Cómo limpiar el filtro del aire

El filtro de aire es el pulmón de la moto, y gracias a él las partículas contaminantes y el polvo no se cuelan en el sistema motriz. Su óptimo estado garantiza una inhalación limpia y evita posibles averías en el futuro. Hoy os contamos cómo hacer un correcto mantenimiento del filtro del aire y su "air box".
Santi Ayala -
Cómo limpiar el filtro del aire
Cómo limpiar el filtro del aire

1. Extracción 

Comenzad liberando el sistema de fijación del filtro (tornillo o cierre rápido), y luego retiradlo con cuidado para que la suciedad no caiga dentro de la tobera de admisión –a veces conviene sacudirlo un poco antes de quitarlo, si tiene mucho polvo–.

2. Protección 

Retirado el filtro proteged la tobera de admisión cubriéndola con papel o con una de las tapas de plástico que se venden como accesorio para tal fin. Ésta os permite también lavar el interior del «air box» sin riesgo de que entre agua en la tobera.

3. Chapuzas NO

Haced bien las cosas y mimad el detalle, limpiando también el interior de la caja. Para asear sus entrañas podéis usar alguno de los limpiadores desengrasantes específicos que hay para ello. Merece la pena su uso pues con ellos la limpieza difícil se hace fácil.

4. Disociar

La espuma filtrante hay que separarla de su soporte rígido, sea plástico o metálico. Hacedlo con suavidad y cuidado para no romper los agujeros de montaje que tiene el filtro. Memorizad la posición de ambos componentes de cara al montaje final posterior.

5. Él también pide mimo

El soporte no suele estar sucio, pues queda protegido por el propio filtro, pero ello no es motivo para no revisarlo. Y, si fuera necesario, lo limpiaréis, eliminando los restos de aceite o partículas de suciedad que pudiera tener acumulados.

6. Lavado

Varias opciones tenéis para lavar el filtro, recomendando nosotros la de usar líquidos disolventes o jabón en polvo que se disuelve en agua. Ambos se venden específicos para ello, sirviendo ambas opciones para eliminar cómodamente la suciedad y el pringoso aceite de filtros.

7. A fondo

Hemos optado por usar jabón en polvo.En un barreño o una cubeta especial para limpiar filtros ponéis agua caliente –suficiente cantidad para cubrir el filtro –, añadís un tapón de jabón y sumergís el filtro para lavarlo -como si hicierais la colada de vuestra ropa-.

8. Secado

Lavad a conciencia el filtro por dentro y por fuera. Aclaradlo bien, luego escurridlo y acabad secándolo perfecto. Primero lo escurrís bien y, si tenéis, pistola de aire a presión, lo sopláis para, de seguido, colgarlo a secar –el sol lo deteriora antes–.

9. Prensado

Sí, también para esta operación hay herramienta específica. Una prensa de filtros que ayuda a escurrir el agua de la espuma mojada y, posteriormente, a escurrir el exceso que pudiera tener de aceite de filtro.

10. Engrase

Usad aceite de filtro –es muy pringoso para atrapar el polvo y quedar bien fijado a la espuma–. Impregnad uniformemente toda la superficie, por dentro y por fuera, con el spray o con un dosificador de aceite.

11. Pulcritud

Tras engrasarlo,escurrid bien el sobrante del aceite. Para asegurar una mayor estanqueidad, antes de poner el filtro, aplicad sobre su parte interior, en la unión del filtro y la caja, una capa de grasa –también la encontráis específica para ello–.

CONSEJOS Y CURIOSIDADES:

· Los equipos de carreras, los mecánicos «pro» y algunos pilotos «top» que hacen esta tarea muchas veces y con frecuencia disponen de cubetas llenas de aceite donde bañan los filtros para engrasarlos.

· Incluso algunos lavan los filtros en una lavadora convencional. Eso sí, previamente, los han aclarado para eliminar la suciedad más relevante, sobre todo si es de barro y arena, evitando así romper el electrodoméstico. Como detergente usan uno para filtros.

· Guantes. Sino queréis pringaros mucho o tenéis la piel sensible, emplead guantes de goma, plástico, o de látex desechables de cualquier tipo –gasolinera, farmacia, limpieza doméstica…–.

· Mallas. Para aumentar la capacidad protectora al montar en zonas de arena y polvo muy fino podéis cubrir el filtro con una malla más tupida que se fija con elástico y es lavable.

· Dos filtros. Lo mejor siempre es tener un filtro puesto y otro de repuesto, listo y engrasado para cambiar –guardado en una bolsa de plástico para que no pringue–.

12. Reposición

Poned bien el filtro en su soporte y ubicad el conjunto en la posición correcta –pasad un dedo por el contorno para asegurar que no hay orificios de escape–.Apretad bien el mecanismo de fijación. Si habéis hecho bien la limpieza, el usado parecerá nuevo.

Te recomendamos

El próximo 2 de junio, el circuito de MotorLand Aragón, en Alcañiz, Teruel, acogerá l...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...