Buceando en AliExpress, ¿es tu escape una falsificación?

¿Has encontrado un escape premium a precio de derribo? Sospecha porque quizás se trate de una falsificación.
Carlos Domínguez -
Foto: Akrapovic, SC-Project, AliExpress

Te los puedes haber encontrado navegando por internet, en foros, en grupos de Facebook, en grupos de WhatsApp o incluso ya montados en la moto de algún compañero. ¿Cuánto dices que te ha costado este Akrapovic? La respuesta (con un precio absurdamente bajo) hará que te plantees dos teorías: o esto una falsificación o este tipo acaba de encontrar el chollo de su vida… y yo también quiero. La lógica y el sentido común te impulsarán a creer que es lo primero pero es ese ¿y si…? el que, al final, te lleva a meterte en páginas como AliExpress.com en busca de tu propia ganga. ¿Caíste en la tentación? Pues probablemente hayas hecho con un escape falso, inseguro para tu moto y nocivo para la salud.

La industria auxiliar de la moto del mercado chino y del sudeste asiático vio un mundo de posibilidades en la venta on line de sus productos. Aquí en Europa, donde estamos acostumbrados a pagar fácilmente 700 euros por un silenciador para la moto, vemos con muy buenos ojos que nos ofrezcan “el mismo producto” por un 20% de su valor en el mercado. El problema no es sólo que no pasen ninguno de los controles a los que se enfrentan las fábricas tradicionales, sino que además colocan los logotipos de las marcas más importantes para aprovecharse de su buena imagen. Un timo. Pocos se comprarían un escape chino por 100 euros, pero si ese escape chino es de fibra de carbono y viene con el escorpión de Akrapovic, la cosa cambia.

Nos metemos en AliExpress, una plataforma inmensa con un catálogo casi infinito de productos entre los que rápidamente encontraremos gangas muy atractivas. La búsqueda “Akrapovic” nos muestra un interesante listado de silenciadores o colas de escape de lo más interesante, especialmente por su precio. Entramos en uno de los primeros resultados atraídos por una oferta de escape universal de la marca eslovena al increíble precio un precio que varía entre los 54 y los 68 euros.

Esto debería ya activar todas nuestras alertas de consumidor responsable. Nadie puede ofrecer un producto por un precio veinte veces más barato de lo normal. Aunque tuvieran un enorme número stock y fuera cuestión de vida o muerte, nunca llegarían a devaluarse tanto. Por tanto, si el producto que habéis encontrado no tiene un precio adecuado es que, casi seguro, se trata de una falsificación. Podrían efectivamente subir el precio y evitar esta primera sospecha, pero con una cifra tan baja para el cliente europeo, muchos piensan que es un coste asumible para descubrir si es auténtico o no.

Otro de los elementos claros que deberían espantarnos son los títulos y descripciones. Suelen ser traducciones descuidadas y muy generalistas que intentan llegar al máximo número de clientes/búsquedas posibles. Por ejemplo, en el caso del escape que nos interesaba, el título es:

Motocicleta de Escape Akrapovic Universal ID: 51mm Longitud: 570mm Cara de Fibra de Carbono de Acero Inoxidable Tubo De Escape De Moto

En la descripción de éste en particular no encontramos grandes errores e incluso nos avisan de que la fibra de carbono que vemos no es tal, sino un material de imitación. En muchas ocasiones, según informa SC-Project, estas alternativas contienen amianto, un agente cancerígeno que no querrás tener todos los días en tu casa.

Pero asumamos que quieres probar y finalmente te decides a pedir una unidad. A casa te llegará un paquete que contiene en un caja del verdadero fabricante, el escape en cuestión. Una vez lo tengas en tus manos te empezarás a dar cuenta de que los acabados, soldaduras y materiales no son propios de un producto serio. Puedes comprobar cómo los cortes de los tubos están todavía “en bruto” (te puedes cortar con ellos) y que la forma en la que encajan las piezas no es la más convincente. Algunos incluyen hasta un “Db Killer” en el que ponen todavía menos esfuerzo y carecen de número de serie.

Si a pesar de todo decidieras que merece la pena, debes saber que al no haber pasado ningún tipo de control no cuentan con la documentación necesaria y que, de montarlos en tu moto, estarás conduciendo un vehículo ilegal. Además, con tan pésimos acabados, no sería de extrañar que perdieras el silencioso con algún bache o vibraciones, con el riesgo que puede suponer en una autopista, por ejemplo.

