Suzuki V-Strom 1000 XT 2017, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva V-Strom 1000 llega con una carrocería rediseñada en su parte delantera y otras varias mejoras, como las aplicadas en el apartado electrónico. Además, se ha preparado también en versión "XT", que incluye unas vistosas llantas de radios.
Víctor Gancedo -
Suzuki V-Strom 1000 XT 2017

Suzuki ha preparado en el Priorato tarraconense una presentación doble de sus nuevas V-Strom 650 XT y V-Strom 1000 XT. El primer día ha sido para probar la pequeña de las dos, y el segundo le ha tocado el turno a la mayor. De la “seis y medio” ya has podido leer mis primeras impresiones en un artículo previo, así que ahora me toca hablar de la “mil”, una moto con un radio de acción muy amplio, que abarca desde el uso diario por ciudad, hasta los viajes más insospechados, disfrutando en todo momento de un rendimiento generoso y de un comportamiento deportivo sorprendente. La verdad es que la V-Strom 1000 es una moto muy completa, con una interesante relación calidad/precio/prestaciones de acuerdo a las cifras en las que se mueven otras representantes del segmento de las grandes trail. Además, este año se ha desarrollado también en versión “XT”, una variante que hasta ahora solo existía en la V-Strom 650, y que se distingue por contar con llantas de radios preparadas para montar neumáticos sin cámara. Lógicamente, el precio de la “XT” es superior al de la “normal”, siendo de 13.299 euros para la primera, y de 12.699 euros para la segunda. A diferencia de las “seis y medio”, las dos versiones de la “mil” incluyen cubremanos y protector plástico para los bajos del motor, elementos que en la “pequeña” solo monta la “XT”.

En el apartado estético, las novedades más importantes se encuentran en la parte delantera de la carrocería

Como es lógico al haberse preparado una presentación, la V-Strom 1000 ha recibido algunos cambios con vistas a 2107, pero estos son de menor relevancia que los aplicados a la V-Strom 650. Al respecto, hay que tener en cuenta que, tras un periodo de ausencia, la “mil” volvió al mercado en 2015 totalmente renovada y, por tanto, solo han pasado dos años desde su puesta en escena. Entonces ya llegó preparada para superar la Euro4 y por tanto su motor de 1.037 cc no ha recibido modificaciones relevantes. De este modo, algunas de las novedades más importantes de la de la nueva V-Strom 1000 XT se localizan en la parte delantera de la carrocería, que salvo el característico faro con dos ópticas superpuestas, se ha renovado en todos sus componentes. Entre ellos, destaca la aleta “pico de pato” de forma más afilada, así como la pantalla mayor que en su posición más elevada sube 49 mm más según lo declarado. Como en su antecesora, este elemento cuenta con dos posibles regulaciones, una que permite regular la altura en tres posiciones utilizando la herramienta indicada, y otra manual mediante un sistema de “carraca” que consiente adelantarla o retrasarla y que también cuenta con tres posiciones.

Electrónica más completa

Por otro lado, la V-Strom 1000 XT ha mejorado en el apartado electrónico. Además del efectivo control de tracción regulable que ya incluía su antecesora, ahora ha incorporado plataforma inercial (IMU) que trabaja en combinación con el ABS Bosch y que permite frenar con más seguridad con la moto inclinada. Además, la frenada es combinada y el reparto entre ambos ejes se realiza de manera “inteligente”. Además, incluye ayuda en arranque “Easy Start System” y un sistema denominado “Low RPM Assist” que sube de vueltas el motor levemente al presionar la maneta del embrague para facilitar las salidas desde parado y las maniobras a baja velocidad. 

La frenada ahora es combinada e incluye ABS Bosch con asistencia en curva, autorregulado por una plataforma inercial 

En esta presentación hemos disfrutado de todo tipo de condiciones climáticas y de distintas carreteras. Hemos realizado una ruta de unos 180 km en la que hemos empezado cerca del mar con sol y una temperatura muy primaveral, y hemos ascendido hasta más de mil metros con un recorrido en el que nos ha tocado lluvia y nieve. De este modo hemos “disfrutado” de esta Suzuki en circunstancias muy variadas, lo que nos ha servido para cerciorarnos de su gran polivalencia y de lo bien que se adapta a los cambios y a carreteras en condiciones difíciles.

