Motoristas de la Guardia Real

Hay muchas formas de pasar una vida ligado al mundo de la moto, pero quizá ninguna es tan solemne como la de los integrantes del Grupo de Escoltas de la Guardia Real del Ejército Español.

Victor Gancedo. Fotos: Juan Sanz. Colabora: Museo Guardia Real de El Pardo

Motoristas de la Guardia Real
Motoristas de la Guardia Real

De la necesidad de protección a los soberanos de España se crean, según las épocas, distintas unidades militares armadas caracterizadas por su fidelidad y entrega a las reales personas. La Guardia Real española es un ejemplo de esa lealtad y subordinación, con más de 500 años de historia, lo que hace que sea una de las guardias más antiguas del mundo. En la actualidad, la principal tarea de este cuerpo del ejército es la de prestar el servicio de guardia militar, rendir honores y dar escoltas solemnes a S.M. el Rey y a los miembros de Su Real Familia, prestando servicios similares a los jefes de Estado extranjeros que visitan nuestro país en el caso que les sea ordenado.

Dentro del Grupo de Escoltas de la Guardia Real existen diversos subgrupos, desde los que van a pie, hasta los que van a caballo, o los que trabajan como guías de perros, entre otros. También están los que componen la sección de motos, que actualmente cumplen sus funciones de escoltas a los mandos de Harley-Davidson Electra Glide Standard de última generación, las cuales incluyen una preparación específica para poder cumplir debidamente con las funciones de este grupo especial de escoltas de la Guardia Real. Actualmente, hasta un total de 36 motos de la marca norteamericana son las que pueden llegar a participar en un acto oficial y, circulando en la formación denominada «cápsula de seguridad», escoltar y proteger debidamente a la Familia Real y a otros dirigentes extranjeros.

Las Harley-Davidson son utilizadas en España desde 1948 para realizar este tipo de funciones, primero fueron empleadas por la Escolta de la Jefatura de Estado de Francisco Franco y desde 1975, cuando Juan Carlos I comenzó su reinado, por la Guardia Real. Durante estos cerca de 65 años, como es lógico, han sido varios lo modelos usados antes de la llegada de las Electra Glide de última generación.

Gracias a la gentileza de los militares responsables del Museo de la Guardia Real ubicado a la localidad madrileña de El Pardo, hemos tenido acceso a las Harley-Davidson más significativas que se han utilizado en labores de escolta para nuestros dos últimos mandatarios desde aquel, ya lejano, 1948. Las motos que puedes ver en este artículo y que se conservan en dicho museo, no hay duda que forman parte de nuestra más reciente historia. Está claro que si pudieran hablar, podrían relatarnos interesantes historias y alguna que otra curiosa anécdota, de esas que nunca ha llegado a trascender y que se guardan con el hermetismo propio del protocolo real.

Requisitos:

  • Nacionalidad española.
  • Mínimo 18 años y máximo 29.
  • Mínimo 165 cm hombres y 160 cm mujeres.

Si se cumplen estos requisitos fundamentales, hay que acudir al Centro de Selección de la provincia de residencia. Antes del acceso al Centro de Formación de la Guardia Real hay que superar dos fases. La primera incluye Concurso (valoración de méritos), Oposición (evaluación de aptitudes) y Entrevista. Una vez superada la primera fase, se pasará a la segunda, que incluye reconocimiento médico y pruebas de aptitud física. Superadas estas dos fases de acceso, habrá que realizar las fases de Formación General Militar y de Formación Específica. Luego, una vez realizada la solicitud para formar parte de la sección de motos, habrá que esperar a que se produzca una vacante y superar una última fase de Formación Complementaria.

Este modelo fue el más utilizado por la Escolta de la Jefatura del Estado de Franco. Todavía carecía de pantalla frontal o carenado, por lo que sus pilotos eran mucho más visibles. Derivaba de la FL de 1948, pero a diferencia de aquella, entre otras cosas ya disponía de una horquilla telehidráulica convencional. Su chasis, de tipo «hardtail» era rígido en su parte trasera y carecía de amortiguación posterior. Solo el asiento gozaba de un sistema telescópico con muelle que otorgaba cierta comodidad al piloto. Su motor era conocido como Panhead debido a que las tapas de los balancines eran planas, como las de una cacerola de entonces. Su bicilíndrico en V a 45º declaraba 60 CV a 4.800 rpm y tenía una cilindrada de 1.208 cc, con un árbol de levas en el cárter, caja de cambios de cuatro relaciones y transmisión secundaria por cadena. Además, el arranque era a pedal, con el puño eléctrico se controlaba el avance del encendido y montaba batería de 6 voltios.

Las FLH con motor Shovelhead comenzaron a llegar en 1968, y se utilizaron hasta 1984. Digamos que fueron las motos del cambio, porque se emplearon primero por la Escolta de la Jefatura del Estado y a partir de 1975, cuando Juan Carlos I se coronó Rey de España, por la Guardia Real. Su propulsor tomaba la base del Panhead, pero su potencia era superior debido a mejoras ostensibles en cilindros y culatas. Mantenía la cilindrada (1.208 cc), pero declaraba ya 66 CV. Las reformas introducidas en las culatas implicaban una nueva forma en sus tapas que recordaban a una pala («shovel» en inglés), de ahí la denominación. Todavía conservaba la caja de cambios de cuatro relaciones y la transmisión secundaria por cadena, pero incorporaba arranque eléctrico y montaba una batería de 12 voltios. Su chasis era «softtail», con dos amortiguadores en el eje trasero, y el piloto se beneficiaba también de la protección de una gran pantalla frontal. La versión de 1972, como la de la foto, sustituyó los frenos de tambor por un disco en cada rueda con mandos hidráulicos. Montaba una curiosa sirena mecánica, cuyo eje se accionaba al contactar con el neumático posterior, tras pisar sobre una palanca ubicada en el lateral izquierdo.

Las primeras FLHT Electra Glide, rebautizadas como «King of the Highway» (el Rey de la Autopista), comenzaron a ser utilizadas por la Guardia Real en 1984, cuando en Milwaukee decidieron realizar una serie limitada (no comercial) destinada para ser utilizada por escoltas de Jefes de Estado. Derivaba de la versión Police de la Electra Glide, que se caracterizaba por la imponente estampa que le otorgaban el semicarenado superior tipo «bat wing», las maletas rígidas y la caja de «transmisiones» trasera, colocada en lugar del asiento del pasajero. Con las FLH, Harley-Davidson introdujo el nuevo bicilíndrico Evolution de 1.338 cc, que declaraba incluso menos potencia que el Shovelhead, pero sus cifras de par máximo eran muy superiores desde muy bajo régimen, lo que permitía una utilización más relajada a la hora de hacer kilómetros por autopista. A ello contribuía la también nueva caja de cambios con cinco velocidades y un desarrollo final más largo. Muchas características de este modelo, aunque convenientemente modernizadas, todavía se mantienen en las Electra Glide de última generación que usa la Guardia Real en la actualidad.

Los mejores vídeos