Consejos para viajar en moto

Si quieres iniciar tu aventura en moto seguro que te vienen bien unos consejos de mano de expertos viajeros. Algunos puede que te parezcan obvios, pero muchas veces lo más obvio es lo que antes se pasa por alto. ¡Toma nota!

A.Acisclo | 13/03/2012
Votar
0 votos

Seguramente te hayas planteado en más de una ocasión coger tu moto y hacer un viaje, ser el protagonista de tu propia aventura después de haber leído cómo otros grandes viajeros han recorrido el mundo… Lo primero que habrás pensado es a dónde quieres llegar, y por lo tanto lo segundo será cómo. Lo más recomendable es que vayas aumentando la dificultad de tus viajes en función de la experiencia, así que si es la primera vez que viajas en moto no hace falta que llegues a China.

Tanto si cruzas alguna frontera, como si te quedas dentro de España, tendrás que planificar el recorrido: calcular los kilómetros totales del viaje, el tiempo que emplearás, ver las carreteras que mejor te convengan, así como lugares de descanso, repostaje, y peajes. Una vez tengas decidido el recorrido, es fundamental que toda la documentación, tanto la de la moto, como la tuya propia, esté en regla. Asegúrate además que tu moto es la idónea para el tipo de viaje que quieres hacer.

En el caso de que viajes al extranjero, infórmate en las embajadas de cada país de los papeles que son necesarios y hazlo con bastante tiempo de antelación, ya que obtener los visados no es cosa de un día. Allí mismo te ofrecerán toda la información que necesites sobre tu destino, será fundamental que conozcas las costumbres del lugar al que vayas, y te conciencies de que tendrás que adaptarte a ellas, ya sabes: «allá donde fueres, haz lo que vieres». Infórmate también sobre seguros médicos, puede que no le des uso, pero nunca está de más.

A la hora de hacer el equipaje piensa que todo lo que lleves de más será un lastre, así que evita el equipaje pesado, incluye alguna herramienta indispensable a poder ser multiuso que pueda sacarte de alguna situación complicada, y en cuanto a la ropa que sea ligera y práctica.

Una vez que estés en la moto, con los deberes hechos, llega la mejor parte: disfrutar de tu aventura y eso sí, llevar una cámara de fotos para que luego nos la puedas contar con todo tipo de detalles. 

Gustavo Cuervo
«Tengo el privilegio de haber recorrido todo el mundo en moto. Algo que empecé a soñar en la adolescencia y he ido consiguiendo, no sin esfuerzo, a lo largo de toda mi vida».

• No presumas de lo que hiciste, seguro que hay muchos otros que lo hicieron mucho antes y en condiciones más difíciles. La humildad es bien de grandes viajeros.
• Cuida tu salud. Agua siempre embotellada, evita ensaladas o frutas sin pelar y todo cocinado.
• Nunca provoques con tus actitudes especialmente a militares o policías.
• Paciencia y perseverancia con una sonrisa abren todas las puertas.
• Cuidado con las cámaras de fotos o vídeo. No tomes imágenes en lugares conflictivos, aduanas, cuarteles etc., para eso están los corresponsables de guerra.

Jaime Núñez
«Desde 1987 he acumulado recorridos en moto por más de cincuenta países de cinco continentes, contando con  travesías por los desiertos más conocidos como Sahara, Mojave, Atacama, Namib, Kalahari, Outback australiano, Gobi… y los puntos terrestres más al sur de América, África y Australia».
• Siempre se ha dicho que “preguntando se llega a Roma”, lo malo es cuando no hay a quien preguntar, así que gracias a los avances tecnológicos es fundamental llevar un GPS, pero más fundamental todavía es tener una brújula. No ocupará mucho espacio en tu maleta, y además no te dejará tirado por falta de pilas o alguna avería.

Conchi Cosme
«Comencé a realizar viajes en moto por el extranjero en 1987. Al principio como acompañante, hasta que decidí probar como conductora. Gracias a estos viajes, he llegado hasta algunas de las llamadas “maravillas del mundo”, como la roca sagrada del Ulurú en Australia, las espectaculares Cataratas Victoria en África o el misterioso Machu Picchu en Perú».

• Si tienes la oportunidad de viajar por las solitarias carreteras de los desiertos, os lo recomiendo. Es mucho más seguro que moverte en moto por tu propia ciudad, no tienes que preocuparte por el resto de conductores que te rodean, eso sí, tienes que prestar bastante atención al terreno por el que conduces.

Chelo Cañizares
«No me gusta la palabra paquete para el pasajero de una moto, yo considero que somos auténticos copilotos».
• No dejes nunca la moto cargada y sin vigilar.
• Pasaporte, tarjetas y dinero siempre deben de ser la segunda piel.
• Lleva siempre duplicado de la ruta y datos importantes impresos en lugar seguro.
• Viste conforme al país donde te encuentres. No provoques con tu vestimenta a los nativos de culturas diferentes en las que eres el invitado.
• Aguantar, aguantar, aguantar. A veces es la consigna que más tienes que repetirte para alcanzar lejanos objetivos en moto.
• No llenes por completo las maletas, deja algún hueco para meter «imprescindibles» en ruta.

Anna Possberg
«Un día esperando pacientemente a que Claus acabase de hacer sus fotos decidí que yo también haría imagen, pero en vídeo, para recordar nuestros viajes. Así que me compre una pequeña cámara de vídeo para probar. Mi marido se lo tomó a broma al comienzo de mi nueva actividad, pero se quedó impresionado cuando vio mi primera película».
• No muevas la cámara y evita los movimientos de panorámica, mantén el zoom al mínimo y si estas filmando un objeto móvil, espera a terminar el movimiento cuando se salga del encuadre Y no te olvides de presionar el botón de paro al acabar o tendrás un muy largo montaje en casa.

Emilio Scotto
«El 14 de enero de 1985 Emilio Scotto partía desde Buenos Aires, Argentina, en una motocicleta Honda Gold Wing 1100. Diez años después regresó a la Argentina un hombre cambiado… Y un héroe. Emilio Scotto había dado dos vueltas al mundo consecutivas, una en el sentido de las agujas del reloj, y otra en sentido contrario».

• Lleva una herramienta multiuso con tijerita. Servirá para todo y un poco más. Este elemento es tu mejor amigo.
• Trata muy bien a sus pies. Lleva varios pares de medias, muy poca ropa.
• Controla bien donde estás ubicado. No te muevas sin consultar un mapa (aunque tengas GPS).
• No olvides las vacunas del tétanos ni la de fiebre amarilla y aprende a comer de todo.
• Deja en casa un par de neumáticos para que los manden a donde los necesites, o mándalos por anticipado tu mismo al lugar que calculas lo necesitaras.
• No lleves reloj (la hora está en todas partes) ni cadenas de cuello, o muñeca, etc.; llaman la atención. Es mejor pasar desapercibido. No utilices candados grandes, el mal intencionado pensará… ¿Qué esconderá de valor que lo cuida tanto?
• No te preocupes demasiado de los recambios, seguramente se romperá lo que no llevas, en todas partes hay mecánicos, incluso los pigmeos africanos tienen alguno.

Comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.