Tim Gajser y Jeffrey Herlings, Campeones del Mundo de MX 2016

Tim Gajser (MXGP) y Jeffrey Herlings (MX2) se han proclamado Campeones del Mundo de MX en el Gran Premio de Charlotte, Estados Unidos, donde los pilotos locales Eli Tomac y Cooper Webb han sido los ganadores.
Marcos Abelenda. Fotos: Marcas. -
Tim Gajser y Jeffrey Herlings, Campeones del Mundo de MX 2016
Tim Gajser y Jeffrey Herlings, Campeones del Mundo de MX 2016

Por segundo año consecutivo, el circo mundialista ha cruzado «el charco» para dar conclusión a la actual temporada de MXGP. Pero en 2016, la gira norteamericana ha crecido hasta las dos paradas, con esta primera en Charlotte, Carolina del Norte, a la que seguirá la ronda definitiva el próximo sábado, en Glen Helen, California.

Un tour por tierras estadounidenses que va y viene del calendario mundialista de forma intermitente, con el obvio objetivo de calar hondo en la afición norteamericana y obtener una pequeña parte del gran pastel que supone el país norteamericano en cuanto audiencia de ocio y como mercado global -mismo principio, seguido por otros campeonatos del motor como MotoGP, Fórmula 1 y SBK-.

Dicha iniciativa tuvo cierto éxito en el pasado, con buena presencia de público y pilotos yanquis en emblemáticas citas como las de Carlsbad -en los 70-, Unadilla –en los 80- y Budds Creek –en los 90-, pero el interés se veía menguar claramente en las visitas de las temporadas 2010 y 2011 -poquísimo público y contados pilotos norteamericanos-. La situación ha mejorado levemente en 2015 y 2016, especialmente porque en Charlotte se veía una positiva asistencia de público -15.000 personas, según la organización-, aunque parece claro que la mayor presencia de pilotos estadounidenses se debe a una situación contractual, marcada por el simple hecho de que su patrocinador personal es el mismo que el sponsor principal del campeonato.

En cualquier caso, además de los factibles alirones para Jeffrey Herlins y Tim Gajser en sus respectivas categorías, el Gran Premio de Charlotte también ofrecía el importante aliciente de ver a los habituales pilotos europeos enfrentarse con algunas de las estrellas norteamericanas, como Eli Tomac, Justin Barcia, Phil Nicoletti, Dean Wilson o Heath Harrison, en MXGP; y figuras como Cooper Webb, Adam Cianciarulo, Austin Forkner y Mitchell Harrison, en MX2. Como siempre, el enfrentamiento de pilotos del uno y el otro lado del Atlántico ha dado lugar a enconados debates en foros y redes sociales entre aficionados, expilotos y también periodistas. Para que os hagáis una idea, el tema «USA vs. MXGP» viene a ser, en la escena crossera, lo mismo que el clásico «Madrid-Barcelona» futbolero: esto es, un debate sin fin que perdura más fuera de la pista que dentro de ella. Está claro que un poco de salsa y «pique» añade gracia a una competición deportiva, siempre y cuando no se caiga en el estilo forofo o hooligan tan típico del «deporte rey», como desprestigiar con discutibles escusas la victoria del que gana simplemente porque no es el de sus colores o del campeonato que a él más le gusta. Además, tampoco tiene mucho sentido el proclamar la superioridad de un certámen u otro por el resultado de una sola carrera.

Otro aliciente del Gran Premio de las Américas de MXGP lo marcaba el propio trazado, enclavado en un estadio donde habitualmente se disputan carreras de flat-track (Dirt Track Charlotte Motor Speedway). Allí se confeccionó un circuito artificial, que francamente no sabríamos cómo catalogar, porque de motocross tenía poco -todo artificial, ni un solo desnivel, pocos baches, circuito estrecho y corto, curvas demasiado amplias, zonas de velocidad excesiva…-. Pero lo cierto es que de supercross, tampoco mucho, por la ausencia de los obstáculos típicos del «sx» -dobles, triples, rizados, saltos enlazados y peraltes altos-, y sin una exagerada cantidad de saltos -14 saltos, en Charlotte, los mismo que, por ejemplo, en un trazado tan clásico como Maggiora, Italia-. Además, las segundas mangas se disputaron de noche, bajo iluminación artificial. Pese a sus particulares características, lo cierto que los principales protagonistas, que son los pilotos, coincidieron en señalar casi todos su contento con el trazado, como nos decía el español Iker Larrañaga: «el circuito era chulo, una mezcla de supercross y motocross, con zonas muy rápidas, pero la verdad es que divertido. Lo peor, la iluminación, que era escasa en alguna zona, pues no se veían bien las roderas, y porque generaba algunas sombras molestas».

