Honda CB125R 2018, la pequeña de la familia sport naked

Es la pequeña de la nueva saga “sport naked” de Honda. La CB125R cautivará el corazón de los más jóvenes.
Óscar Pena / A. Acisclo -
Honda CB125R 2018, la pequeña de la familia sport naked
Honda CB125R 2018, la pequeña de la familia sport naked

La Honda CB125R es una inédita “sports naked” básica, pero moderna. Muy ligera, minimalista y con un propulsor de un cilindro potente, que a buen seguro llamará la atención de los más jóvenes. Y completando su equipamiento, una parte ciclo robusta y con componentes de calidad que auguran un buen comportamiento.

La CB125R llega como parte de una nueva familia “sports naked”, que incluye a la CB1000R y la CB300R, nuevas ambas para 2018, y quiere ofrecer todas las emociones sobre dos ruedas en una forma compacta y ligera. Solo pesa 125,8 kg en orden de marcha, lo que la convertirá en una máquina extremadamente fácil de manejar. Pero hay más. A nivel estético es minimalista y limpia, lo que aporta un nuevo carácter más duro y agresivo a la gama de iniciación de Honda. El colín recortado al extremo soporta el anclaje de nailon del guardabarros trasero. Aquí, tanto el soporte de reposapiés del conductor como del pasajero son de aluminio. 

Honda CB125R, pequeña pero completa

El compacto motor monocilíndrico de la CB125R, con 124,7cc, doble árbol de levas en cabeza, 2 válvulas y refrigeración líquida (derivado del de la CBR125R) está diseñado para ofrecer una gran respuesta en condiciones de conducción de la vida real. La potencia máxima de 9,8 kW llega a 10.000 rpm, con un par máximo de 1,04 kgm a 8.000 rpm. El diámetro y la carrera quedan fijados en 58 x 47,2 mm, con una relación de compresión de 11:1. La inyección de gasolina es PGM-FI, y el escape va suspendido por abajo y respira a través de un silencioso de doble cámara. Por su parte, la caja de cambios es de 6 velocidades y el depósito de 13 litros de gasolina va escondido bajo una tapa angular que aloja un tapón de llenado tipo aviación. 

El bastidor de la CB125R está fabricado en tubo de acero prensado, el basculante en placa de acero con sección transversal irregular. Ambos están diseñados para lograr elevada rigidez longitudinal y gran control torsional. La horquilla es invertida de 41 mm sin posibilidad de regulación, mientras que el amortiguador es ajustable en precarga de muelle en 5 posiciones. El disco flotante delantero sin buje, de 296 mm, trabaja con una pinza Nissin de anclaje radial y 4 pistones, y el disco trasero de 220 mm con una pinza de 2 pistones. Ambos frenos son modulados por un ABS de 2 canales. El neumático trasero Dunlop radial de 150/60-17” se empareja con un neumático radial delantero 110/70-17”.

En cuanto a la instrumentación, monta una pantalla LCD con múltiples funciones: velocidad, revoluciones del motor, nivel de gasolina, posición del cambio de marchas, luces de advertencia, etc. La iluminación completa es de LED, incluyendo los intermitentes, y el faro proyecta una personal imagen de doble barra, la superior para el haz de luz corta y la inferior para el de luz larga.

Honda en EICMA | Honda CBR300R 2018Honda CBR125R 2018Honda Africa Twin 2018 y Adventure Sports , Honda CB1000R 2018

Te recomendamos

Abrimos la sección del consultorio Bridgestone en nuestra web para acabar con vuestra...

Se pone en marcha la tercera edición del concurso de preparaciones que BMW Motorrad y...

Durante dos décadas he viajado con todo tipo de pick-up con la moto de enduro a cuest...

Nos embarcamos en la Rider 1000 con Lionel Ribera, el ganador del concurso y dos Kawa...

Mantener tu moto en buen estado de conservación y cuidar su estética es más fácil con...