Segunda Mano: Yamaha FZ8 | Fazer8

Tras la exitosa FZ6 y sobre la base de una más elitista FZ1, la marca japonesa apostó -ya en plena crisis del sector- por un modelo mucho más contenido en el nivel de sus componentes y que, lógicamente, repercutieron en su precio final.
Marcos Blanco. Fotos: MPIB -
Segunda Mano: Yamaha FZ8 | Fazer8
Segunda Mano: Yamaha FZ8 | Fazer8
Publicidad

Y es que el mercado ya no estaba para derroches, como la propia marca comprobó con la precursora -FZ1- incluso antes de la devastadora crisis y sí, aunque muy tímidamente, para modelos donde la factura final fuera claramente más contenida y actuase, prácticamente, como principal reclamo. Lo habían logrado con las previas FZ6 -más de un cuarto de millón de unidades vendidas desde su primigenio modelo Fazer del año 98- aunando motor potente y divertido junto a un esbelto bastidor doble viga de aluminio, ya en su segunda generación. Así que éstas serían las referencias, junto al atractivo precio, para intentar reencontrarse con el éxito. Además de imitar la misma receta del «más por menos» que Kawasaki venía aplicando muy exitosamente con su directa rival Z750, como pudimos comprobar con su segunda versión en nuestro mercado.

El modelo en sí corresponde al típico producto japones de calidad irreprochable. Válido tanto para el uso diario urbano como para proporcionar alegrías en conducción deportiva. Eso sí, con la habitual respuesta de este tipo de propulsores de cuatro cilindros en línea, con todo lo mejor de sí bien arriba. Aunque, debido a la considerable cilindrada -el bloque de motor es el mismo de la FZ1, compartiendo diámetro de sus cilindros- no carece en ningún momento del necesario aporte de par motor en toda la gama de revoluciones, pero caracterizado por un bache en la entrega justo a mitad del régimen de giro.

Publicidad

No destaca en ningún aspecto en particular y sí decepciona por el tacto de las suspensiones en conducción incisiva; entre otras razones porque el bastidor y el motor invitan a practicarla. Que a pesar del buen aspecto de las mismas, con la delantera de un atractivo acabado en sus botellas, la primera versión carece de reglajes. Cosa que se enmendó en la versión posterior, presente en el actual catálogo, aunque sin resultados brillantes. Si bien, éstas se pueden endurecer algo paliando tímidamente dicha carencia. Además, esta nueva versión cuidaba más el apartado estético, aunque no ofrecía cambios mucho más relevantes a nivel técnico.

El modelo cuenta con dos versiones, una naked y la denominada Fazer8, más indicada para viajar gracias a su semicarenado. En su primera generación, y solo en la FZ8, se comercializó una versión Sport, que añadía un silenciador Akrapovic, quilla y minimalistas intermitentes del tipo LED.

Publicidad

Versiones

2010-2012 [ 779 cc | 106 CV | 211 kg ]
Precio: 4.490-6.200
Sobre la base de la FZ1 Yamaha apuesta por un modelo más accesible, tanto desde el punto de vista económico como el funcional. Aprovechando su excelente bastidor doble viga de aluminio, que ahora contiene un motor menos poderoso pero con el mismo origen de la YZF-R1. Los frenos delanteros cuentan con pinzas monobloque.

Publicidad

2010-2012 [ 779 cc | 106 CV | 215 kg ]
Precio: 4.800-6.300
Junto con la naked se pone a la venta la versión semicarenada -Fazer8- que favorece su polivalencia de uso, sobre todo en la época más fría del año y a la hora de acometer largos viajes. Cuidando la ergonomía al llevar los espejos a la ubicación del carenado. Ambas versiones se ofrecían con la opción de equipar el sistema ABS.

Publicidad

2011-2012 [ 779 cc | 106 CV | 207 kg ]
Precio: 6.500-6.800
Tras un año en el mercado se ofrece la versión Sport que, sobre la base de la naked, montaba varios extras: silenciador Akrapovic, quilla, soporte de matrícula e intermitentes de LED más pequeños. Rebajando 4 kg su peso y le daban un aspecto más deportivo y personalidad merced al nuevo sonido del escape.

Publicidad

2013-2014 [ 779 cc | 106 CV | 211 kg ]
Precio: 5.800-7.000
Se renuevan las dos versiones pero sin variación alguna en sus prestaciones ni peso, aportando una estética que estiliza su carrocería, además del silenciador, ahora más elaborado. Y, sobre todo, con la posibilidad de regulación de las suspensiones, aunque tampoco resultaba una mejora espectacular una vez ajustadas.

Publicidad

Usuario

Su fiabilidad queda contrastada al estar sobredimensionados tanto su bloque de motor como el bastidor. Ambos provenientes de la versión de mil FZ1, y que así lo corroboran sus inexistentes campañas preventivas de posventa.

Mantenimiento

1.000 km Comprobar el ralentí, así como la sincronización de las mariposas de alimentación. Verificar la estanqueidad en la línea de escape. El habitual e importante primer cambio de aceite del motor y su filtro. Niveles del líquido de frenos. Juego de los rodamientos de dirección. Interruptor de la pata lateral. Comprobar los interruptores, señales y luces, con ajuste de la altura del faro (cada 10.000 km). Así como la correcta tensión de la cadena y su lubricación, especialmente tras una jornada de lluvia o expuesta a humedad (cada 1.000 km).

10.000 km Comprobar el nivel del líquido refrigerante (sustitución cada 3 años); el funcionamiento del embrague; los frenos así como la revisión de sus circuitos (sustitución cada 4 años); comprobar el centrado y estado de las llantas, sus rodamientos; estado de los neumáticos; basculante, fijaciones principales del bastidor y motor; lubricación del eje de pivotación de las manetas, palancas y pata lateral. Comprobar suspensiones y eje de pivote de la trasera, junto al sistema de bieletas; juego del mando del acelerador y su lubricación; y comprobar el sistema de inducción de aire de alimentación (cada 10.000 km). Estado de las bujías, limpieza y ajuste de sus electrodos (cada 20.000 km).

20.000 km Sustituir bujías y filtro de aceite; lubricar los rodamientos de la dirección, con grasa de litio.

40.000 km Comprobar la holgura de las válvulas y ajustar, si procede.

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...