Fotos originales y buenas valoraciones

En otras ocasiones el vendedor tendrá toda la intención de timar al comprador utilizando fotografías originales de los catálogos oficiales para sus productos. Si es así, me remito al primer punto de este artículo: nadie vende duros a cuatro pesetas. Revisar las valoraciones y opiniones que tiene la tienda tampoco te servirá de mucho aunque es conveniente; nos hemos encontrados con algunos que suben sus propias recomendaciones, con fotos subidas en la descripción para hacerte creer que tienen cinco estrellas y otras tantas estratagemas. Además, piensa en el enorme mercado asiático que está más que satisfecho con el producto y que, con mucho gusto, da buen feedback.

Un mismo escape, todas las marcas

Una última ronda por la web con distintas búsquedas nos sirve para confirmar que estos silenciosos son, en el sentido más literal, universales. El modelo que habíamos estado viendo anteriormente, supuestamente Akrapovic, nos lo encontramos en distintas “configuraciones”, por decirlo de alguna manera. Las mismas tiendas nos ofrecen el escape sin logotipo alguno o con la opción de ponerle el que más nos guste, ¿quieres un Yoshimura? ¿Arrow? ¿SC-Project? Ellos te traen lo que necesites. En algunas de las fotografías que adjuntan podemos comprobar incluso el carácter “al por mayor” de estas ventas cuando, por ejemplo, contienen anotaciones del tipo “Insertar logo aquí”.

Sabemos de sobra, como ya vimos con aquellas nueve copias chinas de grandes motos, que pueden actuar con total impunidad utilizando la imagen de otras fábricas y, aunque no creo que afecte directamente a las ventas de Akrapovic o SC-Project (puesto que están dirigidos a usuarios mucho más exigentes), sí que es posible que afecte a su imagen si, por ejemplo, alguien que no sepa de la existencias de estos fakes se encuentra con uno.

Desconfía, comprueba y compra con prudencia.

Más | Nueve copias chinas de grandes motos, Shoei da la alarma, venden cascos chinos y no los originales

Te los puedes haber encontrado navegando por internet, en foros, en grupos de Facebook, en grupos de WhatsApp o incluso ya montados en la moto de algún compañero. ¿Cuánto dices que te ha costado este Akrapovic? La respuesta (con un precio absurdamente bajo) hará que te plantees dos teorías: o esto una falsificación o este tipo acaba de encontrar el chollo de su vida… y yo también quiero. La lógica y el sentido común te impulsarán a creer que es lo primero pero es ese ¿y si…? el que, al final, te lleva a meterte en páginas como AliExpress.com en busca de tu propia ganga. ¿Caíste en la tentación? Pues probablemente hayas hecho con un escape falso, inseguro para tu moto y nocivo para la salud.

La industria auxiliar de la moto del mercado chino y del sudeste asiático vio un mundo de posibilidades en la venta on line de sus productos. Aquí en Europa, donde estamos acostumbrados a pagar fácilmente 700 euros por un silenciador para la moto, vemos con muy buenos ojos que nos ofrezcan “el mismo producto” por un 20% de su valor en el mercado. El problema no es sólo que no pasen ninguno de los controles a los que se enfrentan las fábricas tradicionales, sino que además colocan los logotipos de las marcas más importantes para aprovecharse de su buena imagen. Un timo. Pocos se comprarían un escape chino por 100 euros, pero si ese escape chino es de fibra de carbono y viene con el escorpión de Akrapovic, la cosa cambia.

Nos metemos en AliExpress, una plataforma inmensa con un catálogo casi infinito de productos entre los que rápidamente encontraremos gangas muy atractivas. La búsqueda “Akrapovic” nos muestra un interesante listado de silenciadores o colas de escape de lo más interesante, especialmente por su precio. Entramos en uno de los primeros resultados atraídos por una oferta de escape universal de la marca eslovena al increíble precio un precio que varía entre los 54 y los 68 euros.

Esto debería ya activar todas nuestras alertas de consumidor responsable. Nadie puede ofrecer un producto por un precio veinte veces más barato de lo normal. Aunque tuvieran un enorme número stock y fuera cuestión de vida o muerte, nunca llegarían a devaluarse tanto. Por tanto, si el producto que habéis encontrado no tiene un precio adecuado es que, casi seguro, se trata de una falsificación. Podrían efectivamente subir el precio y evitar esta primera sospecha, pero con una cifra tan baja para el cliente europeo, muchos piensan que es un coste asumible para descubrir si es auténtico o no.


