Moto Guzzi Bellagio

Llegará a finales de junio. La nueva incursión de Moto Guzzi en la senda de las Custom se llama Bellagio. Con el clasicismo y la distinción de una marca legendaria, este modelo rezuma tecnología de vanguardia. El resultado es una motocicleta de fuerte personalidad y notables prestaciones.
-
Moto Guzzi Bellagio
Moto Guzzi Bellagio

Texto: Javier Fueyo. Acción: Carlos de la Fuente

La fábrica de Mandelo del Lario, a orillas del Lago Como, es el lugar donde Moto Guzzi fabrica sus motocicletas y también el sitio donde la marca quiso mostrar a la prensa especializada su última creación: la Moto Guzzi Bellagio. Precisamente, esta nueva integrante del mercado de las custom recibe su nombre de una pintoresca localidad próxima a la factoría. Allí, entre agua y montañas, por carreteras reviradas, pudimos disfrutar de las bondades, que son muchas, de esta recién llegada.

PRECIO

11.670 €



Tradición y modernidad, exclusividad y sofisticación
El aspecto exterior de la Moto Guzzi Bellagio llama poderosamente la atención. La alternancia de líneas suaves con bien marcados perfiles, sin caer nunca en estridencias, proporciona una sensación visual muy agradable.

Así, por encima de todo, destacan la pequeña aleta trasera, la salida, por la izquierda, de los dos escapes cromados, las llantas Excel de radios también cromadost y el atrayente manillar en forma de «T» de una pieza soldada, denominado «drag bar pull back».

El apartado estético queda completo con un elegante cuadro de relojes, compuesto por un taquímetro analógico de números radiales con fondo blanco “vintage” y un ordenador de a bordo con pantalla LCD., que informa de temperatura exterior, estado de la batería, velocidad máxima, dos totalizadores parciales, consumo medio y cronometro. Es decir, tradición y modernidad.

Moto Guzzi ha informado que sólo será comercializada en un único color, el mismo negro mate que se ve en las imágenes. La dotación quedará completa con accesorios específicos como maletas laterales, bolsa sobre depósito y cúpula, y, curiosamente, con línea de ropa particular: cazadora, casco, guantes y gafas.

Esta pretensión de Moto Guzzipor crear un modelo exclusivo tiene su continuidad en la parte ciclo. De este modo, exceptuando la carrocería, que es la misma que la Moto Guzzi California, el resto de componentes es propio de la Bellagio. La suspensión delantera es una horquilla de 45 mm regulable en precarga, mientras que la trasera consiste en un monoamortiguador regulable en precarga y extensión. Los discos de freno de 320 mm delante y de 282 mm trabajan excepcionalmente, según hemos podido comprobar, en potencia y dosificación.

Estable y manejable
Una vez hecho el repaso a los aspectos “estáticos” ha llegado la hora de hablar de sus cualidades dinámicas. Sentados sobre su asiento bajo “two-up” integrado en la rueda trasera”, alcanzamos una posición de conducción sobresalientemente cómoda. Es mullido y amplio, aunque esta última característica menoscaba el confort del pasajero, que, además, debe llevar las piernas muy dobladas.

Nada más pulsar el botón de arranque, el motor bicilíndrico transversal característico de Moto Guzzi hace acto de aparición con su habitual suave traqueteo. A bajas revoluciones se muestra un tanto lento de reacciones, pero llegar a un régimen medio de vueltas y comenzar a empujar con contundencia todo es uno. Llega hasta el corte con facilidad, aunque no es la Bellagio una motocicleta indicada, por naturaleza, para estos menesteres.

De todos modos, esa respuesta del motor le permite trascender su naturaleza custom y aproximarse al de una maxinaked, al menos, en tramos virados y calzadas inclinadas, único tipo de carretera sobre el que hemos podido conducirla. En este tipo de vías, hemos constatado que se desenvuelve con rapidez y celeridad. A ello, añade una estabilidad y una manejabilidad a prueba de balas, pese a que su rueda delantera tiene 18 pulgadas.

Habrá que esperar a una probatura más completa sobre todo tipo de carreteras para corroborar nuestras percepciones.

Motor renovado

Es el tradicional bicilíndrico transversal en V a 90º que llevan los modelos de la marca, aunque con una cilindrada convenientemente adaptada al carácter que quiere mostrar la Bellagio. Cuenta con 996 cc, obtenidos gracias a 95 mm de diámetro y 66 mm de carrera, rinde 75 CV de potencia y consigue una cifra de par máximo de 8 kgm a 6.700 vueltas. Inyección electrónica con toberas de 40 mm., encendido de doble bujía, inyectores sobre los colectores de aspiración y alternador colocado entre los dos cilindros vienen a completar el elenco de innovaciones de este propulsor y, de paso, hacerlo más compacto. Cumple con las normativas Euro 3 y presume de un consumo contenido.
Como no, la transmisión de la fuerza a rueda se efectúa mediante el sistema CARC, una patente de Moto Guzzi. Todo el conjunto queda completado con un cambio de seis marchas, de funcionamiento silencioso y preciso.



En resumen, la Moto Guzzi Bellagio es una custom de estética llamativa y atención al detalle, de gran manejabilidad y confort de marcha, que mezcla a partes iguales la tradición y exclusividad de una marca de solera con la sofisticación y modernidad cada vez más exigida por los clientes de este mercado. Con ella, Moto Guzzi pretende insertarse con fuerza en un nicho de mercado, como es el de las custom cruiser, que está mostrando unos sensacionales datos de venta.

A finales de JUNIO y a un precio de 11.670 euros podrás comprobar todas sus cualidades.

Galería relacionada

Moto Guzzi Bellagio

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...