Segunda mano: Kawasaki ER-6n

Con la polivalencia por bandera la bicilíndrica japonesa no tardó en encontrarse con el éxito de ventas, la herramienta perfecta para lidiar con el tráfico diario así como dejarse llevar en escapadas alejado de aquel tedioso ambiente.
Marcos Blanco. Fotos: MPIB -
Segunda mano: Kawasaki ER-6n
Segunda mano: Kawasaki ER-6n

La ER-6n sustituyó a la ER-5, elevando considerablemente la cilindrada de los modelos medios funcionales. Completamente renovada, con una estética moderna y que, además, aportaba la última tecnología disponible en ese momento, como la alimentación por inyección electrónica y la posibilidad de montar el sistema ABS para los frenos.

La novedad también supuso el cambio generacional en la importación de los modelos de la marca nipona para nuestro país, hasta ese momento dependiente de Derbi y que desde entonces se hizo cargo la propia marca de Akashi con la correspondiente filial española.

El carácter de su motor bicilíndrico en paralelo protagonizaba -y lo sigue haciendo en la versión actual- el funcionamiento del compacto modelo. Diferente incluso a los bicilíndricos en V y que destaca por el considerable empuje disponible a medio régimen. También por las vibraciones que transmite Siendo capaz de estirar hasta casi 11.000 vueltas, haciendo muy sugestiva su conducción en esos términos.

Publicidad

Su claro planteamiento económico es otro de sus rasgos y así lo reflejan el tacto de sus mandos, que pasa por correcto sin más. Con un accionamiento del cambio un tanto duro pero con buen escalonado de sus relaciones. La apuesta del modelo por todo tipo de tallas, aunque más bien pensando en las más pequeñas, hace que la altura del asiento sea muy accesible. La posición con respecto al manillar resulta cómoda, pero queda limitada la distancia entre éste y los estribos, demasiado corta, y que provoca una excesiva flexión de las piernas en las tallas, digamos, estándar.

El mullido del asiento resulta demasiado blando y el tacto de las suspensiones también es tirando a suave, cosa que en las versiones siguientes se enmendó pero de manera tan radical que se fue al otro extremo ¡demasiado seco! Las siguientes evoluciones afectaron, además de a la estética y en mayor medida en la última versión, a un aumento de la información de su cuadro, con un muy práctico indicador de la autonomía restante pero que inesperadamente deja de informar apenas entrada la reserva. Cuando más necesario resulta ¡vaya!

Su éxito de ventas supone un buen filón para decantarse por alguna de las muchas unidades disponibles que el mercado de ocasión ofrece.

Publicidad

Usuario

Con alguna unidad localizada con más de 315.000 km y con su motor todavía en tolerancias, la fiabilidad queda más que contrastada. Hay que engrasar periódicamente el eje de la pata de cabra para que no se coma el bastidor; así como la cerradura del tapón de gasolina. Además de tener la precaución de no llenar hasta el nivel máximo el líquido refrigerante en el vaso de expansión, ya que al pasar badenes lo puede llegar a tirar.
mantenimiento

  • 600 km. Lubricación de la cadena de transmisión.
  • 1.000 km o un año. Presión de neumáticos, estado de los rodamientos de las ruedas. En esta primera revisión y ya cada 12.000 km: comprobar el funcionamiento del acelerador y del ralentí, sincronizar los cuerpos del acelerador, comprobar el estado del circuito de combustible, nivel del líquido refrigerante y estado del circuito de refrigeración, sistema de inducción de aire, funcionamiento y juego del embrague, desgastes de la guía y la cadena de transmisión, holgura de la dirección, funcionamiento de luces e interruptores y del sistema eléctrico, comprobación del apriete de tuercas y pernos, cambio del aceite del motor y de su filtro.
  • 6.000 km. Comprobación del nivel del líquido de frenos, estado de su circuito, su funcionamiento y el de sus luces y el estado del desgaste de las pastillas.
  • 12.000 km Limpiar filtro del aire, lubricación de los puntos móviles del bastidor y cambio de bujías.
  • 24.000 km o 2 años. Cambio del líquido de frenos.
  • 36.000 km o 3 años. Cambio del líquido refrigerante y los manguitos y juntas tóricas.
  • 42.000 km Comprobación de la holgura de válvulas.
  • 48.000 km o 4 años. Cambio de los conductos de combustible, latiguillos de freno y retenes de bombas y pinzas de freno.

Publicidad

Versiones

2006-2008 Precio:2.000-3.000€
Se presenta un modelo de cilindrada media aumentando el cubicaje de la ER-5 a la que sustituía. Un producto actual y moderno pero económico. Válido para todos los públicos y todo tipo de uso, del más práctico al lúdico. Junto a la versión naked hay disponible una más polivalente versión «f» diferenciada por su carenado.

Publicidad

2009-2011 Precio: 2.200-5.000€
Primera evolución, centrada en la estética con ligeros cambios que acentúan sus líneas. Afectando a fibras y ópticas, además de la incorporación de un nuevo cuadro de relojes de diseño más estilizado, que aumenta la información e invierte las posiciones del velocímetro y del tacómetro con respecto a la versión previa.

Publicidad

2012-2015 Precio:3.800-5.200€
Remodelación completa del modelo, que aporta un bastidor doble viga de tubo de acero más estrecho y con el basculante con la misma configuración. El propulsor mejora el par disponible hasta las 7.000 rpm. Ahora los relojes vuelven al formato original en su disposición pero con un diseño cada vez más atractivo.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...