Contundente

La nueva V-Strom 1000 es una moto muy madura y de funcionamiento muy refinado. Lógicamente su estérica puede gustar más o menos, pero lo que nos ha dejado claro es que es un conjunto robusto, con una parte ciclo muy bien puesta a punto, con unas prestaciones que sin ser excesivas para su categoría, si es cierto que no dan lugar al aburrimiento y demuestran que una potencia declarada de 101 CV a 8.000 rpm acompañada de un par generoso a bajo y medio régimen, pueden ser suficientes para un gran número de usuarios. Además, el gran V2 que la empuja nos obsequia con un funcionamiento muy logrado, sin transmitir apenas vibraciones independientemente del régimen al que gire y con una respuesta contundente desde muy bajas revoluciones. La verdad es que la forma de transmitir su poder a la rueda trasera es muy directa y lo mejor de todo es que no hay que hacer apenas esfuerzos para actuar sobre sus distintos mandos. Todo funciona de manera silenciosa y suave, algo muy llamativo para el tamaño y la configuración del propulsor. Como es una costumbre en Suzuki, el accionamiento del cambio es sumamente correcto, y se acompaña de un embrague con sistema antibloqueo y mando hidráulico que mantiene el listón muy alto. Si es cierto que entre 7.000 y 9.000 rpm la respuesta es un poco plana, sin demasiado tirón, y para acelerar con alegría conviene subir marchas con rapidez y aprovechar la buena “pegada” que nos brinda en torno a 6.000 rpm. Aunque el motor estira hasta ceca de las 9.500 rpm de aguja, no es necesario buscarle tanto las “cosquillas” para circular de forma alegre.

El gran bicilíndrico de 1.037 cc responde de manera contundente a medio régimen y funciona con suma corrección, sin transmitir apenas vibraciones

Ergonómica y estable

La posición de conducción es realmente acertada. Es espaciosa y nos sentimos cómodos tanto al circular por vías rápidas, como al hacerlo por carreteras estrechas y con muchas curvas. Su protección ha mejorado gracias a la nueva pantalla y a los cubremanos, y la verdad es que da gusto mantener cruceros elevados sin tener que luchar apenas contra el viento. El diseño del asiento también es acertado, mostrándose confortable en marcha y facilitando las maniobras a baja velocidad, gracias a que su altura tampoco es excesiva en comparación con la de otras trail.

Es  muy cómoda y protege muy bien. Además, su parte ciclo está muy bien puesta a punto y su comportamoiento deportivo es sobresaliente.

A pesar de unos recorridos de suspensiones un tanto largos, el conjunto se siente sólido, con un tren delantero de mucha calidad. La horquilla invertida soporta con dignidad las importantes inercias que genera esta moto de 233 kg declarados en orden de marcha. Así podemos realizar unas frenadas muy enérgicas y aprovechar el potente y dosificable equipo de frenos, dotado de pinzas de anclaje radial. Además, el nuevo ABS “inteligente” nos ha demostrado que es un sistema que funciona con mucha corrección en condiciones difíciles, ayudándonos a solventar situaciones complejas con facilidad.

Como el motor, la parte ciclo “funciona” de modo igualmente “dulce”, pero esto no quiere decir que aparezcan oscilaciones indeseadas o que el conjunto muestre falta de aplomo. Incluso a alta velocidad, la V-Strom 1000 es estable y mantiene las trayectorias con decisión a pesar de confiar en neumáticos más estrechos que los de otras grandes trail de última generación. Quizá por esto, en la agilidad y en la rapidez de reacciones del tren delantero encontramos algunos de sus puntos fuertes, lo que hace que su conducción sea fácil e intuitiva, transmitiéndonos una considerable sensación de ligereza para una moto de su talla y peso.   

Lo mejor:
  •  

    Robustez y equilibrio de la parte ciclo

  •  

    Calidad del tren delantero

  •  

    Funcionamiento del bicilíndrico

  •  

    Comodidad y protección

Mejorable:
  •  

    Motor poco alegre a alto régimen

  •  

    Ausencia de caballete central

Suzuki GSX 750

5300 €

  • 25000 km
  • |
  • Año 1999
  • |
  • Potencia: 750 cc / 85 CV
  • |
  • 11
10/08/2016

Suzuki Marauder GZ 250

1600 €

  • 10297 km
  • |
  • Año 2006
  • |
  • Potencia: 250 cc / 21 CV
  • |
  • 6
22/08/2016

Suzuki SV 650

2800 €

  • 24000 km
  • |
  • Año 2004
  • |
  • Potencia: 650 cc / 77 CV
  • |
  • 12
02/09/2016

Suzuki RM-85L

1300 €

  • 3000 km
  • |
  • Año 2008
  • |
  • Potencia: 85 cc / 16 CV
  • |
  • 1
01/09/2016
Fichas Técnicas

Te recomendamos

La nueva Benelli Leoncino está lista para su comercialización, que se producirá en la...

Coincidiendo con el reciente Puente del Pilar, Ducati España organizó la travesía Dos...

Los intercomunicadores Sena ofrecen gran calidad de funcionamiento. Y ahora, con el n...

La firma Energica es una referencia dentro del segmento de las motos eléctricas de al...

También te puede interesar

La popular trail de Suzuki llega en 2017 con el factor novedad de su parte y se confirma como una moto muy completa y polivalente, a lo...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.