En general, opinamos que las condiciones favorecían ligeramente a los pilotos estadounidenses, por la alta velocidad del trazado, el buen agarre del terreno y la ausencia de zonas muy rotas y bacheadas, además del hábito a pilotar de noche y el formato de un solo día de carrera, al que se debió recurrir por las fuertes lluvias de los días previos -literalmente, un huracán- y que obligaron a suspender las tandas de entrenamiento.

Tim Gajser, el Campeón más joven de MXGP

Poco sorprendía la victoria del piloto local Eli Tomac (1º/1º), un auténtico maestro cuando la cosa se decide por «a ver quién se atreve a mantener el gas a fondo durante más tiempo». El de Kawasaki dominaba las dos mangas con rotundidad, escapándose cómodamente en la primera, y valiéndose de un fallo de Tim Gajser (4º/2º) en la segunda. Un desliz, que poco importaba al esloveno, puesto que el título de Campeón del Mundo de 2016 se lo había asegurado ya en la primera manga. Lo cierto es que, por unos motivos u otros, las últimas carreras de Tim Gajser han parecido menos brillantes de lo habitual, pero la realidad es que el de Honda Gariboldi ha logrado una auténtica hazaña esta temporada, siendo, a sus 19 años, el piloto más joven en coronarse Campeón de la máxima categoría del Mundial de Motocross. Y no solo eso, sino que Tim Gajser aporta el primer título para Honda en MXGP -primero en la época de las 4T y dieciseis años después del de Frédéric Bolley en el Mundial de 250 en el año 2000-, y también el primero para su país, Eslovenia. Y todo esto lo ha logrado Tim Gajser de forma absolutamente merecida, tras imponerse en 15 mangas -de 34 posibles- y anotarse 8 triunfos absolutos -de 17-.

El gran triunfo del esloveno ha llegado precisamente en Estados Unidos, a donde el de Honda pretender trasladarse a competir en 2018, después de intentar defender su corona en MXGP durante la próxima temporada 2017. Una fuga de talento, de pilotos europeos que dejan el Mundial en busca de los mayores ingresos que consiguen en los campeonatos «USA», que también se ha convertido en una innegable tendencia: en los últimos veinte años, en las categorías de 125/250 y 250/450 del Mundial se han coronado veinte campeones diferentes, y once de ellos hicieron la maleta rumbo a Norteamérica -el caso contrario sólo se produjo una vez, en la figura de Ryan Villopoto-.

La tercera plaza en Charlotte la conseguía un inspirado Jeremy Van Horebeek (3º/5º), quien no se subía al cajón desde el Gran Premio de Tailandia. También protagonizaban una buena actuación Glenn Coldenhoff (6º/3º), autor de un buen final de campaña, y el ruso Evgeny Bobryshev (11º/4º), quien estrenaba la versión oficial de la nueva Honda CRF 450 2017. Tony Cairoli (13º/14º) no podía dificultar el título de Tim Gajser, por culpa de un proceso febril que impedía al italiano pasar de la 14ª posición.

