Espectáculo en la nieve

En medio de la majestuosidad invernal de las montañas, en marzo de cada año se celebran los “Alpine Masters", que es algo diferente, al fin y al cabo se celebran sobre especiales quitanieves de dos ruedas.

T. Schmieder/P.B.

Espectáculo en la nieve
Espectáculo en la nieve

A mediados de marzo en Ridnaun, en el Sur del Tirol del Sur, ** lo habitual es ver deslizarse esquiadores en las laderas, el majestuoso panorama alpino es de un blanco encalado. Sin embargo, aunque no sea frecuente, también es el ambiente perfecto para escuchar la acústica de un motor, sus temblores y rugidos. Si coincides con ellos, bienvenido al paddock más loco del año, el del ** “Harley & Snow". En realidad esta denominación sólo es parcialmente correcta, porque en sus cinco categorías que cuentan con más de 200 participantes que tienen que enfrentarse a un tramo empinado de 170 metros, hay también otras motos diferentes a las Harley-Davidson.

Hay todo tipo de motos participantes, desde las monocilíndricas que aplican el lema de la RDA “Adelantar sin adelantar", a la clase Open que reúne motos con motor de dos o cuatro tiempos, con unos, dos, tres y cuatro cilindros, máquinas pequeñas y ágiles o grandes y potentes. Lo que desde luego está permitido es divertirse, ya sea con una moto en forma de barril, una Yamaha YZF- R6 o una enorme V2. Lo esencial es llegar a este Alpenmaster con algo que sea aunque ligeramente, diferente, aunque otros como el equipo Racing Amazon Caro Fitus, lleguen totalmente comprometidos a lograr el triunfo con su Triumph Triple. La nieve solo salpica, pero durante la prueba el rugido de las Hayabusa cesa al lado de una Harley-Davidson que sigue atronando en el prado.

Espectáculo en la nieve

Espectáculo en la nieve

En la prueba hay que tomar suficiente impulso en la parte plana del circuito, cuando pasas la primera barrera de luz. De lo contrario, no tendrás ninguna oportunidad desde el principio en el ascenso, para conquistar la cima de la montaña luchando contra la gravedad. Superarla requiere decisión, e intentar evitar desviarte, cruzarte de manera innecesaria o pilotar en zigzag. Algunos participantes acaban por rebasar totalmente el límite de la pista y acaban contra las barreras. ¿Es una misión imposible? Bueno, para los novatos se trata de llegar lo más lejos posible, para hacer cuantos más metros mejor antes de llegar a la inevitable caída. Para los más expertos se trata de llegar arriba cuanto más rápido mejor.

¡Diversión!

Lo más importante en este evento es divertirse, y en la verdad es que hay mucho con los que hacerlo, con motores potentes, motos dotadas de un equipamiento muy especial enfocado a que sus pilotos puedan ascender las escarpadas lateras congeladas, y, sobre todo, demostrar sus habilidades. La Harley más antigua data de 1942, y hay algunas Knucklehead, Panhead y Shovelhead entre la colección de V2 americanas. Nadine participa por primera vez con su Street Rod 750 casi de serie, mientras Jo Bauer lo hace con una moto de tracción total DT-A con base KTM.

También participan las motos de la categoría “Top-Fuel" alimentadas con óxido nitroso. Son unos verdaderos dragsters de la nieve, con palas especiales para este medio en los gruesos neumáticos traseros. La potencia se une a esos picos y palas de nieve con que cuentan en vez de neumáticos, y además normalmente en equipos especialmente preparados y profesionales. La experiencia ayuda enormemente, aunque el perfil de la ruta cambia con cada edición de la carrera. La pendiente según se asciende pasa de peor a peor. También la pista de esquí se va llenando de baches provocados por los que se atascan y de roderas cada vez más profundas donde muchos se quedan atascados antes de caerse si no tienen buenos reflejos. Hay verdaderos especialistas que incluso toman muestras de suelo bajo la nieve, en previsión de que perforen tan profundamente en el suelo.

Espectáculo en la nieve

Espectáculo en la nieve

Como comenta el Stuntman Jo Bauer “Esta es una pista que está permanente cambiado". "La nieve se congela o se derrite con el sol. Cuando llega la sombra se vuelve a congelar, el terreno puede ser suave o endurecerse por completo". En resumen, el terreno es complicado, el lema es saber leer la pista. Jo Bauer trabaja como especialista en éxitos de taquilla de Hollywood como Capitán América haciendo de doble con vehículos de dos ruedas, pero ya hacía escalada y era un especialista en deportes en la nieve. Pero la combinación de sus dos especialidades es un desafío.

