Moto Guzzi California 1400 Touring. Prueba a fondo

Conquista la carretera con la Guzzi California 1400 Touring. La esencia del turismo más tradicional, unido a la tecnología de última generación, una estética musculosa y un escrupuloso cuidado por el detalle, convierten al nuevo producto de Mandello del Lario en una estrella brillante que llega dispuesta a conquistar la carretera, y tu corazón.

Óscar Pena. Fotos: Milagro -
Moto Guzzi California 1400 Touring. Prueba a fondo
Moto Guzzi California 1400 Touring. Prueba a fondo

Corría el año 1970 cuando Moto Guzzi firmó un contrato que sería trascendental en años venideros. Este implicaba «movilizar» a la policía de California («LAPD» Los Angeles Police Department), con uno de sus modelos más importantes: la V7 750. De aquella mítica moto, que se convirtió en un icono de la costa este de los EE.UU durante años, y en una de las motos europeas más importantes de todos los tiempos, bebe sus fuente nuestra protagonista de hoy, la novedosa California 1.400 Touring. Absolutamente inédita, y sin un solo tornillo compartido con las anteriores sagas de la California (de 750, 850, 1.000 y 1.100 cc), se convierte por derecho propio en la nueva abanderada de la marca de Mandello del Lario, gracias a su aire 'vintage' acertadamente combinado con unos componentes del siglo XXI. El resultado es deslumbrante. Una moto muy atractiva, que como pudimos comprobar en su presentación internacional por las carreteras de la Costa Azul francesa, es una excepcional cruiser que aún a suntuosidad, riqueza, confort y unas excelentes cualidades en zonas viradas. Del buque insignia de Moto Guzzi está previsto fabricar 2.500 unidades al año, el precio rondará los 20.000 €, aunque aún está por confirmar para España, donde comenzará su comercialización a finales de diciembre o principios de enero de 2013. En el mes de marzo llegará una interesante versión Custom que pudimos ver en el Salón de Milán, y que analizaremos con detalle en un futuro próximo.

La California Touring satisface al 'guzzista' auténtico, que disfruta del camino recorrido sin pensar en su destino. La moto, diseñada por el grupo de trabajo encabezado por Romano Albesiano y Miguel Galluzzi (responsables técnico y de diseño del grupo Piaggio), capta esa esencia desde el primer momento, y pretende ir un paso más allá. «La California 1.400 es el punto de encuentro entre la tradición y el futuro. Entre el diseño y la funcionalidad. Una moto con la personalidad, el estilo y el carácter italiano, que se conduce de manera convencional incrementando el placer de conducir, y disponiendo del máximo confort y seguridad», nos comentan. Así las cosas, al tomar los mandos su monumentalidad inicial se torna bastante accesible. El asiento es bajo, amplio, de mullido perfecto, sensacional. Gracias a su ubicación puedes, por un lado, maniobrar en parado con relativa facilidad al llegar perfectamente con los dos pies al suelo; y por otro, realizar un gran número de kilómetros sin que te pasen factura. En ello contribuyen igualmente la perfecta ergonomía, las plataformas para los pies, o la gran pantalla que te resguarda acertadamente del viento.

Ésta evoca, junto con el moderno equipo de luces, al modelo original. La única 'pega', es que al no ser regulable en altura, puede molestarte ocasionalmente la visión, dependiendo de la propia estatura del conductor, al caer a la altura de los ojos. Todo a la vista está adornado con cromados y piezas con aspecto de gran calidad. El cuadro de instrumentos es de aspecto muy moderno, y no desentona en ningún momento con el conjunto. Informa de todo lo que puedas imaginar gracias a su completísimo ordenador de a bordo, y se manipula con facilidad desde un sencillo botón en la 'piña' izquierda (el mismo que equipan otros modelos del grupo Piaggio, este no está tan bien conjuntado). En la 'piña' derecha encontramos el 'control cruise', que mantiene la velocidad constante en una larga sexta velocidad. Por su parte, las manetas son regulables (para manos grandes, pues en su posición más cercana al puño se me antojan algo alejadas), y las maletas laterales integradas en la carrocería, ofrecen una gran capacidad de carga. Su cerradura, cromada igualmente, cuanta con bombín con su propia llave, independiente a la de contacto. Bajo los reposapiés encontramos unas deslizaderas muy especiales, al ser de nailon en lugar de metal, que rozan muy suavemente sobre el asfalto y además lo hacen realmente tarde. Y es que la California 1.400 Touring te permite una sorprendente inclinación, más que sus posibles rivales 'cruiser', de acuerdo con sus excelentes cualidades...

