Cómo reclamar al concesionario o taller de motos

Gestoría. Los secretos para hacer una reclamación al comprar o reparar la moto. Cuando compras una moto nueva o usada, así como tras haber acudido a un taller a repararla o revisarla, tienes una serie de derechos en el caso de no quedar satisfecho con el servicio recibido. Por supuesto, también tienes algunas obligaciones.
Álvaro Gavín. -

Cuando uno compra una moto sólo piensa en dar su primera vuelta, pero a veces surgen problemas a los que no siempre se les da solución de la manera que queremos. Entonces toca reclamar.

El Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre regula los derechos y obligaciones de los consumidores y usuarios. Los artículos que más nos interesan son los que van a partir del 118 de esta norma.

Para reclamar a una tienda o a un concesionario, no tienes más que dirigirte a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de tu localidad, o la Dirección General de Consumo de tu comunidad autónoma.

En muchas de estas oficinas encontrarás un modelo de formulario con el que podrás reclamar. Basta con que se exponga de forma clara lo que ha pasado y se identifique correctamente a las partes (el establecimiento y tú mismo).

Los establecimientos están obligados a poner a disposición del cliente la Hoja de Reclamaciones. En ella hay que poner igualmente el problema y cuál es la solución que entiendes es la más adecuada. El concesionario se queda una copia y tú dos (una de ellas para Consumo).

Los trámites para reclamar son exactamente los mismos, independientemente de que se trate de una moto nueva, usada o la reparación de una avería.

Si además de que te solventen el problema quieres pedir una indemnización por daños y perjuicios, entonces tendrás que acudir a la justicia. En este caso ya tendrás que gastarte dinero en abogados.

Recuerda

  • Siempre es recomendable intentar solucionar el problema por las buenas, sin necesidad de presentar reclamaciones.
  • Tanto en la Hoja de Reclamaciones como en Consumo, hay que redactar el texto sin faltar el respeto y con educación. Recuerda que se trata de un trámite oficial.
  • Cuando te acojas a una ampliación de la garantía de tu moto (muy habitual en los coches), mira bien las condiciones, pues es posible que varíen respecto a la garantía oficial.
Te recomendamos

¿A qué esperas para tener la moto soñada? BMW pone al alcance de todos excelentes mot...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Hace unas semanas dos lectores de la revista LA MOTO tuvieron la ocasión de probar el...

No hay duda de que Bridgestone se ha convertido en la firma de neumáticos más activa ...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.