno y embrague se accionan de manera natural. Tengo las manos pequeñas y a veces las manetas me quedan más lejos de lo que me gustaría, pero no ha sido el caso en esta BN 302. El espacio para el pasajero en el asiento es suficiente pero los reposapiés de éste quedan muy elevados. Si nuestro acompañante es pequeño se podrá apañar pero si es de talla XL terminará con las rodillas cerca de las orejas.

La Benelli BN 302 se ha mostrado como un buen modelo de iniciación, e incluso puede servir para aquellos, ya con experiencia, que busquen una buena relación calidad/precio. A su favor cuenta con un precio atractivo, además de una estética muy actual que pensamos gustará a los jóvenes a los que va dirigido este modelo. La finura de su motor no es sobresaliente, pero ello no es óbice para que funcione con eficacia.

Publicidad

Conlusión

Benelli quiere hacerse un hueco en el panorama actual. Tras intentarlo con modelos de alta cilindrada, caros y sofisticados, ahora ha optado por desarrollar motos más pequeñas, de menor precio y más sencillas. A la tetracilíndrica BN 600 R presentada hace un par de temporadas, ahora tenemos que añadir a la bicilíndrica BN 302 y, dentro de poco, también habrá que tener en cuenta la monocilíndrica BN 251. Las tres se han desarrollado con el objetivo de acercar la legendaria marca italiana a un público menos exigente y con la idea de que las ventas aumenten en número. La BN 302 es interesante y se puede adquirir por solo 3.699 euros.

Publicidad

Galería relacionada

Prueba: Benelli BN 302

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...