Tampoco brillaban a su nivel habitual Romain Febvre (9º/6º) lastrado por las malas salidas y las escasas opciones de adelantamiento en Charlotte, ni Gautier Paulin (8º/-), lo cual siembra ciertas dudas para el equipo de Francia de cara al próximo Motocross de las Naciones -quizá, estén reservándose precisamente para esa cita…-. Misma actuación irregular, la del alemán Max Nagl (10º/9º), ante un circuito demasiado liso para poder aprovechar su buena técnica, justo lo contrario que Justin Barcia (2º/-), muy rápido en la manga inicial pero con retirada en la segunda por molestias en una muñeca. El español José Antonio Butrón (34º/16º) abandonaba en la primera manga por molestias en un tobillo, pero el andaluz se sobreponía al dolor en la segunda serie firmando un decimosexto puesto -el de Chiclana figura 17º en la tabla-.

Tercer Mundial de MX2 para Jeffrey Herlings

En la categoría de 250, también se veía la victoria de un estadounidense, gracias el triunfo de Cooper Webb (2º/1º), aunque en su caso tras una lucha más ajustada con Jeffrey Herlings (1º/3º) y también con su compatriota Austin Forkner (3º/2º). Webb y Herlings se repartieron las victorias de manga, con una astuta victoria del holandés en la primera serie, y una gran remontada final del americano, en la segunda. Al finalizar la carrera, también se repartieron halagos el uno al otro. «Hacía tiempo que nadie me adelantaba sin que yo pudiera hacer nada para seguirle», decía Cooper, a lo que Jeffrey respondía «me ha impresionado su intensidad en los primeros compases de carrera». Por su parte, Austin Forkner se hacía con la tercera plaza, corroborando las buenas maneras que ha exhibido este año en su debut en el AMA Pro Motocross –aunque en realidad ya tiene 18 años, uno menos que Tim Gajser…-.

Menos suerte corría su compañero de equipo, Adam Cianciarulo, quien sufria una fuerte caída en la salida de la primera manga, cuando rodaba primero. Pese al susto inicial, el de Kawasaki Pro Circuit se alegraba al ver que no se había vuelto a romper su hombro izquierdo -fracturado ya la temporada pasada- y en realidad tuvo mucha suerte de salir airoso al no verse arrollado por los demás pilotos, en una curva parabólica ridículamente rápida. Otro nortemericano, aunque éste habitual en MX2, Thomas Covington (4º/4º), se hacía con la cuarta posición, por delante del holandés Calvin Vlaanderen.

El segundo puesto le valía a Jeffrey Herlings para asegurarse el título, sumando así su tercera corona mundial en MX2, que seguramente habrían sido ya cinco, si no fuera por las lesiones sufridas en los dos últimos años. Además, el holandés ha alcanzado la increíble cifra de 60 victorias en su último año en MX2 -aunque en Charlotte, Cooper Webb ha acabado con su racha de imbatibilidad en las clasificaciones finales de 2016-. Poca oposición encontraba el de KTM en su camino hacia el título, debido la regular carrera de su perseguidor en la tabla, Jeremy Seewer (10º/5º), que no podía pasar de la sexta posición en Charlotte. El suizo estuvo brillante durante la primera parte de la temporada 2016, pero también es cierto que, ante las lesiones del propio Herlings y las de otros como Pauls Jonass y Dylan Ferrandis, no ha sabido mantener el nivel y sacar partido a la situación. En cualquier caso, Jeremy Seewer ha renovado con Suzuki de cara a 2017, cuando será uno de los claros candidatos a los títulos de MX2, ahora que ya es seguro que Jeffrey Herlings subirá a MXGP.

En Charlotte, la clase de MX2 presentaba una parrilla realmente pobre en cantidad -sólo 23 pilotos-, aunque más rica en calidad, como nos revelaba el español Iker Larrañaga: «No era difícil marcar diferencias por el diseño del trazado, sino porque había más pilotos de gran nivel y estábamos todos muy apretados». El vasco corría en tierras americanas no con la KTM habitual del equipo CreyMert Racing, sino con una versión oficial cedida por el equipo Troy Lee. Larrañaga acusaba cierta falta de adaptación a dicha montura, por culpa además del reducido horario de carreras, aunque ello no le impedía cosechar una meritoria 13ª posición. Por su parte Jorge Prado se hacía con la decimonovena posición, acusando el joven gallego los efectos del «jet lag».

Galería relacionada

Mundial MXGP 2016 Charlotte

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...