Cómo importar una moto desde Inglaterra

La crisis ha puesto más de moda que nunca la compra de moto usada pero, ¿por qué limitarse al mercado español? El Reino Unido es un paraíso de chollos y exóticas motos, algunas nunca llegaron a venderse en España. Importar una moto inglesa usada es más sencillo y barato de lo que puede parecer, te contamos cómo hacerlo.

Javier G.A Alonso / Andrés G. Dorado -
Cómo importar una moto desde Inglaterra

Comprar vehículos de segunda mano en países europeos es una práctica que se lleva haciendo desde hace mucho tiempo. En la actualidad todos estamos bajo el «paraguas» de la Unión Europea, que también afecta a los vehículos.

Al ser comunitarios se ajustan a las mismas normas y tipos de homologación con pequeñas excepciones. Pero siendo mercados distintos, los precios y modelos son también diferentes, se abre aún más el abanico de posibilidades y se pueden encontrar suculentos chollos, solo hay que encontrarlo y traerlo.

Particularmente interesante es el caso de Inglaterra, la devaluación de la libra esterlina frente al euro (a fecha de la redacción de este artículo 1 libra = 1,16 euros) hace que sea un mercado atractivo para comprar motos usadas. Aparte, en el mercado inglés desde los años 60 vieron que la única forma de atraer al consumidor era bajando los precios a través de ofertas, esto provocó una feroz guerra de precios entre las grandes marcas, un «confl icto» con un claro vencedor: el cliente.

El mercado de motos de gran cilindrada fue desarrollado principalmente en Inglaterra -es el caso de las Vincent, Norton y Triumph de los años 50-, por lo que es uno de los más interesantes de Europa por razones históricas. Los japoneses no eran capaces de convencer al cliente inglés -que es muy patriota- de comprar motos de su país, en un principio consideradas como copias baratas de las clásicas inglesas.

El ejemplo de la Honda CB750 en los años 70 fue determinante, tuvo que bajar el precio a casi dos tercios frente a sus rivales europeas para conseguir que los ingleses llegaran a tomar en consideración esta moto, que además era muy superior a las Triumph y Norton de la época.

A día de hoy -y más ahora con la que está cayendo- los precios de las motos nuevas son más bajos que los de España, y me refi ero tanto a motos europeas como japonesas, además prácticamente todas las marcas ofrecen fi nanciación al 0% de interés, regalan accesorios, etc. La razón es que, a parte de que Inglaterra es donde más motos nuevas se compran cada año en Europa, los ingleses consideran la moto más como un juguete para verano que como un método de transporte, por lo que cambian de moto más frecuentemente. Además, no hay que olvidar que Reino Unido es el mercado de referencia cuando las marcas hacen sus análisis fi nancieros.

Un animado mercado de moto nueva es directamente proporcional a un nutrido mercado de moto usada, cuenta además con dos atractivos añadidos: uno es que abundan los modelos que nunca se han vendido en España, lo que aporta un toque de exotismo extra; y dos, casi todas las motos de segunda mano vienen ofrecidas con numerosos y jugosos extras.

Todo esto es muy bonito pero no hay que olvidar que el Reino Unido es una isla con lo que, aparte de muchos kilómetros, nos separa un gran «charco» que irremediablemente debemos de atravesar al menos un par de veces (ida y vuelta), pero lo hemos tenido en cuenta y aun así, puede salir más barato comprar una moto usada allí. Esto pinta bien, ¿verdad?

Proceso de compra
Tras localizar la moto y ponerte de acuerdo con el vendedor en cuanto al precio, hay que ir a verla (una o varias) en avión. Una vez vista y estar de acuerdo, hay que hacer un contrato de compra-venta en el que consten todos los datos tanto del comprador como del vendedor, tal y como se hace en España.

Es importante que en la documentación de la moto -documento llamado V5-, aparte de todos los datos fundamentales (matrícula, número de bastidor, etc), conste el tipo de homologación. Está en el apartado K («Type approval number») y es un código de 12 dígitos. Para saber si está homologada en Europa el primer dígito debe ser «E» (normalmente E11). No está de más pedir la fi cha técnica de la moto, a diferencia de España ésta no viene con la documentación de la moto, pero no es frecuente que el dueño la tenga, en ese caso hay que pedirla al fabricante. En España sería válida una ficha reducida emitida por un ingeniero técnico (en una ITV homologada deberían de facilitar datos de estos ingenieros), pero tendría un coste aproximado de unos 130 euros.

