El cambio más significativo de Marc Márquez

La evolución del hexacampeón mundial ha alcanzado una nueva frontera en este 2018.
Nacho González -
El cambio más significativo de Marc Márquez
El cambio más significativo de Marc Márquez

Algo está cambiando en Marc Márquez. Es una percepción global entre aficionados y rivales, y los datos la refrendan. Su segunda posición en Misano supuso su sexto podio consecutivo, algo que no conseguía desde los doce seguidos entre las dos últimas carreras de 2013 y las diez victorias seguidas del inicio de 2014.

Además, por segunda vez en su carrera, subía tres veces seguidas al podio sin pisar el escalón más alto, algo que sólo le había pasado con los tres segundos puestos que enlazó en 2016 en las citas de Mugello, Montmeló y Assen; cuando fue batido, respectivamente, por Jorge Lorenzo, Valentino Rossi y Jack Miller.

Esta vez ha sido Andrea Dovizioso en Misano. Antes, fue Jorge Lorenzo en Austria. Y en Brno, los dos. Tres carreras cerca de la victoria sin conseguirla, y Márquez no se ha puesto nervioso. No hace tanto, seguramente hubiese cometido un error que hubiese dado alas a sus rivales, y por el contrario no ha cesado de aumentar su ventaja en la clasificación general, hasta el punto de que apenas necesita 84 puntos en las seis carreras restantes para el séptimo título.

El cambio más significativo de Marc Márquez

El cambio más significativo de Marc Márquez

Este cambio de mentalidad esconde, a su vez, un cambio en el día al que Márquez le profesa culto. Márquez ya no va a por todas en cada curva de cada sesión. Se ha hablado mucho de su minimización de caídas en carrera –a costa de caerse mucho en entrenamientos-, pero lo cierto es que tras eso se oculta un cambio global en la forma de trabajo.

Publicidad

En este 2018, por primera vez, se puede considerar que Marc Márquez es, puramente, piloto de domingos. Para eso, ha sacrificado los sábados. De hecho, este año puede hacer algo que no ha hecho en sus cinco años anteriores en MotoGP: lograr más victorias que poles. De momento gana 5-4, y salvo en el inolvidable 2014 (cuando hizo 13 de cada) siempre logró más poles que triunfos, como se puede ver en este cuadro:

MARC MÁRQUEZ EN MOTOGP
Victorias Poles Victorias/poles
6 9 66,67%
13 13 100,00%
5 8 62,50%
5 7 71,43%
6 8 75,00%
5 4 125,00%

Pero el motociclismo no es un juego de suma cero en el que sólo existe la victoria y la derrota. Detrás del primero hay 14 pilotos más que puntúan, y así es como se establece no sólo la clasificación final, sino también la clasificación de las poles. Llamada ‘BMW Award’, MotoGP tiene un sistema de puntuación para dirimir al mejor de los sábados. Una clasificación que Márquez no ha perdido nunca, ni en aquel 2015 en el que se vio claramente superado por las Yamaha.

El cambio más significativo de Marc Márquez

El cambio más significativo de Marc Márquez

Una clasificación que también lidera en este 2018, pero no con tanta autoridad como en otros. De hecho, aunque tiene 41 puntos sobre Jorge Lorenzo (229-188), el balear ha conseguido llevarse dos poles seguidas y le ha recortado 28 puntos en los dos últimos grandes premios, donde Márquez ha clasificado quinto: tanto en Misano como en Silverstone, donde la carrera finalmente no se disputó pero cuya clasificación sí computó para el BMW Award.

Publicidad

Si dividimos los 229 puntos de Márquez en el BMW Award en las 13 sesiones de clasificación, nos da una media de 17,62 puntos. Hasta ahora nunca había bajado de 19. Y, si establecemos la comparativa con los puntos logrados por carrera, es la primera vez desde que llegó a MotoGP donde ‘consigue’ puntos en carrera en comparación a clasificación, como se ve en esta tabla:

MARC MÁRQUEZ EN MOTOGP
Ptos carrera/GP Ptos pole/GP Ptos de pole a carrera
18,56 20,39 -1,83
20,11 22,11 -2,00
13,44 20,28 -6,83
16,56 19,17 -2,61
16,56 19,06 -2,50
18,42 17,62 0,80

En la tabla se aprecia que, siendo su peor año los sábados, está siendo su tercer mejor año en cuanto a la media de puntos en carrera, muy cerca del segundo mejor año (2013) y netamente superior a las dos últimas temporadas, que saldó con sendos títulos.

El cambio más significativo de Marc Márquez

El cambio más significativo de Marc Márquez

Se ve todavía mejor estableciendo el ratio de conversión de puntos, y eso sin tener en cuenta que en dos Austin salió cuarto pese a haber hecho la pole. Es más, en tres de sus cuatro poles se llevó la victoria (en Austria acabó segundo), ganando en Jerez desde el quinto puesto de parrilla y en Le Mans desde el segundo.

En esta tabla se ve el ratio de conversión de puntos de sábado a domingo de Márquez en cada temporada:

Año Ptos carrera Ptos poles % Conversión
2013 334 367 91,01%
2014 362 398 90,95%
2015 242 365 66,30%
2016 298 345 86,38%
2017 298 343 86,88%
2018 221 218* 101,38%
  • NOTA: Se han descontado los 11 puntos de la quinta posición de Silverstone, al no haber carrera con la que establecer un ratio de conversión.
Publicidad

Un 101,38% que ya habla por sí solo, y que contrasta enormemente con el 79,75% de Jorge Lorenzo y el 75,34% de Johann Zarco, o con el 90,84% de la segunda Honda en discordia, la de Cal Crutchlow. Está incluso por delante de Andrea Dovizioso, que empezó la temporada clasificando bastante mal y que se ubica en un 100,65%.

Eso sí, se encuentra por debajo de las Yamaha oficiales, con tremendos problemas los sábados y que llevan toda la temporada minimizando daños en domingo: de ahí que Maverick Viñales esté en 102,48% y Valentino Rossi, piloto de domingos por excelencia, en un impresionante 117,97%.

Por no hablar de Álvaro Bautista, cuyo ratio es un escalofriante 336,84% (si bien es justo reconocer que en las posiciones traseras es más fácil tener un gran ratio al tener pocos puntos los sábados).

El cambio más significativo de Marc Márquez

El cambio más significativo de Marc Márquez

Para pilotos como Rossi o Dovizioso es algo normal mejorar el domingo el rendimiento del sábado. Para Márquez no. Siempre ha sido un coleccionista de poles, un auténtico especialista en sacarse un tiempo impresionante en Q2 incluso cuando no tiene la moto por el sitio. Pero eso ha cambiado: ya no pone tanto interés en triturar el cronómetro el sábado. A cambio, dedica el fin de semana a trabajar para el domingo: es lógico, un título de MotoGP vale más que un BMW.

No es ya sólo que supere el 100%. Es que lo consigue pese a los ceros con los que salió de Argentina y Mugello. Lo normal es que los pilotos punteros tengan un ratio del 90%, e incluso el 86% de sus dos últimas temporadas entra dentro de lo normal (no así el desastroso 66% de 2015); pero para el viejo Márquez era impensable superar el 100%. El cambio es significativo.

Publicidad
Te recomendamos

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...

Que la capacidad de carga no sea un problema. Bolsas, baúles, maletas, alforjas, moch...

La tercera edición del BMW Heritage Custom project se ha llevado a cabo con mucho éxi...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...