Ventajas de usar una funda para el asiento de la moto

El asiento es una de las zonas que más sufren los efectos del clima, los golpes y los arañazos.

La funda del asiento de la moto lo protege cuando está a la intemperie. Fuente: iStock/forgiss.
La funda del asiento de la moto lo protege cuando está a la intemperie. Fuente: iStock/forgiss.

No cabe duda de que la utilización de fundas para el asiento de la moto es la medida más habitual para protegerlo de los agentes externos que puedan deteriorarlo. Y aunque haya moteros que prefieren ver y palpar el asiento original de la motocicleta sin que haya ningún material por medio, otros muchos prefieren salvaguardarlo para que dure mucho más y, por lo tanto, no deban acometer un cambio mucho más costoso.

¿Para qué sirve una funda de asiento?

Aunque puede parecer de perogrullo, estas fundas tienen como principales objetivos tanto la protección del asiento, como la comodidad del conductor. Por un lado, se evita que se moje o que pase muchas horas al sol, de manera que se estropea en menor medida. Y por otro, en ocasiones el asiento original se calienta demasiado, lo que resulta sumamente incómodo para el motorista.

Así pues, la funda de asiento tiene una doble función. Claro que hay que apuntar que son muy diversas las opciones de compra que hay en el mercado, o lo que es lo mismo, existen muchas fundas con muy distintos materiales entre las que elegir.

¿Cómo elegir una funda de asiento para la moto?

Para responder a esta pregunta lo más adecuado es preguntarse qué es lo que se necesita, cuál es el clima imperante en la zona por la que se vive y qué tipo de moto se tiene. No obstante, siempre hay que fijarse en algunos aspectos que conviene tener presentes: 

  • Como cabe esperar, hay que elegir una funda con el tamaño adecuado. En este sentido, no habrá problema para dar con la que mejor le va a cada motocicleta puesto que hay mucha variedad en el mercado.
  • Un uso habitual o no. Dependiendo de cuánto se vaya a utilizar la moto o del tiempo que va a pasar a la intemperie, habrá que decantarse por una funda u otra. Por ejemplo, si solo se saca la moto los fines de semana para rodar y apenas pasa tiempo aparcada, quizás con una funda protectora fina será suficiente, mientras que si el uso es más continuado y le puede llover o va a estar expuesta al sol, habrá que optar por materiales resistentes e impermeables.
  • Finalmente, cuanto más sencilla sea su colocación, mejor, puesto que no todo el mundo es igual de diestro en estos menesteres.
La funda evita el deterioro del asiento de la moto. Fuente: iStock/chanida_p2
La funda evita el deterioro del asiento de la moto. Fuente: iStock/chanida_p2.

Beneficios de poner una funda

En lo que se refiere a las ventajas de poner una funda en el asiento de la moto, aunque hemos mencionado algunas, encontramos las siguientes:

  • Protegen del sol, de la suciedad y de la lluvia, de manera que aumentan la longevidad del material original y evitan un cambio prematuro del mismo.
  • Protegen del sudor y de cualquier tipo de arañazo que se le pueda hacer al asiento en el uso continuado.
  • No son muy caras y las hay en diferentes materiales, aunque suelen destacar sobre todo aquellas que están fabricadas en telas sintéticas en formato lienzo.

Archivado en:

Altura del asiento

Relacionado

Altura del asiento

Imagen del asiento de una moto. Fuente: iStock / doble-d

Relacionado

¿Cómo se abre el asiento de la moto?

Funda de moto. Fuente: iStock/mykeyruna.

Relacionado

¿Por qué utilizar una funda de moto?

Los mejores vídeos