Suzuki GSX-R 750

Prueba de la Suzuki GSX-R 750 orientada al mercado de segunda mano. Se trata de una deportiva que es prácticamente una moto de competición.

Andrés G. Dorado -
Suzuki GSX-R 750
Suzuki GSX-R 750

Deportiva con pedrigrí y en constante evolución que aporta ese poquito más de cilindrada y potencia sobre su gemela de 600 que atrae, y mucho.

Suzuki se resiste a retirar a su «siete y medio», actualmente la única deportiva con esta ciclindrada, pero el respaldo de los usuarios y su dilatada historia con 26 años de constantes evoluciones, la mantienen con vida y con muy buena salud. Tanto que cada dos años la someten a actualizaciones siempre de la mano de su hermana de 600.

En 2008, la versión anterior a la que ahora se comercializa, cambió una vez más su apariencia y el motor se sometió a leves mejoras en la cualta y la gestión de admisión y escape, amén de un nuevo silenciador acorde estéticamente con las tendencias de las deportivas actuales. La posibilidad de cambiar de mapa (tres posibles) con tan sólo pulsar un botón es la gran novedad de esta versión.

Ni que decir tiene que es prácticamente una moto de competición con faro y matrícula con todo lo que tecnologícamente conlleva, pero a pesar de ello es una moto muy utilizable al no ser ergonómicamente muy radical. En el apartado averías ha habido quejas con el regulador de corriente y en la válvula de escape, fallo éste que se refl eja con un testigo en el cuadro de mandos.

  • 1996. Nuevo chasis y horquilla. Motor con sobrealimentación SRAD. 179 kg y 128 CV. En el ‘98 inyección.
  • 2005. Estética renovada. Motor con válvulas de titanio. Nueva horquilla. 164 kg. Mejora el Ram-Air. Pinzas radiales.
  • 2008. Nueva estética. Motor más potente (150 CV), 3 mapas posibles. Nuevo escape. Retoques en el chasis.
  • Es prácticamente una 600 con 15-20 CV más, ello conlleva una ligereza similar en los virajes, pero con un puntito de potencia extra al abrir gas.
  • La protección aerodinámica es excelente, el estudiado diseño del carenado y la cúpula desempeñan su función a la perfección.
  • Es intuitiva y precisa, además su posición de conducción poco forzada hace cómodas incluso las rutas por carretera.
  • Si quieres correr con ella tendrás que hacerlo frente a las 1000 y lógicamente estarás en inferioridad en cuanto a motor.
  • No tiene indicador de nivel de gasolina, un elemento importante cuando se usa por carretera. En cambio tiene testigo de marcha engranada, muy útil en circuito.
  • Su cilindrada hace que ande en solitario en una categoría prácticamente sin rivales. La parte buena es que no tendrás que comerte mucho el coco a la hora de elegir.
  • 2004-2005: 3.500-4.500 €
  • 2006-2007: 5.800-6.500 €
  • 2008-2009: 6.500-7.500 €

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...