Mika Kallio: Espero estar de vuelta en 2017

Mika Kallio fue dos veces subcampeón del mundo con KTM y ocho años después vuelve a casa para desarrollar la nueva RC16. El finlandés espera volver a MotoGP el próximo año de la mano de la fábrica austriaca.

KTM. Foto: Platzer Philip

Mika Kallio: Espero estar de vuelta en 2017
Mika Kallio: Espero estar de vuelta en 2017

¿Por qué piloto probador de KTM?
Hablamos por primera vez hace un año y un poco entre risas les dije que sería bonito volver cuando empezara el proyecto de MotoGP. Luego mantuvimos el contacto durante el año y fue en el parón de verano cuando preguntamos por los planes que tenían para 2016. Yo estaba interesado por dos razones: por un lado, porque ya estuve en la fábrica hace años y conozco muchas personas allí; y por otro, porque sé que cuando KTM empieza un proyecto va muy en serio, trabajan duro e intentan ser los mejores en la pista. Personalmente, me gusta formar parte de este equipo y siempre me ha interesado el aspecto de desarrollar motos. Me fijo mucho en los pequeños detalles y durante el fin de semana de GP me gusta comprobar por mí mismo todos los datos.

¿No echarás de menos las carreras?
Desde luego y ese será el punto negativo del próximo año, porque la motivación para un piloto es siempre querer competir. Necesito saber manejar esta situación de la mejor manera posible y demostrar a KTM que puedo ser lo suficientemente rápido para estar con ellos en 2017. Creo que mi carrera como piloto no ha terminado y después de un año ayudando a desarrollar la MotoGP, espero estar de vuelta en los GG.PP el próximo año.

¿Por qué crees que te eligió KTM?
Porque confían que pueda hacer el trabajo como probador. Creo que este es uno de mis puntos fuertes. Puedo aportar buena información sobre la moto y los detalles, mejorar a los equipos. Siempre estoy dispuesto a probar todo y es muy satisfactorio ver las mejoras.

Este año se esperaba mucho de ti, ¿qué falló?
Fue una temporada muy complicada en comparación con las anteriores y llevo muchos años en Moto2. Los neumáticos cambiaron y no me adapté a los nuevos Dunlop. Sufrí mucho para encontrar sensaciones y como sé que estos neumáticos seguirán en 2016, ésta fue otra de las razones para perder de vista Moto2 y mirar hacia otro lado.

¿Y cómo es volver a pilotar una MotoGP?
Ya estuve en MotoGP en 2009 y 2010 y cuando bajé a Moto2 lo que más eché en falta fue la potencia. Es una gran sensación saber que tienes todos esos CV, así que éste no creo que sea un gran problema. Sé que en KTM siempre han sido muy buenos desarrollando el motor. Ya estuve entrenando con una Superbike y probando los Michelin. En Valencia fue la primera vez que me subía a la RC16 y teníamos muchas dudas antes del test, pero después de probarla estoy muy contento y me voy al parón invernal con buenas sensaciones. Alex y el equipo ya habían hecho un trabajo impresionante, no hemos tenido ningún problema y estamos a un nivel realmente alto. De todas formas, todavía tenemos un largo camino que recorrer y ya tengo ganas de hacer el próximo test. Hasta entonces me voy a ir a casa a competir sobre hielo para mantenerme en forma.

¿Cómo has visto a la RC16?
Es una moto muy equilibrada, y el motor es muy potente, aunque obviamente tiene puntos débiles. Se trata de un proyecto nuevo, por eso hay que mejorar en distintas áreas. Es difícil decir ahora si necesitará más potencia, electrónica o chasis. Lo que necesito es conseguir un buen «feeling» desde el principio y adaptar mi estilo a la MotoGP, porque será muy diferente después de todos estos años en Moto2.
¿Echarás una mano en el proyecto de Moto3?
Sobre eso no hemos hablado, pero creo que estaremos centrados en la moto de MotoGP, porque son dos motos.