Yamaha X-Max 250

Prueba de la Yamaha X-Max 250 orientada al mercado de segunda mano. Uno de los scooter con mejor número de ventas.

Andrés G. Dorado -
Yamaha X-Max 250
Yamaha X-Max 250

Desde que apareció la Yamaha X-MAX 250 nadie ha conseguido bajarle del número uno del ránking de ventas en su segmento. Mejor carta de presentación imposible.

Pocos modelos en el mercado pueden presumir de haber sido el número uno de su segmento en todos los años que se ha comercializado.

El X-Max puede y aún hoy -y a pesar de su elevado precio- sigue pudiendo, aunque últimamente el KYMCO Super Dink 300 le va comiendo terreno.

Esta semana nos referimos al modelo anterior al que ahora se comercializa, justo cuando su motor recibió la inyección electrónica, un cambio que no sólo reducía emisiones y afinaba su tacto, también el consumo se contuvo levemente sin afectar a sus excelentes prestaciones.

Uno de los principales rasgos a destacar del X-Max, aparte del buen comportamiento general, es la capacidad de carga bajo el asiento con uno de los mayores huecos que jamás se han visto en un scooter de cilindrada media y en donde caben holgadamente dos cascos integrales y alguna cosa más entre medias.

Aunque no ha estado exento de problemas mecánicos, algunas unidades se quedaban sin batería al poco tiempo de dejar el scooter inactivo. También el chasis y la horquilla han dado problemas, aunque Yamaha se hizo cargo de forma gratuita.

  • 2005. Motor de carburación de 249,7 cc y 21 CV. Chasis tubular de acero, llanta delantera de 15’’.
  • 2007. El motor recibe admisión por inyección electrónica. Nueva gama de colores y leves retoques estéticos.
  • 2010. Nueva carrocería. Asiento rediseñado. Suspensiones revisadas y chasis reforzado. Retoques en el motor.
  • Su capacidad de carga bajo el asiento. Tienen un enorme hueco donde caben dos cascos integrales y alguna cosa más entre medias.
  • El buen tacto general y el excelente rendimiento del motor de inyección, que ofrece muy buenas prestaciones y un consumo muy lógico.
  • Protección aerodinámica. Tanto el escudo como el parabrisas protegen de forma efectiva, además cuenta con cubremanos de serie
  • 2005-2006: 1.900-2.400 €.
  • 2007-2009: 2.600-3.200 €.
Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...