Comparativa maxitrail japonesa: Honda, Suzuki y Yamaha

Las marcas japonesas no quieren quedarse fuera del reparto en el segmento de las maxitrail. En mayor o menor medida, Honda, Suzuki y Yamaha poseen este año modelos con carácter novedoso. Y a los tres es difícil ponerle límites en viajes y otros desplazamientos.
Víctor Gancedo. Colaboran: Sergio Romero y Keko Ochoa. Fotos: Jaime de Diego -
Comparativa maxitrail japonesa: Honda, Suzuki  y Yamaha
Comparativa maxitrail japonesa: Honda, Suzuki y Yamaha

El segmento de las maxitrail es el más nutrido de la actualidad. El tirón comercial que ha tenido la BMW R 1200 GS durante los últimos años ha «obligado» a los demás fabricantes a estar presentes en esta clase. En total, hasta 11 son las marcas que cuentan con una maxitrail en sus respectivos catálogos. Además, algunas poseen dos e incluso tres versiones distintas del mismo modelo, dependiendo de su equipamiento o de su orientación más o menos campera. De este modo, la evolución es constante y el esfuerzo que se hace para mejorar este tipo de motos por parte de los fabricantes es considerable. Los modelos nuevos o renovados que van llegando cada vez se muestran más interesantes, siendo más completos y efectivos.

Por tanto, tal es la variedad que hay en este segmento, que resulta muy complicado juntar a todas las motos en una misma comparativa. Lo más apropiado es dividirlas en subcategorías y así estamos actuando últimamente. Si hace tres números reunimos a las más aventureras de BMW y KTM, esta vez es el turno de tres japonesas fabricadas por Honda, Suzuki y Yamaha. Por su lado, Kawasaki, la cuarta marca nipona, también posee una maxitrail en su catálogo, pero las llantas de 17” con neumáticos asfálticos que incorpora la encuadran en otra subclase.

Crosstourer, V-Strom 1000 y XT1200Z Super Ténéré, las tres protagonistas de estas páginas, montan llantas de 19” delante y de 17” detras, y sus neumáticos todavía poseen cierta orientación mixta. Además, ha dado la casualidad de que las tres han llegado a nuestro garaje calzando los mismos Bridgestone Battle Wing, así que la comparativa ha comenzado de manera totalmente igualada en este apartado.

Publicidad

Novedosas

Otro aspecto digno de mención es que esta temporada las tres contendientes cuentan con carácter novedoso en mayor o menor medida. La más relevante este año es sin duda la V-Strom 1000, pues se trata de una novedad de esas que consideramos como absoluta. Suzuki presentó en 2002 una moto con la misma denominación y la mantuvo en el mercado hasta 2008 sin apenas cambios. Desde entonces, la marca de la «S» no tenía presencia en el segmento y este año ha retornado con una moto muy interesante, que nada más llegar se ha establecido como la maxitrail más ligera del momento con un precio realmente atractivo. Su motor V2 tiene cierto parecido con el de su antecesora, pero ahora su cilindrada es de 1.037 cc y ha sido actualizado en su práctica totalidad. Se ancla a un nuevo chasis de doble viga aluminio que crea un conjunto muy compacto y se acompaña de un tren delantero muy completo, con horquilla invertida multirregulable y un potente equipo de frenos con vistosas pinzas de anclaje radial.

