Así es el "control de estabilidad" por gas y fuerza de repulsión de Bosch

El gigante alemán está aplicando soluciones de la industrial espacial para conseguir una conducción más segura en moto.
Carlos Domínguez -
Así es el "control de estabilidad" por gas y fuerza de repulsión de Bosch
Sí, Bosch ha fabricado un "control de estabilidad" por gas y fuerza de repulsión

En la actualidad cualquier moto que se venda dentro de la Unión Europea trae consigo un sistema ABS que, más o menos avanzado, evita el bloqueo de la rueda delantera o trasera. Un sistema relativamente simple que, aunque ha tardado en aterrizar y extenderse en la industria, ha salvado ya incontables caídas, lesiones, enormes cantidades de dinero en reparaciones y, dicho sea de paso, más de una vida. Empresas como Bosch en colaboración con las marcas han venido encargándose del desarrollo de estos dispositivos de seguridad activa: ABS tradicionales, ABS en curva (en Bosch conocido como Motorcycle Stability Control), sistema de control de tracción etc… Ahora bien, ¿cuáles son las medidas del futuro?

Tengamos en cuenta que en la actualidad una moto del denominado "segmento premium" ya sale del concesionario con la habilidad de saber en que posición se encuentra en cada momento. De esta forma, es capaz de dosificar una frenada en plena curva para que la moto frene sin afectar a la trazada o produzca el bloqueo de una de las ruedas. También puede utilizar esa información para evitar los caballitos no deseados en aceleraciones fuertes o los derrapes y consiguiente pérdida de agarre al asfalto. Hoy ya hemos dado un gran paso adelante pero mañana es todavía más impresionante.

Control de estabilidad por gas

Sí, Bosch ha fabricado un "control de estabilidad" por gas y fuerza de repulsión

Bosch ha desarrollado un proyecto de investigación en torno a lo que han denominado "Sliding Mitigation Research", o en castellano, "Mitigación del deslizamiento". Y no parece que hayan empezado hace dos días puesto que en esta misma página puedes ver un prototipo ya en funcionamiento. Lo que pretenden es acabar con los problemas que se encuentran los vehículos de dos ruedas al circular por superficies deslizantes, ya sea por encontrarse una plaza de hielo, hojas mojadas, aceite etc… momento en el que se deja de aplicar suficiente fuerza lateral para mantener el agarre y, por tanto, la estabilidad. Son situaciones en las que podemos caer sin aplicar fuerza en los frenos o dar gas, por lo que ni el control de tracción ni el ABS consiguen salvar la caída.

Sí, Bosch ha fabricado un "control de tracción" por gas y fuerza de repulsión

Bosch ha querido solventar este problema con la creación de una fuerza lateral externa. Los alemanes han instalado un sensor que detecta cuando la rueda se desliza y, si supera cierto límite, un tanque libera gas a presión (el mismo tipo que encontraríamos en los airbags) hacia una cámara que dirige el flujo en la mejor dirección posible (opuesta al suelo). Esa fuerza lateral crea el suficiente agarre para recolocar la rueda y salir airoso con un simple susto.

Publicidad

Seguridad por radar

Sí, Bosch ha fabricado un "control de tracción" por gas y fuerza de repulsión

Otro de los dispositivos que están desarrollando es un sistema de radar que** continuamente informa sobre la situación del resto de vehículos de la carretera o calle**. De este modo, podamos ver qué hay detras de esa curva a ciegas o ese camión que tapa la vía con la carga.

En principio tendría tres funciones principales: adaptar la velocidad y distancia de seguridad en situaciones de tráfico muy denso, alertar al piloto de la moto de una colisión inminente mediante señales acústicas y sonoras e informar de los alrededores para cambiar de carril con seguridad, acabando con los puntos ciegos.

Seguridad por… Wi-Fi

Sí, Bosch ha fabricado un "control de estabilidad" por gas y fuerza de repulsión

Este sistema funcionaría en la dirección opuesta, haciéndonos más visibles e intentando acabar con el ya tradicional "no te he visto". Utiliza un sistema Wi-Fi para intercambiar información con los vehículos de la vía en un radio de varios cientos de metros. Así, hasta 10 segundos antes de que aparezcamos en el campo de visión de un turismo, tanto el vehículo como el conductor podrán conocer nuestra posición, tipo de vehículo, velocidad y dirección. No sólo servirá para incorporaciones o cruces peligrosos sino también para alarmar sobre accidentes que hayan ocurrido en la vía o situaciones de peligro como defectos en el asfalto etc…

Publicidad
Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...