Después del comienzo de su diseño, la California 1.400 Touring llega hasta nosotros para deleite de los sentidos. Lo más importante es que es muy cómoda, detallista, y visualmente impactante, algo imprescindible dado su carácter, pero es que además es realmente noble y muy segura. A alta velocidad mantiene la trayectoria sin problemas, y en zonas viradas se maneja con una soltura inédita en una moto de más de 330 kg declarados llena. Es estable a alta y baja velocidad, y aunque lógicamente no ha nacido para batir récords, se comporta con agilidad y eficacia si le buscas las cosquillas. Un robusto chasis de acero bien camuflado bajo la carrocería, unas suspensiones muy equilibradas y un potente equipo de frenos (con pinzas radiales incluidas) firmadas por Brembo, son algunas de sus claves. También sobresale el poderío y el carácter de su enorme V2 a 90º con el cigüeñal longitudinal.

Siguiendo la línea que marca la historia de la marca desde su nacimiento allá por 1921, Moto Guzzi ha desarrollado un moderno propulsor, el más grande fabricado en Europa de dos cilindros, al cubicar exactamente 1.380 cc. Entre sus virtudes, destaca por su elasticidad y agradable tacto. A bajas revoluciones responde con suavidad, y cerca de la línea roja es capaz de desplegar un empuje que borda lo excitante, siendo más fiero de lo que sus 96 CV de potencia máxima declarada puedan hacer pensar. Más interesante pensando en su filosofía de uso son los impresionantes 120 Nm declarados a 2.750 rpm, perfectamente gestionados por una modernísima electrónica que incorpora elementos nunca vistos antes en motos de su segmento (ver recuadro «Electrónica al poder»). Y todo ello, por supuesto, acompañado por un ligerísimo bamboleo longitudinal en ocasiones apreciable en fuertes reducciones o golpes de gas. Sin duda una de las señas de identidad de Moto Guzzi. Esto no debemos confundirlo con vibraciones, inexistentes en marcha gracias a un nuevo sistema de anclajes del motor al chasis denominado «elastic-kinematic», que las anula completamente al moverse al son de las mismas. Así las cosas, la nueva Moto Guzzi California 1.400 GT se conforma como una moto muy fácil de reconocer, personal, innovadora, y única.

La California 1.400 Touring presume de ser la Moto Guzzi más evolucionada tecnológicamente de la historia, y también dentro de su categoría. Destaca por incorporar un moderno acelerador electrónico «Ride by Wire», que entre otras cosas permite equiparla con control de tracción MGCT con tres posiciones. También es posible elegir tres mapas de potencia (turismo, veloce -sport-, pioggia -mojado-). Todo fácilmente ajustable desde el cuadro de instrumentos que combina información analógica y digital, y dirigido al aumento de la seguridad activa. Otros elementos interesantes son el ABS desarrollado por Continental para este modelo, o la iluminación por DRL. Un sistema de luz diferente para el día y la noche. Detrás el grupo óptico trasero se compone de LED.

El bastidor es de acero, y la transmisión final por un nuevo cardan. La horquilla es convencional de 46 mm, y las pinzas Bembo radiales muerden sendos discos de 320 mm. Las medidas de los neumáticos son 130/70-18” y 200/60-16”.

El asiento en dos alturas es extremadamente cómodo, e incorpora una práctico y muy bien integrado asa metálico para el pasajero. Las maletas laterales proporcionan una capacidad de carga de 35 litros, mientras que en el depósito de combustible entran 21
litros. A lo largo de la presentación el consumo medio obtenido fue de 8 litros. La refrigeración del motor es por aire y se ayuda de un gran radiador para el aceite.

Te recomendamos

El próximo 2 de junio, el circuito de MotorLand Aragón, en Alcañiz, Teruel, acogerá l...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...