Triumph Rocket III Touring

Presentación de la nueva Triumph de turismo. Nos fuimos a Texas, en los Estados Unidos, para probar la nueva Triumph destinada al turismo, la Rocket III Touring, y puedes jurar que nos pegamos unas buenas cabalgadas por las carreteras del estado de la Estrella Solitaria.
Guillermo Artola -
Triumph Rocket III Touring
Triumph Rocket III Touring

Aunque el desarrollo de esta versión de la Rocket III empezó poco después del nacimiento del primer modelo, y mientras tanto ha habido tiempo para que naciera la Classic, los hombres de Triumph se dieron cuenta en seguida de que una buena moto de turismo necesitaría algo más que unos accesorios bonitos. Eso llevó a replantearse la moto por completo, y se nota en el resultado.

A la Touring no le falta de nada. La posición de conducción es muy cómoda, con un gran manillar cuyas puntas van muy hacia atrás, unas plataformas grandes y cómodas con rozadores preparados para ser sustituidos, una palanca de cambio con punta y tacón y un asiento que es un sofá de dos plazas.

El pasajero también tiene plataformas y un buen apoyo para el final de la espalda, ese que ya tiene otro nombre, aunque de serie no tiene asas dónde agarrarse. El parabrisas es muy efectivo, hay tres posibles alturas y se desmonta en segundos sin herramientas.

El cierre de las maletas se acciona con la misma llave que el contacto, y pueden desmontarse de la moto quitando dos tornillos de cuarto de vuelta (otro sistema bien logrado, y éste accesible sólo desde el interior). La lista de accesorios, que estarán disponibles a la vez que la propia moto en enero próximo, es de 70 unidades, con lo que se nos sale de presupuesto de espacio disponible.

Una vez en marcha la moto va como te esperas, impecablemente. El motor es suave y dócil. El cambio muy suave y preciso, entran las marchas sin embrague con toda facilidad, y le acompaña un embrague preparado para la mala vida que se le puede dar con tanto par motor.

La parte ciclo es la de una touring de toda la vida, pero con las mejoras en frenos (un diez) y en suspensiones que el siglo XXI supone.

Tú, por lo pronto, habla con los Reyes Magos, ahorra lo que sus Majestades de Oriente no vayan a poner para redondear los 20.800 €, y revisa la gama de cuatro colores para elegir, y dentro de nada estarás cabalgando con tu amiga de dos ruedas y nombre británico…


Por dentro

· Sólo comparte con el modelo anterior los espejos, los discos y las pinzas delanteras, el motor y el piloto trasero.
· El bastidor es más estrecho en la parte trasera para alojar las maletas sin producir una anchura desmesurada, motivo por el que también la rueda trasera pasa de 240 a 180 mm.
· Cambia la rigidez de la pipa de la dirección, ahora reforzada para admitir el nuevo avance de 185 mm en lugar de los 152 mm anteriores. Para este crecimiento del avance, el desfase de la tija ha disminuido.
· La rueda delantera pasa a ser de 16 pulgadas, lo que supone ganar en manejabilidad y no se nota en estabilidad pura gracias a la ganancia de avance antes mencionada.
· La inyección ha sido retocada para reformar la respuesta del motor, que pierde caballos respecto a su antecesora, pero gana par motor y versatilidad de uso para su nuevo trabajo.




Por fuera

· Detalles del diseño: El manillar es más grande y proyectado hacia atrás, el faro deja de ser doble, el depósito es más alargado y con forma de lágrima, el asiento un poco más bajo y mucho más cómodo, las plataformas son distintas, y la palanca de cambio es de punta-tacón.
· Los silenciosos son dos, uno por cada lado, e incorporan catalizadores para superar la norma Euro III, las llantas son casi lenticulares, con 25 pequeños orificios a modo de brazos.
· Las aletas son más envolventes, con la trasera dotada de un precioso portaplacas que incluye los intermitentes.
· La horquilla pasa a ser convencional como pago a ir carenada en su totalidad, y recibe los anclajes del efectivo parabrisas, que se desmonta en segundos accionando unas pequeñas palancas y sin necesidad de herramientas.
· Las dos maletas de gran capacidad y rígidas se abren con la llave del encendido, y se pueden desmontar de sus anclajes actuando sobre dos tornillos de cuarto de vuelta que están situados en el interior y son similares a los de los carenados de las motos de velocidad.

Galería relacionada

Triumph Rocket III Touring

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...