En segundo lugar en cuanto a carácter novedoso se sitúa la XT1200Z. Llegó totalmente nueva en 2010 propulsada por un bicilíndrico en paralelo de 1.199 cc y el fabricante de los tres diapasones ha optado por mejorarla este año, ofreciéndola además en dos variantes. Una es la normal o básica, la que aparece en estas páginas, y otra es la versión «Electrónica». Las novedades comunes en ambas son mejoras en el motor, atractiva y más completa instrumentación LCD, soporte central para GPS, control de velocidad automático, intermitentes de LED, manillar de aluminio de diámetro variable con torretas más altas, pantalla más grande y regulable en altura, así como tapa del silenciador, pata de cabra de aluminio y espoiler delantero bajo el grupo óptico. Por su lado, la XT1200ZE cuenta además con suspensiones con regulación electrónica, caballete central, puños calefactables, parrilla portabultos, asiento trasero más mullido y asas para el pasajero. Como es lógico, salvo las suspensiones electrónicas, el resto de componentes, además de otros, se pueden montar en opción en la versión básica, porque la verdad es que las asas o la parrilla son elementos que se pueden echar en falta desde un principio, teniendo en cuenta el carácter viajero de las maxitrail y en especial de esta Yamaha.

La tercera en la discordia es la Crosstourer. Llegó como novedad en 2012 y tanto su prodigioso motor V4 de 1.237 cc, como su chasis de doble viga de aluminio, los heredó de la VFR1200F. Este año ha recibido cambios menores, pero estos no dejan de ser interesantes. Destaca un inédito sistema de control de tracción regulable en tres posiciones y que permite ser desconectado. Además, como la nueva VFR800F, incluye intermitentes con un sofisticado sistema de autoapagado, además de una llave de contacto más resistente. Otro detalle que Honda anuncia como novedad, aunque apenas se aprecia, es que el asiento cuenta con un nuevo perfil que facilita la operación de poner nuestros pies en el suelo. Y por supuesto, como la versión primigenia, incluye frenada combinada con ABS y existe una segunda variante aún más sofisticada que cuenta con transmisión con doble embrague. Esta ofrece varios modos de actuación, pudiendo cambiar indistintamente de forma automática o a golpe de botón desde el lado izquierdo del manillar.

En esta comparativa hemos optado por incluir las versiones estándar de la Yamaha y de la Honda, lógicamente más económicas que sus hermanas gemelas más sofisticadas, con el objetivo de buscar una mayor igualdad con la V-Strom. A pesar de ello, la Suzuki sigue marcando una importante diferencia si nos fijamos solo en los precios. Los 12.499 euros que cuesta están considerablemente por debajo de los 13.999 euros de la Yamaha (15.499 euros la «E») y la diferencia es aún más importante si la comparamos con la Honda, por la que habrá que desembolsar 16.199 euros (17.299 con «Dual Clutch Transmission»).

Publicidad

Viajeras sin límites

Está claro que las maxitrail se han concebido con la idea principal de ser grandes viajeras, pero cada vez son más los propietarios de este tipo de motos que la usan todos los días de la semana para efectuar con ellas todo tipo de desplazamientos. La Suzuki se ha desarrollado con el objetivo de ser utilizada a diario. Para ello es claramente la más ligera con 227 kg en orden de marcha. Gracias a esto es la que se siente más compacta y la que mejor se maneja en parado o al efectuar maniobras a baja velocidad. En el rango de peso la siguiente es la Super Ténéré. Con el depósito lleno en la báscula ya alcanza los 262 kg (270 en el caso de la XT1200ZE), una cifra sin duda más elevada. También se percibe claramente más voluminosa que la V-Strom 1000, pero sin embargo su asiento es más bajo y su manillar es más ancho, lo que contribuye a que también nos sintamos seguros a la hora de detenernos o al maniobrar despacio. Por su parte, el peso de la Honda es aún más alto, subiendo hasta los 276 kg con gasolina (10 kilos más la DCT), y además es la que es más alta y ancha en las líneas generales. Esto no quiere decir que no sea posible manejarse con ella en espacios pequeños, pero lo que sí es cierto es que conviene hacerlo con algo más de cautela. Además, hay que reseñar que a muy baja velocidad las reacciones de su transmisión por cardan son perceptibles y este es un tema al que hay que habituarse.

Al hilo de esto, una de las cosas en la que ha mejorado la Yamaha este año es este apartado y ahora es más dulce en el momento de abrir-cerrar-abrir el acelerador cuando circulamos despacio. Por su parte, la V-Strom y su transmisión por cadena no muestran la más mínima pega cuando transitamos por las congestionadas calles de una gran urbe.