Fíjate bien que en la ficha técnica vengan las emisiones de CO2, un dato que posteriormente te pedirán en Hacienda. Es posible que no aparezca, allí no están obligados a ponerlo, en ese caso hay que pedírselo al ingeniero ya en España.

Para la transferencia o cambio de nombre el comprador debe quedarse con la parte 10 del documento V5, es lo que demuestra que la moto está a su nombre. No está de más hacer una fotocopia del V5 antes de cortar el apartado 10 (por si acaso). El resto del documento el vendedor debe mandarlo a la DVLA (Tráfico en Reino Unido). Se puede hacer en cualquier oficina de correos y el franqueo está pagado, es decir, es gratis.

En la «Post Office» (Correos) se pide un sobre y se manda, dentro de ese sobre hay un documento, denominado SORN, que sirve para dar de baja a ese vehículo en Inglaterra ya que va a ser exportado.

Cuando la DVLA (la DGT inglesa) lo reciba generará un nuevo documento V5 y lo mandará al nuevo propietario. Si la vas a traer en marcha tendrás que contratar un seguro temporal (una semana o un mes) en una compañía de seguros inglesa. Si la compras mediante MCN (Motorcycle News), te regalan una semana de seguro gratis.

Transporte
Una vez llegado a este punto tienes dos opciones: mandar la moto a través de una empresa de transportes o traerla en marcha. Para el primer caso, una buena opción es mandarla por la empresa Lynx, especializada en transporte de productos grandes. El precio dependerá de muchos factores, entre ellos el peso y tamaño de la moto, puedes contratar además un seguro por si hay algún tipo de daño de la moto durante el transporte.

El coste mínimo puede estar entre 350 y 500 euros. Hay otras empresas, las mejores para estos envíos son normalmente las pequeñas independientes, casi todas se pueden encontrar en el mismo Gumtree (anuncios clasificados). Aparte del seguro mínimo que incluye el envío, es recomendable sacar un seguro de envío independiente.

En caso de traértela en marcha lo recomendable es que cojas uno de los estos dos ferrys: Plymouth – Santander (Britanny Ferries) es más rápido y barato, pero no funciona todo el año. O Portsmouth – Bilbao (P&O Ferries), es más caro y algo más lento, cualquier época del año.

Legalizarla
Antes de pasar la ITV tendrás que cambiar el faro, es el único elemento que diferencia a las motos inglesas de las españolas. En Inglaterra al conducir por la izquierda el faro está orientado ligeramente hacia el lado izquierdo, en España es al revés. Para conducir de forma provisional existen unas pegatinas que se ponen en el faro y hacen un efecto similar, sobre todo para que no deslumbres a los que vienen de frente.

Hay que asegurarse de que el velocímetro marque la velocidad en kilómetros por hora. En Inglaterra se mide en millas, pero casi todas las motos tienen doble medición, tanto en los relojes analógicos como en los digitales.

Con toda la documentación en mano (documentación de la moto, fi cha técnica y contrato de compra-venta), hay que pasar la ITV. Allí verifi carán toda la moto, con lo que asegúrate que todos los elementos son los originales. Latiguillos metálicos, cúpula opcional y otro tipo de accesorios no originales pueden hacer que la moto no sea apta y tengas que volver otro día con los cambios hechos...

Ya con la ITV pasada hay que ir a Hacienda a pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, cuyo valor depende de tres factores: modelo y año de la moto, cilindrada y emisiones de CO2. Hasta 600 cc tiene un coste aproximado de 60 euros, a partir de ahí se dispara. Una 1.000 está en torno a 140 euros.

El siguiente paso es ir a la Jefatura Provincial de Tráfi co que te corresponda a rematricularla, si tienes todos los papeles el trámite será sencillo y no excederá de los 100 euros. Lo de esperar colas depende de la ciudad: en Madrid mejor cógete el día libre... Con eso ya tendrás tu moto nueva.

Te recomendamos

La nueva Benelli Leoncino está lista para su comercialización, que se producirá en la...

Coincidiendo con el reciente Puente del Pilar, Ducati España organizó la travesía Dos...

Los intercomunicadores Sena ofrecen gran calidad de funcionamiento. Y ahora, con el n...

La firma Energica es una referencia dentro del segmento de las motos eléctricas de al...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.