Rutas del Mundo: Ruta 40 Argentina

Gustavo Cuervo nos trae las mejores rutas del mundo. En la segunda entrega la protagonista es la Ruta N-40, con la que se disfruta de los mejores parajes de Argentina
Gustavo Cuervo Fotos: Cuervo/Jaime Núñez -
Rutas del Mundo: Ruta 40 Argentina
Rutas del Mundo: Ruta 40 Argentina

Le hemos pedido a todo un experto moto-aventurero, Gustavo Cuervo, que nos seleccione las cinco más destacadas rutas del mundo y esta es la primera entrega de una serie de espectaculares viajes. Gustavo nos mostrará cinco rutas para soñar rodando sobre la Tierra.

¿Cuál es la mejor ruta del mundo para recorrerla en moto? Esta pregunta no tiene una respuesta nada fácil. Una ruta en tu país con excelente compañía y buen clima puede ser para ti, sin ninguna duda, ni posible discusión, la mejor y con mucha diferencia, y es que todo depende de los gustos. Para los aventureros amantes de las pistas y senderos off road no podrá tener este título ningún tramo que no sea por campo, en tanto que los amantes de la carretera exigirán un perfecto asfalto y trazado para aupar a esta categoría a su favorita. Para los primeros las carreteras asfaltadas nunca tendrán esa categoría por ser aburridas, predecibles y con limitaciones legales, en tanto que para los segundos, las rutas off road serán infiernos que rompen motos y en ocasiones hasta cuerpos y además, sin pasar la mayoría de las veces por ciudades plenas de atractivos servicios.

Así mientras unos piensan solo en países en vías de desarrollo los otros aseguran que cuanto más avanzado sea el país mejor será la ruta. Personalmente basándome en 40 años de experiencia, con viajes por todas las rutas seleccionadas para esta serie y muchas más, por los cinco continentes, en diferentes tipos de motocicleta y épocas del año y sumando además la opinión de un selecto grupo de amigos motociclistas, he establecido esta exclusiva lista de las mejores rutas del mundo. Todas tienen ventajas e inconvenientes; clasificarlas es tan difícil que solo vamos a mostrarlas, sin numerarlas, pues todas son número 1.

Argentina es un país de enorme atractivo turístico. Su gran tamaño le permite tener una enorme diversidad de ecosistemas desde las regiones casi polares en el cono sur, hasta las selvas frondosas en los límites con Bolivia y Brasil. Desde las altas montañas andinas, con el Aconcagua incluido, la montaña más alta de América, pasando por los lagos hasta las costas de largas playas. Así todo, el paisaje más típico de Argentina son sus afamadas pampas. La Pampa es un territorio inmenso, plano o ligeramente ondulado, que tiene además dos grandes divisiones: Pampa húmeda al norte y pampa seca al sur del país. La surca la práctica totalidad de estos parajes salvo las playas cálidas, pues aunque empieza su andadura en el mar, en Río Gallegos, no es precisamente el lugar paradisiaco para tomar un baño en el Atlántico debido a su latitud muy sureña y las corrientes de agua fría provenientes de la Antártida.

5.300 km de emoción

La Ruta , que se empezó a construir en 1935, es para los argentinos su itinerario turístico número . La que promocionan y la que a todos ellos y a todos los motociclistas del mundo a los que les gusta viajar les encantaría recorrer. Esta larga carretera Argentina corre desde Río Gallegos, en la provincia de Santa Cruz al sur de Argentina, hasta La Quiaca en la provincia de Jujuy (límite con Bolivia). Viaja paralela a la frontera de Chile atravesando provincias (Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Tucumán, Salta, y Jujuy), 21 parques naturales, 18 grandes ríos, 27 puertos de montaña, incluyendo en el km 4601(Salta) el Abra del Acay a 5.601 metros.

Es la ruta más larga de Argentina con 5.300 km y tiene establecido desde el año 2004 su kilómetro 0 en Cabo Vírgenes sobre la bocana de Río Gallegos. Anteriormente había una Ruta 40 norte y sur en este tramo meridional y toda la ruta ha sufrido y sufre, a lo largo de su extenso trazado diferentes modifi caciones en su recorrido y denominación. Partiendo desde Río Gallegos, y ya que estás tan lejos, yo no dejaría de acercarme hasta el Canal de Magallanes, aunque está situado en territorio chileno. De vuelta a la y casi hasta Río Turbio sigue dirección este-oeste pero es solo en este tramo. A partir de aquí todo es rumbo norte. Los primeros paisajes son los desolados páramos de La Patagonia. Frecuentes vientos, rala vegetación y frío hasta en verano son norma, como también la falta de poblaciones. Ya te puedes ir acostumbrando a viajar en soledad con muy escaso tráfico. Es conveniente aprender pronto que las referencias en los mapas no tienen por qué ser ni pueblos o aldeas, en ocasiones son solo haciendas, es decir granjas donde vive una sola familia y los trabajadores ganaderos y campesinos. Lo bueno es su hospitalidad, y también que en muchas ocasiones tienen habitaciones habilitadas como alojamiento para viajeros. Es otro de los encantos de esa ruta, compartir noche con los gauchos.

