No siempre son los coches

Sí, de acuerdo, estadísticamente solo en uno de cada cuatro accidentes de moto
«con contrarios» el «culpable es el motociclista» pero, ¿es siempre culpa de los coches?

Pere Casas -
No siempre son los coches
No siempre son los coches

Lo hemos comentado ya muchas veces. En ciudad, el motociclista es un conductor vulnerable por las propias características de la moto: ya sabes aquello de que «la carrocería eres tú».

Es cierto que las estadísticas nos dan la razón: en tres de cada cuatro accidentes donde hay una moto involucrada con contrarios -la gran mayoría de las ocasiones se trata de un vehículo de cuatro ruedas-, el culpable es precisamente el coche, no la moto.

Sin embargo, como dice el romancero popular: «tener la razón no es pa’tanto» cuando el herido eres siempre tú. Tenlo claro: en la ciudad de Barcelona, por ejemplo, hubo 21 muertos en moto en 2010 por ninguno en automóvil. ¿Por qué? Pues porque es absolutamente «imposible» o, cuanto menos, tan poco probable como marca dicha estadística, morir en accidente de coche por debajo de 50 km/h.

Los coches son cada vez más seguros por sus estructuras deformables, cinturones y múltiples airbags -casi todos-. Y dado que las políticas de seguridad vial hacen que «vayamos cada vez más despacio», también en ciudad, las cifras de siniestralidad no pueden hacer otra cosa que señalarnos como víctimas.

En definitiva, en moto, tengas o no la culpa, quien se hace daño eres tú. Por esto se debe tomar todo tipo de precauciones que me permito resumir en una actitud, si me permites. En moto debes conducir siempre pensando que, «van a por ti». Piensa siempre qué hacer para evitar a los automóviles y no cometas el error de creer «me ha visto y me respetará».

Posiblemente lo primero no sea cierto, piensa en el ángulo muerto tres cuartos trasero, o que puedes estar oculto por otro vehículo. Seguramente lo segundo tampoco: ellos aplican, ante la duda, la «razón de peso» antes que la «razón de paso». No te expongas metiéndote en problemas zigzagueando absurdamente entre carriles, por ejemplo, y no te jueges el físico circulando a una velocidad relativa muy distinta -tanto por lo rápido como por lo lento- frente al resto del tráfico.

¿Qué ocurre cuando una moto está circulando «entre carriles» y un automóvil cambia de línea correctamente y se la lleva por delante? Desde correduría «Peris» nos indican que la moto no puede legalmente estar ocupando un espacio que no le corresponde. Debería circular por los carriles, no «entre ellos».

Pero en la práctica, la responsabilidad del accidente por cambio de carril recaerá en la moto solo si el automovilista puede demostrar, mediante el atestado, que «él maniobró con corrección ‘con intermitente y todo’ y que era la moto la que estaba en un lugar no adecuado», cosa muy complicada.

  • Pasar entre dos carriles es una buena manera de buscarse problemas.
  • La ausencia de guantes puede colaborar a empeorar las consecuencias de un incidente banal.
  • Aunque no haya carriles pintados mediante señalización horizontal debe imperar el sentido común.
  1. Circula siempre pensando en cómo evitar una posible maniobra «malintencionada» de los vehículos que te rodean. Piensa mal y sobrevivirás.
  2. No creas que «seguro que respetarán mi prioridad». Puede que ni siquiera te hayan visto ni quieran hacerlo.
  3. No pases entre carriles ni salgas de ellos de modo inseguro: evita maniobras cuando estés en la zona de tres cuartos trasero.
  4. El buen ciudadano motero no solo sabe prevenir, también es consciente de que de su actitud depende que la moto sea socialmente respetable.
  5. No circules a una velocidad muy alta y muy distinta del resto del tráfi co.
  • Voy a ser muy directo: olvídate del «buenismo ». Te voy a dar el mismo consejo que di a mis propios hijos en cuanto sacaron el carné de moto: «Conduce pensando que los de los coches… ¡te quieren matar!». Lo siento, pero es la mejor manera que conozco de prevenir sus maniobras y sus accidentes.
  • Del mismo modo, ten claro esto: no hay prisa. En moto ya vas lo sufi cientemente rápido como para intentar ganar un par de segundos en una maniobra peligrosa. No te comportes como un delincuente, ni conduzcas como si fueras campéon mundial de «yo-yo».
  • Olvídate de que nuestra maniobrabilidad, agilidad, velocidad y dinamismo nos hace inmunes. >Evita maniobrar entre carriles y en el espacio muerto de visión de los coches.
  • Mantén siempre un estado de alerta y máxima atención: que no te pillen a calzón bajado.
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...