Yamaha XT1200Z Super Ténéré

Prueba a fondo de la nueva Super Ténéré. Si hay una denominación sinónimo de "aventura", ésa no es otra que la de Super Ténéré. Yamaha la ha recuperado y así ha bautizado a su nueva maxitrail.
Texto: Víctor Gancedo | Fotos: Juan Sanz -
Yamaha XT1200Z Super Ténéré
Yamaha XT1200Z Super Ténéré

El desierto del Ténéré es uno de los más bellos e inmensos del mundo. Situado al sur del desierto del Sahara, en el departamento de Agadez en Níger, el Ténéré fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1991. Por otro lado, el francés Thierry Sabine estuvo varios días perdido en él en 1979 durante un viaje en moto. Esa experiencia fue la semilla para la creación del Rally París-Dakar que el mismo Sabine impulsó durante muchos años, hasta que un accidente de helicóptero en Malí acabó con su vida en 1986 realizando tareas de organización del propio rallie. Y no por casualidad, sus cenizas fueron esparcidas en el Ténéré.

Para entonces, Yamaha ya se había apropiado del nombre de ese bello desierto que ya era sinónimo de aventura y lo lucía en la carrocería de una versión especial de la monocilíndrica XT 600 de entonces. Tres años más tarde, en 1989, la marca japonesa ponía en escena la XTZ750 Super Ténéré, su primera maxitrail bicilíndrica. Esta moto llegó preparada para competir en el mercado con la Honda Africa Twin y se mantuvo sin recibir cambios significativos hasta su desaparición en 1996. Prácticamente al mismo tiempo, desde 1990, sus homónimas "oficiales" (YZE750T) evolucionaron año tras año, sin parar de cosechar triunfos en los más famosos rallies africanos, llegando incluso a aumentar su cilindrada hasta cerca de 850 cc. Sin embargo, Yamaha también decidió poner fin a sus participaciones en los rallies en 1998 y con ello la denominación Super Ténéré quedó igualmente archivada.

El retorno de la reina
El segmento de las maxitrail es uno de los más nutridos del mercado y durante mucho tiempo Yamaha no ha contado en sus catálogos con una moto de las características de los modelos que lo forman. Pero eso ya es un recuerdo del pasado. La nueva XT 1200 Z Super Ténéré ya está entre nosotros y se ha desarrollado con el objetivo de rivalizar con la R 1200 GS, una moto que goza de una gran popularidad y es líder indiscutible de la clase desde su llegada en 2004. Por este motivo, la nueva Super Ténéré es grande, está muy bien equipada (maletas, cubrecárter y protector de faro que no aparecen en la unidad probada se incluyen en el precio de esta primera versión), está propulsada por un bicilíndrico en paralelo de 1.199 cc anclado a un chasis de acero multitubular y cuenta con transmisión final por cardan.

Por otro lado, a pesar de ser más moderna y de incluir dos modos de motor, control de tracción regulable y frenada combinada "inteligente" con ABS, se puede decir que su estructura es más tradicional que la de la moto alemana. Monta suspensiones de calidad con muchas posibilidades de regulación, pero, como buena japonesa, delante utiliza una horquilla invertida y detrás un monoamortiguador acompañado de bieletas.

Bien hecha
Cuando te pones al lado de la nueva Super Ténéré, su volumen puede llegar a impresionar, pero una vez que te sitúas "dentro", la verdad es que se siente más pequeña y baja de lo previsto. Sin la ayuda del propulsor, al empujarla se notan los kilos (261 con los 23 litros de gasolina que caben en su depósito), pero una vez que las ruedas empiezan a girar con la ayuda de su bicilíndrico, las cosas se tornan mucho más fáciles. El accionamiento de su caja de cambios es suave y las relaciones se engranan con suma facilidad. En este aspecto es la mejor Yamaha de las que he probado últimamente.

El embrague no es especialmente blando, pero se encuentra en unos parámetros normales. Además, la altura de la palanca de cambios se regula con suma facilidad, algo a tener en cuenta en una moto que se va a utilizar con diferentes tamaños de calzado. En cuanto al cardan, sin incluir articulaciones especiales como otros modelos del mercado, señalar que sus reacciones son muy neutras y es poco ruidoso.

El motor
Nos permite elegir entre dos modos de motor (Sport y Touring), aunque según nuestro banco de potencia, las curvas de ambos son prácticamente calcadas y la potencia máxima es la misma (casi 99 CV). Aunque incorpora doble eje de equilibrado, se aprecian ciertas vibraciones cuanto mantienes cruceros legales de forma continuada. En cambio, la rumorosidad del motor es muy baja, y apenas lo escuchas cuando circulas en marchas largas.

En cuanto a respuesta, ésta es todo lo contundente que se puede esperar de un gran bicilíndrico. A 3.000 rpm la curva de par ya alcanza los 10 kgm y se mantiene prácticamente plana hasta las 6.000 rpm. A partir de ahí, la entrega decae un poco y la estirada final (se acaba a 8.000 rpm) es más lenta de lo esperado. Se puede decir que los CV que nos entrega son de tipo «percherón» y no de «pura sangre».

Para todo
La Super Ténéré se ha concebido para un uso muy variado. Las suspensiones multirregulables permiten adaptarla a tus gustos y teniendo en cuenta sus generosos recorridos, las oscilaciones que se producen al abrir y cerrar el acelerador no son excesivas y el aplomo es bueno en todo momento. Por otro lado, la dirección se mueve con facilidad y la agilidad que consigue es más que aceptable para una moto de su volumen y peso. Además, la frenada combinada es muy dosificable, aunque también requiere aplicar fuerza sobre la maneta en frenadas fuertes, más que en otras motos similares.

Galería relacionada

Yamaha XT1200Z Super Ténéré

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...