Regula las suspensiones para viajar acompañado

Las suspensiones de tu moto tienen que regularse cuando vayasa a viajar acompañado

Josep Armengol -
Regula las suspensiones para viajar acompañado
Regula las suspensiones para viajar acompañado

Al contrario de la creencia popular, aumentar la precarga del muelle no «endurece» el propio muelle. Cada muelle tiene su constante de deformación por construcción (diámetro y tipo del acero, número de espiras) y eso no cambia ya esté el muelle totalmente relajado (desmontado del amortiguador) o muy comprimido; esto es así en un muelle lineal, los hay que no lo son (con espiras a diferentes distancias por ejemplo), pero para simplificar veremos este ejemplo.

Hay que tener claro que cuando cambiamos la precarga modificamos la altura de trabajo del muelle y la suspensión, y por tanto de la moto en sí.

Cuando la moto lleva solo al piloto o cuando lleva también al pasajero mantiene una distancia libre al suelo similar si aumentamos la precarga, aunque las fuerzas son mayores (más peso, más precarga).

Si no fuera así, la moto estaría más baja de atrás perdiendo agilidad y distancia libre al suelo. Con más precarga, el recorrido negativo es menor (la moto se hunde menos) y así cuando llevamos pasajero el resultado final es similar a si estuviera solo el piloto.

Regulación de la precarga: aquí tienes el clásico sistema de rueda almenada con llave fija, que permite modificar la precarga.

Deberás cambiarla para llevar pasajero y no perder demasiadas cualidades dinámicas. En otras motos la regulación es más fácil, con un sistema hidráulico y una rueda de regulación remota (más a mano), o más difícil, con el amortiguador menos expuesto y accesible.

Vamos a hacer un rápido repaso de qué es, cómo funciona y qué se regula en una suspensión (delantera y trasera), pues en este capítulo se habla mucho de todo esto y conviene aclarar conceptos, antes de que comiences a liarte con la terminología. Cualquier suspensión consta de la parte móvil que es guidada por un mecanismo, normalmente el basculante detrás y una horquilla telescópica delante, un elemento «elástico» (muelle) que hace que ese movimiento no sea libre sino que parta y vuelva siempre a una posición determinada, y un elemento «frenante» (amortiguador hidráulico) sin el cual el elemento elástico estaría provocando oscilaciones sin fin.

Hidráulico a comprensión:

El amortiguador «frena» el muelle. En ocasiones es posible regular independientemente el efecto de ese freno cuando se comprime la suspensión. Es el llamado por ello reglaje de hidráulico a compresión. Si lo endurecemos, cuando la suspensión deba hundirse (bache, frenada delante, aceleración detrás, cambio rápido de dirección) lo hará más despacio. En motos de competición o deportivas de alta gama este reglaje tiene dos regulaciones: de «alta» y «baja» velocidad, para controlar las oscilaciones bruscas o suaves respectivamente. Curiosamente ocurren cuando se circula a velocidad inversa a la regulación correspondiente, lo que genera confusión: la suspensión se moverá suavemente en oscilaciones por vías rápidas y ahí juega el hidráulico a baja velocidad (lo que se mueve despacio es la suspensión).

Hidraúlico a extensión:

Tras una compresión, el muelle quiere recuperar su posición original. El freno a ese movimiento es el hidráulico a extensión. Los primeros amortiguadores se inventaron para esto ya que su función primitiva era evitar las oscilaciones de las suspensiones («baile») por la elasticidad del muelle. Si se endurece demasiado, el muelle tardará en recuperar su posición original y podemos perder recorrido útil; si está blando, la moto bailará o recuperará recorrido demasiado bruscamente y, por ejemplo, al soltar frenos entrando en curva tendrá reacciones más vivas al subir más rápido la horquilla.

Precarga:

El muelle que controla los movimientos de la suspensión nunca está «libre». Con la moto sola, soporta la parte del peso de ésta que le toca; con el piloto a cuestas, se suma su peso al de la moto; con pasajero, más peso. En marcha, los apoyos también trasladan carga al muelle: delante frenando, detrás acelerando, etcétera. La «precarga» es la cantidad de «peso» con que cargamos al muelle antes de someterlo a mayores pesos o fuerzas, para evitar que se hunda demasiado. A mayor carga, más precarga deberemos dar al muelle para evitar que se hunda tanto que perdamos recorrido útil de la suspensión: por eso debemos aumentarla si vamos a llevar pasajero.

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...