Derbi Antorcha

Derbi Antorcha

Ildefonso García. Fotos: Joan Carles Orengo

Fue uno de los vehículos preferidos por las clases populares para disfrutar de la movilidad individual durante los años 70

Moto clásica: BMW RS 54

Moto clásica: BMW RS 54

Texto: B.R./I.G. Fotos: Ola Österling

En 1954 BMW fabricó para los privados una carreras-cliente basada en su moto oficial de 500 cc. A pesar de tener un precio estratosférico no gozó de éxito en las pistas. Aunque luego este mismo motor se utilizó para lograr 19 títulos del mundo en la categoría de sidecares.

Moto clásica: Honda CB750F

Moto clásica: Honda CB750F

Ildefonso García. Fotos: Joan Carles Orengo

Tras muchos años utilizando motores con distribución SOHC (simple árbol de levas en culata) el mayor fabricante del mundo se pasó por fin al sistema DOHC con la CB750F.

Moto Clásica: Matchless G21 CSR

Moto Clásica: Matchless G21 CSR

U.H./Ildefonso García. Fotos: K. S.

Matchless ha sido una de las grandes marcas de la historia del motociclismo británico. La G12 CSR de estas páginas se desarrolló con la competición como objetivo.

Motos clásicas: Rickman CR 750

Motos clásicas: Rickman CR 750

G.E./Ildefonso García. Fotos: J.B.

Los hermanos Rickman se hicieron famosos en los años 60 y 70 gracias a sus chasis y preparaciones. Primero trabajaron con modelos británicos para después dirigir sus esfuerzos hacia las motos japonesas. La Rickman CR 750 con propulsor Honda sorprende por su actualidad.

MYMSA Z-61 Cabra 74 1961

MYMSA Z-61 Cabra 74 1961

Texto y fotos: Joan Carles Orengo. Motocicleta restaurada: familia Aragall

A los aficionados al «off road», puede que poco o nada les diga el nombre de MYMSA. Pero esta marca catalana, considerada pionera en muchos aspectos, realizó una 74 c.c. de motocross muy competitiva al final de su vida activa.

Moto clásica: Yamaha FZ750

Moto clásica: Yamaha FZ750

Pepe Burgaleta.

La mitad de los años 80 supuso para la industria de la moto japonesa un verdadero punto de inflexión, fue el momento en el que descubrieron la forma de hacer verdaderas deportivas. La Yamaha FZ750 fue uno de sus primeros ejemplos.

Moto Clásica: Montesa Brío 81

Moto Clásica: Montesa Brío 81

Pepe Burgaleta Fotos: Jaime de Diego. Moto: Santiago Fernández

En la España de los 50, lo que el público realmente necesitaba era una moto suave, silenciosa y capaz como medio de transporte diario. Montesa creó con este fin la Brío 81, un modelo derivado de su primera Brío, la 90, más deportiva, y menos popular.

Moto Clásica: Kawasaki GPZ550H

Moto Clásica: Kawasaki GPZ550H

Pepe Burgaleta Fotos: Jaime de Diego Moto: Javier Martínez

Cuando Kawasaki comenzó a complementar su serie «Z» con modelos deportivos bajo la denominación GP, también lo hizo en las cilindradas medias, pero por entonces nadie pensaba que acabarían siendo famosas en las carreras.

Moto clásica: BMW K1

Moto clásica: BMW K1

Pepe Burgaleta Fotos: MPIB

BMW intentó hacer una deportiva completamente diferente para competir con las japonesas. Su resultado fue un auténtico fiasco