Otro de los elementos claros que deberían espantarnos son los títulos y descripciones. Suelen ser traducciones descuidadas y muy generalistas que intentan llegar al máximo número de clientes/búsquedas posibles. Por ejemplo, en el caso del escape que nos interesaba, el título es:

Motocicleta de Escape Akrapovic Universal ID: 51mm Longitud: 570mm Cara de Fibra de Carbono de Acero Inoxidable Tubo De Escape De Moto

En la descripción de éste en particular no encontramos grandes errores e incluso nos avisan de que la fibra de carbono que vemos no es tal, sino un material de imitación. En muchas ocasiones, según informa SC-Project, estas alternativas contienen amianto, un agente cancerígeno que no querrás tener todos los días en tu casa.

Pero asumamos que quieres probar y finalmente te decides a pedir una unidad. A casa te llegará un paquete que contiene en un caja del verdadero fabricante, el escape en cuestión. Una vez lo tengas en tus manos te empezarás a dar cuenta de que los acabados, soldaduras y materiales no son propios de un producto serio. Puedes comprobar cómo los cortes de los tubos están todavía “en bruto” (te puedes cortar con ellos) y que la forma en la que encajan las piezas no es la más convincente. Algunos incluyen hasta un “Db Killer” en el que ponen todavía menos esfuerzo y carecen de número de serie.


Si a pesar de todo decidieras que merece la pena, debes saber que al no haber pasado ningún tipo de control no cuentan con la documentación necesaria y que, de montarlos en tu moto, estarás conduciendo un vehículo ilegal. Además, con tan pésimos acabados, no sería de extrañar que perdieras el silencioso con algún bache o vibraciones, con el riesgo que puede suponer en una autopista, por ejemplo.

Fotos originales y buenas valoraciones

En otras ocasiones el vendedor tendrá toda la intención de timar al comprador utilizando fotografías originales de los catálogos oficiales para sus productos. Si es así, me remito al primer punto de este artículo: nadie vende duros a cuatro pesetas. Revisar las valoraciones y opiniones que tiene la tienda tampoco te servirá de mucho aunque es conveniente; nos hemos encontrados con algunos que suben sus propias recomendaciones, con fotos subidas en la descripción para hacerte creer que tienen cinco estrellas y otras tantas estratagemas. Además, piensa en el enorme mercado asiático que está más que satisfecho con el producto y que, con mucho gusto, da buen feedback.

Un mismo escape, todas las marcas

Una última ronda por la web con distintas búsquedas nos sirve para confirmar que estos silenciosos son, en el sentido más literal, universales. El modelo que habíamos estado viendo anteriormente, supuestamente Akrapovic, nos lo encontramos en distintas “configuraciones”, por decirlo de alguna manera. Las mismas tiendas nos ofrecen el escape sin logotipo alguno o con la opción de ponerle el que más nos guste, ¿quieres un Yoshimura? ¿Arrow? ¿SC-Project? Ellos te traen lo que necesites. En algunas de las fotografías que adjuntan podemos comprobar incluso el carácter “al por mayor” de estas ventas cuando, por ejemplo, contienen anotaciones del tipo “Insertar logo aquí”.

Sabemos de sobra, como ya vimos con aquellas nueve copias chinas de grandes motos, que pueden actuar con total impunidad utilizando la imagen de otras fábricas y, aunque no creo que afecte directamente a las ventas de Akrapovic o SC-Project (puesto que están dirigidos a usuarios mucho más exigentes), sí que es posible que afecte a su imagen si, por ejemplo, alguien que no sepa de la existencias de estos fakes se encuentra con uno.

Desconfía, comprueba y compra con prudencia.

Más | Nueve copias chinas de grandes motos, Shoei da la alarma, venden cascos chinos y no los originales


Galería relacionada

Escapes falsos en AliExpress

Te recomendamos

¿A qué esperas para tener la moto soñada? BMW pone al alcance de todos excelentes mot...

Es muy difícil resumir la vida de Ángel Nieto en un solo libro, pero desde MOTOCICLIS...

Hace unas semanas dos lectores de la revista LA MOTO tuvieron la ocasión de probar el...

No hay duda de que Bridgestone se ha convertido en la firma de neumáticos más activa ...

También te puede interesar

Suelen decir que si te copian es que lo estás haciendo bien pero estos calcos made in China son, en ocasiones, claros plagios o insulto...

Si últimamente te habías encontrado con una web que vendía cascos Shoei sospechosamente baratos, huye....

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.