Maravillas de roca y hielo

La siguiente referencia inexcusable vuelve a estar al otro lado de la frontera en Chile: el Parque Nacional Torres del Paine. Pista de ripio sencillo para llegar hasta este entorno natural de espectacular belleza. Elevándose sobre la pampa y dominando los lagos de sus derredores las colosales Torres asombran por más que hayas visto fotos. Eso sí, hay que tener suerte con el clima y que las nubes no cubran lo que muchos consideran la montañas más bellas de América. De regreso a la 40 y Argentina tras unos cuantos km de pampa hay otro desvío obligatorio. Hacia El Calafate por la ruta 11. Pueblo turístico con aspecto alpino a orillas del lago Argentino y casi «ciudad dormitorio» para todos los que se acercan hasta el próximo Glaciar Perito Moreno, la lengua de hielo más accesible del mundo y una de las más espectaculares.

De regreso a la 40 lo siguiente es el lago Viedma y los que nada quieran perderse otro desvío este hacia El Chaltén base de operaciones para conocer el Monte Fitz Roy y el Cerro Torre uno de los delirios de la cordillera andina. Luego viene el tramo más largo de la 40 sin poblaciones de toda la ruta. Muy pocos puntos de abastecimiento de combustible. La mayoría del tramo es de ripio, grava más o menos redondeada sobre la que se circula relativamente bien, si vas con decisión, pero sin olvidar que siempre tu superficie de apoyo es muy escasa e inestable. Si no llegas por autonomía mejor ir por Gobernador Gregores, que no es la 40, pero es prácticamente igual aunque más larga y con gasolina en Gobernador. Entre El Calafate y Perito Moreno Pueblo (621km) lo único que hay en medio es Bajo Caracoles, apenas un puñado de casas con gasolinera y con suerte gasolina. Lo mejor es asegurarte una autonomía de 500km y que no sople mucho el viento para gastar menos.

Atravesando La Pampa

De Perito Moreno a Esquel hay que atravesar prácticamente toda la provincia de Chubut, sigue La Pampa pero al final la se introduce de nuevo entre las montañas, en busca de San Carlos de Bariloche y la región de los lagos. En realidad la sigue por La Pampa pero nadie salvo los muy puristas continuarían por esta ruta cuando la alternativa más pegada a la cordillera enlaza hasta Junín de los Andes, uno de los paisajes más dulces y atractivos de toda Argentina. Lagos, bosques, pequeños pueblos con encanto, magníficas carreteras asfaltadas y algún tramo de tierra. Un paraíso para montar. Villa de la Angostura y San Martín de los Andes son las referencias y las carreteras que se enlazan 231, 234 y 242.

A la provincia de Neuquén le sigue al norte la de Mendoza, con Chos Malal un pueblo donde cada año en noviembre se empeñan en batir el récord de corderos asados y ya van por unos cuantos miles. Más al norte, Malargüe y por fin Mendoza, la primera gran ciudad de la Ruta situada prácticamente en la misma latitud que Santiago de Chile. De Mendoza a San Juan, la 40 es bastante recta y sosa. La alternativa es la 7 que en un corto desvío puede llevarte hasta la vista del Aconcagua.

De nuevo en los Andes

Tras San Juan la provincia de La Rioja y el singular Parque Nacional de Talampaya con sus paredes rojizas. Esta parte de la cordillera andina por donde corre la es menos atractiva paisajísticamente, más adusta y seca con relativa abundancia de minas así que el escaso tráfico que te encuentras suele ser de empresas mineras que tienen la mejor información sobre el estado de las pistas. Un poco más al norte se rodea San Miguel de Tucumán y San Salvador de Jujuy. Los valles calchaquíes, la reserva natural de Los Cardones, la recta del Tin Tin, los viñedos de Salta, el tren de las nubes... son algunas de los paisajes y atractivos que ofrece esta ruta que acaba por dibujar sus últimos km en la frontera con Bolivia en la población de la Quiaca argentina y su homóloga del lado boliviano, Villazón.

Acaba así el desfile de grandiosos paisajes, desde la puna (región altiplánica) a la montaña andina pasando por La Pampa y los bosques de ladera. La Ruta está cada vez más asfaltada, aunque aún quedan largos tramos de ripio. Se encuentra completamente señalizada. Es una ruta recorrida cada año por numerosos viajeros en moto de todas las nacionalidades, además es la ruta más aventurera que se puede elegir para viajar hasta Ushuaia. Muchos la hacen en varios viajes en diferentes años, pero todos acaban por tomar como suya una expresión puramente argentina: La 40 es macanuda.

Gana un viaje por la Ruta 66

La Ruta 66 es otra de las grandes travesías soñadas por muchos motoristas. WD-40 sortea un viaje valorado en más de 8.000 euros para que puedas cumplir este sueño y participar es muy sencillo, sólo tienes que entrar en este enlace y hacer clic con el ratón donde pone PARTICIPA.

Mucha suerte.

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...