Rodando con la Ducati Panigale V4 S 2020

No suele llover en Bahrein, pero esta vez nos tocó mojarnos.

Dos años después

La Panigale V4 abrió una nueva era en la historia de Ducati, derivada directamente de MotoGP con un motor V4 capaz de rendir 214 CV. Ahora solo dos años después se ha renovado para ser todavía mejor en manos de cualquier piloto. El resultado es una nueva versión con pequeñas modificaciones en diferentes puntos que suponen un gran cambio en general.

Con las "alas" de la V4 R.

Los alerones derivados de la Ducati GP16 ofrecen una carga aerodinámica de 37 kg a 300 km/h. Un apoyo extra para la entrada de virajes rápidos, las aceleraciones e incluso las frenadas largas. La nueva carrocería también te envuelve mejor y refrigera mejor el motor.

Chasis derivado de la V4 R

El chasis, que viene también de la versión R y que se diferenciaba por su menor rigidez al tener dos grandes agujeros en la parte delantera de las vigas. Ducati Corse trabajó para conseguir los valores óptimos de esa rigidez, que se transmiten en que tienes un mejor “feeling” de la rueda delantera cuando entras en la curva con los frenos apretados.

EL QUID DE LA CUESTIÓN

Con 214 CV declarados el V4 de 1.103 cc es un motor muy potente, tanto que no les ha hecho falta aumentar su rendimiento en esta nueva versión. Ahora la conexión entre el acelerador y la rueda trasera es muy directa, así que tienes bajo tu control toda la caballería en los momentos en los que hay que hilar fino.

Sobre mojado

En una de las mangas con la pista mojada, cayó una de las tres tormentas del año de Oriente Medio, pudimos poner a prueba esa mayor docilidad en marchas cortas, saliendo de las curvas de segunda como si fuera en una moto menos potente […]