Espacios abiertos       

Estas tres japonesas han demostrado que son perfectamente utilizables en ciudad, pero se encuentran más cómodas cuando se abren los espacios ante ellas. Aunque el motor de la Honda es prodigioso en cuanto a funcionamiento y su rendimiento es el más generoso, a la hora de hacer kilómetros a ritmos legales, en la Yamaha nos encontramos aún más cómodos y también nos sentimos más protegidos. Igualmente, la Suzuki es muy agradable y su mayor ligereza también supone que realicemos menores esfuerzos a la hora de conducirla, ayudándonos a soportar de mejor manera largos trayectos.

Si atendemos a sus prestaciones, la Crosstourer se desmarca con claridad, acelerando y recuperando de manera más alegre. Entre la Super Ténéré y la V-Strom las fuerzas están muy igualadas a pesar de que el motor de la Suzuki es el más pequeño. También es cierto que la sexta relación de esta parece que se le hace un poco larga (236 km/h de desarrollo máximo) y a la hora de recuperar la Yamaha nos obsequia con una mayor pegada.

Con respecto a lo consumos, se puede decir que ninguna es «gastona», aunque en esta comparativa hemos comprobado que la XT1200Z consume algo menos, y esto unido a la mayor capacidad de su depósito, se traduce también en que su autonomía es la mayor con cierta diferencia e independientemente del ritmo de viaje que escojamos.

Divertidas

Otra cosa en la que no defraudan estas maxitrail es en el aspecto deportivo, mostrándose divertidas en carreteras de curvas no demasiado rápidas. Al respecto, la Suzuki es la que se impone con cierta diferencia debido en parte a su mayor agilidad y además al buen comportamiento de su tren delantero, con una horquilla bien puesta a punto y un equipo de frenos muy potente.

En la Honda también podemos aprovecharnos del buen rendimiento de su motor y de unas suspensiones con unos recorridos más cortos, aunque también es cierto que su centro de gravedad se percibe más alto y esto, unido a su elevado peso, hace que genere mayores inercias y que no sea tan rápida en los cambios de dirección como la V-Strom. Por su lado, la Yamaha, ni tiene la agilidad de la Suzuki, ni su motor posee las prestaciones de la Crosstourer, por lo que, aunque tampoco es aburrida, sí requiere de una conducción más relajada, debiendo realizar los necesarios movimientos con una mayor anticipación.

Publicidad

Conclusión

La V-Strom 1000 es claramente la más ligera, y sus reacciones son muy rápidas. Quizás su motor podría ser un poco más potente a alto régimen, pero Suzuki ha preferido hacerlo así para no tener que sobredimensionar algunos componentes de su parte ciclo y aumentar el peso. Aún así, es una moto muy equilibrada que se adapta bien a todo tipo de ambientes y usos.

La Crosstourer posee un motor realmente brillante, con un funcionamiento muy agradable. En comparación con la Suzuki es más pesada y voluminosa, pero una vez que te adaptas a ella, la verdad es que es una moto que posee un gran magnetismo y podría lograr una valoración más alta en nuestra tabla de puntuaciones si su precio no fuese tan elevado, aunque también hay que tener en cuenta que mecánicamente es la más sofisticada.

La Super Ténéré destaca por su elevado confort de marcha y por contar con más ayudas electrónicas. Como la Suzuki y la Honda, incorpora ABS y control de tracción, pero además de serie ofrece dos modos de motor y control automático de velocidad. Por otro lado, por prestaciones, peso y precio se encuentra a medio camino entre sus dos rivales. Teniendo en cuenta su cilindrada, quizá su motor podría ofrecer algo más de prestaciones.    

Publicidad
Te recomendamos

El próximo 2 de junio, el circuito de MotorLand Aragón, en Alcañiz, Teruel, acogerá l...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...