Honda NC700X

La delicada situación actual reclama motos prácticas y económicas. Con la NC700X, Honda ofrece un producto de aspecto moderno y muy funcional, propone un motor y parte ciclo de comportamiento tan equilibrado como particular. Y todo en una novedosa «crossover» desde 6.499 euros.

Oscar Pena Fotos: Honda -
Honda NC700X
Honda NC700X

La Honda NC700X es una moto diferente, no por su atractiva imagen, ni por sus suspensiones de largo recorrido o su práctico hueco bajo el falso depósito de combustible. Ni siquiera por sus contenidas dimensiones, excelente ergonomía, o buen precio.

Es una moto diferente por el funcionamiento, tacto y carácter de su motor bicilíndrico en línea de 670 cc, que erigiéndose en gran protagonista del modelo la convierte en una moto única en su especie.

Para entender y disfrutar el nuevo propulsor de Honda tienes que probarlo, y luego analizarlo a cierta distancia. Esto es lo que hemos hecho en su presentación internacional, celebrada a finales de la pasada semana en los alrededores de Cabo de San Vicente, Portugal, el punto más al sudoeste de la península.

¿Y por qué? Pues porque no tiene un comportamiento como el de las motos a las que estamos acostumbrados ya que corta encendido a tan solo 6.500 rpm.

Sí, has leído bien, la línea roja del cuentavueltas digital se encuentra ahí, donde la mayoría de las motos empiezan a desplegar su fuerza. Esto te obliga a conducir a bajas revoluciones, aprovechando su excelente par desde prácticamente el ralentí, y un desarrollo del cambio muy amplio entre marcha y marcha.

A su favor, encuentras un consumo casi ridículo (no llega a los 4l a los 100 km declarados, y buena prueba de su veracidad es que el depósito apenas sobrepasa los 14l de capacidad, y que en la ruta que hicimos solo descendió una raya el testigo del nivel de combustible en 150 km); y un tacto muy suave y carente de vibraciones a cualquier régimen.

Con estos argumentos se erige así como una excelente alternativa para los conductores noveles, o quienes busquen una moto de tacto eminentemente práctico para el día a día. En su contra, este motor con cigüeñal calado a 270º que transmite unas sensaciones más cercanas a un bicilíndrico en V que en línea, y que está dotado de un solo cuerpo de inyectores para ambos cilindros, tiene poco nervio y transmite más bien poquitas emociones...

De hecho, a poco que trates de aplicarte en conducción alegre estarás constantemente cortando encendido. Alejándonos un poquito más para nuestro análisis, observamos cómo la NC700X pertenece a una novedosa familia que comparte parte ciclo y motor. Una de sus hermanas es la Integra, a medio camino entre scooter y moto, en la que se entiende más un motor de estas características, más aún en su versión automática DCT (Dual Clutch Transmission).

En el caso de la NC700X solo llegará a España precisamente la versión manual; mientras que, hablando de la NC700S, que es la naked de la familia, estará disponible en ambas modalidades: automática y manual. De ser automática, en la moto que nos ocupa no tendríamos que estar tan pendientes de no alcanzar las máximas revoluciones tan a menudo, si bien es cierto que probablemente se perdería el tacto «de moto» 100 por cien.

Por otro lado, es interesante destacar que las prestaciones son las exigibles a una moto limitada a 35 kW (48 CV), que es la que llegara a nuestro país pensando en los conductores con el carné A2. Sea como fuere no hay mucha diferencia con respecto a la versión «libre», que es la que hemos probado y cuya potencia es de 4 CV más.

Así, es perfectamente capaz de circular con soltura entre los 100 y los 140 km/h, velocidad en la que más a gusto se desenvuelve. Y si la fuerzas puedes ir más allá, y con una sexta velocidad muy larga que alcanza los 180 km/h de marcador.

Este carácter dócil de su propulsor se compagina a la perfección con una imagen moderna, pero no sofisticada, y una gran funcionalidad.

Desde este punto de vista, la NC700X se presenta como una excelente alternativa a las motos más ciudadanas e incluso a los maxiscooter actuales, tanto por comportamiento, como por capacidad de carga, y además a un precio muy atractivo (6.499 € y 6.999 € con C-ABS).

En parado se observa muy accesible incluso con las suspensiones de largo recorrido. Se maneja bien a pesar de un peso no excesivamente contenido (214 kg declarados en vacío) gracias a un bajo centro de gravedad, y su posición a los mandos es extremadamente natural.

El manillar queda por encima de los espejos retrovisores de los coches y al ser muy estrecha te permite una libertad de movimientos entre el tráfico excelente. El manillar también gira mucho, se llega con los dos pies bien al suelo, seas o no alto, y el mullido del asiento es firme pero nada incómodo, incluso tras un buen número de kilómetros.

El tarado de sus sencillas suspensiones no regulables es equilibrado, ni duro ni blando, absorbiendo bien cualquier irregularidad, y permitiéndote ciertas licencias deportivas en carretera. El chasis tubular en forma de diamante, que también comparte con sus hermanas de saga, cumple en términos de estabilidad y rigidez en cualquier situación, siempre y cuando no lo fuerces más de la cuenta.

Absolutamente lógico y normal teniendo en cuenta su filosofía. Y lo mismo podemos decir de los frenos y el buen hacer de su sistema de frenada con C-ABS opcional, que sorprende por potencia y buen tacto.

La protección aerodinámica es correcta con su semicarenado y pequeña pantalla, y dado que no está pensada para rodar a altas velocidades, ciertamente no necesitas nada más.Y de hacerlo, existe una cúpula de mayores dimensiones opcionalmente, y otros accesorios prácticos para viajar o para el día a día.

Precisamente, por su filosofía utilitaria, la NC700X se saca de la manga un practiquísimo hueco en el lugar donde habitualmente va el depósito (a éste se accede desde el asiento trasero), de gran capacidad y absolutamente estanco. Así que si guardas un casco integral, o los papeles de tu hipoteca, llegarán perfectamente a su destino contigo a los mandos; llueva, nieve, haga frío o calor.

Así las cosas, la NC700X («NC» de «New Concept») y sus hermanas abren las puertas de un nuevo segmento por sus particulares características.

Atiende las necesidades y demandas de un buen número de usuarios , tales como un precio atractivo, mínimo consumo, funcionalidad y un diseño moderno y vanguardista. Y todo ello aderezado por las gratificantes sensaciones del espíritu «crossover».

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...