No habrá Bonneville Speed Week en 2022

Las condiciones impracticables del lago salado de Bonneville han obligado a suspender la semana de las tentativas de récord de velocidad, que estaban programadas del 28 de agosto al 1 de septiembre.

Juan Pedro de la Torre

Cancelada la caza del récord en Bonneville
Cancelada la caza del récord en Bonneville

No es la primera vez que sucede algo similar en el lago salado de Bonneville, escenario desde hace décadas de las tentativas de récord de velocidad. Antes de abordar una nueva edición, el equipo de BSMT ha revisado concienzudamente todas las localizaciones del lago donde poder realizar las tentativas, pero en vista de la situación se ha decidido suspender la edición 2022. Una importante tormenta descargó en la zona semanas atrás, y posteriormente la llegada de nuevas precipitaciones ha dejado el lago anegado.

Ni siquiera la estabilidad del tiempo en la zona permitía confiar en la evaporación del agua en los próximos días, para que el fondo salado estuviera suficientemente consolidado y firme, por lo que tras valorar la situación la Federación Internacional (FIM) y el AMA, federación estadounidense, han tenido que verse obligados a cancelar la edición 2022.

“Todos estamos decepcionados de que nos veamos obligados a cancelar”, dijo el director/propietario del evento Delvene Reber, “al igual que ustedes, hemos pasado más de un año preparándonos para este evento e invirtiendo en mejoras. Este año implementamos mejoras impulsadas por los corredores que incluyen nuevas banderas, mejoras en la línea del curso y otras actualizaciones impulsadas por los corredores”.

"En primer lugar, en nombre de la FIM me gustaría agradecer a todos los involucrados por sus enormes esfuerzos para hacer posible esta edición de este importante evento, especialmente después de todo el trabajo que se ha realizado para reconocer y entregar las mejoras al curso”, concluyó Franck Vayusieé, director de la Comisión de Carreras de la FIM.

El lago Bonneville visto desde un avión
El lago Bonneville visto desde un avión

Las inundaciones del lago salado de Bonneville, en Utah (EE.UU) han sido motivo de anulación de las tentativas de récord en varias ocasiones en los últimos años. En 2014 y 2015 tampoco se pudo realizar la Bonneville Speed Week, que es todo un acontecimiento en la zona, que ha permitido hacer mundialmente conocido a este remoto lugar de Estados Unidos. Para poder desarrollar con seguridad la competición, no solo se requiere un terreno completamente seco, sino también un determinado espesor de la sal, ya que el fondo del lago cuenta con un lecho de yeso que disuelve la sal, por lo que se requiere que este tenga un determinado grosor para dar estabilidad al firme. Además, para mayor seguridad, la organización siempre busca disponer de varios tramos para poder disponer de diferentes alternativas, aunque en los últimos años está resultando incluso complicado hacer con un tramo con las condiciones adecuadas, que requiere como mínimo de tres millas (4,8 kilómetros) de longitud.

La Bonneville Speed Week no solo tiene que aceptar lo que imponga la naturaleza, sino que también tiene que luchar contra otros factores externos como la explotación minera, que ha amenazado el equilibrio natural de la zona. En ocasiones se han llegado a aportar varios miles de toneladas de sal ajena para compensar las carencias, pero esta es una medida provisional, porque con frecuencia las lluvias primaverales terminan erosionando muchas zonas.

Archivado en:

Los cazadores de récords de velocidad en moto

Relacionado

Los cazadores de récords de velocidad en moto

Nuestros destacados