Jo pilota en esta ocasión una Guido Koch KTM DT-A con tracción total, una obra de ingeniería con un chasis y componentes especiales y un sistema de tracción a la rueda delantera diseñado por él, que ahora está pendiente de patente. Pesa sólo 172 kg incluyendo el sistema de tracción total y con dos tercios de gasolina en el depósito. A la rueda delantera pueden llegar hasta 30 CV, y Jo está emocionado con el comportamiento del frontal “Hace que el chasis sea increíblemente estable, puedes elegir a dónde quieres ir". La rueda delantera con propulsión y freno de la DT-A permite controlar la dirección y volver a llevarla al camino correcto una y otra vez fuera, siempre encuentra tracción. **“Tiene agarre y manejabilidad ¡es realmente genial ". **

Espectáculo en la nieve

Espectáculo en la nieve

Sin embargo los 221 clavos de los neumáticos especiales Shinko son pequeños y el basculante trasero estándar es corto en comparación con la competencia. “Deliberadamente no contamos con una moto pura de escalada, sino con una máquina construida para su uso en rallies", dice Guido Koch. Es importante para todos los pilotos ejercer suficiente presión sobre la rueda delantera, para que no suba hacia el cielo en la sección más empinada, pero al mismo tiempo hay que mantener ese peso bajo control para evitar que se hunda y acabes enterrado. Lo mejor es hacer un mínimo "whellie" salpicado con contactos con el suelo. Hay que llevar la rueda delantera como si estuviese atravesando un terreno de arena profunda. El organizador de la prueba, Daniel Geppert de Harley-Davidson Bozen dice que al iniciar la prueba, la pista es agotadora y empinada, pero luego toca bajar y se convierte en una "mierda empinada".

¿Fiesta o deporte?

Pues más bien las dos cosas. Aquí las motos cuando hacen un “burnout" no despiden trozos de goma, polvo y humo, sino partículas de agua congelada. Está permitida casi cualquier tipo de motos, divididas, en cinco categorías, de las que tres están reservadas para Harley-Davidson. La cuarta está destinada a las de motocross, mientras en la quinta, la Open", pueden competir todo tipo de monstruos con neumáticos especiales, algunos súper anchos y motores que disponen de sistemas de alimentación con óxido nitroso. También puedes disfrutar de la cerveza y disfrutar por la noche de bandas que actúan en directo.

Aunque lo parezca no es un evento pequeño, cuenta con unas 500 personas incluyendo los voluntarios, que tienen que tomarse su tiempo y preparar la pista, Hay venta de bocadillos y bebidas alrededor de la Carpa de la fiesta, el departamento de bomberos voluntarios está allí, y todo está moderado por un dúo de presentadores. A Thilo Günther, un veterano de las carreras de carretera, el Pikes Peak y otras muchas carreras especiales emociones le gusta competir aquí. Y si al gigante de East Wesfalia le encanta, significa algo, aunque declare,** “es solo un evento divertido".**

Nadine, de Biker Ladies de Mainhatten nunca ha participado en algo fuera de la carretera. El comienzo fue “esponjoso, con nerviosismo y emoción", sólo tenía un deseo, “¡acelerar a fondo!" Lo que no es suficiente para conquistar la montaña con su Street Rod de 750 cc. La V2 se encontraba luchando con el corte de encendido en segunda o se moría de hambre en tercera. Al final, como casi todo en el mundo de la moto se trata de un deporte de equipo, todos necesitan ayudantes, mecánicos, y a veces también apoyo moral. “Mis amigos me motivan, pero cuando te vas estás completamente sola".

Espectáculo en la nieve

Espectáculo en la nieve

La Harley más antigua era de 1942, y participar con ella era algo al alcance sólo de los tipos más duros, esos que sigue el lema “Sé un hombre, monta una Panhead". Y también está claro que esta mecánica no siempre sobrevive a una prueba de esta índole. Sin embargo todo está pensado, si el material no aguanta, no hay más que ayudarse mutuamente para resolver el problema. La prueba es que de la noche de sábado a domingo, una moto se fue sin más preámbulos al taller más cercano para aparecer de nuevo con un eje principal de transmisión soldado. Frank Neumann corre con su Harley-Davidson WLA de 1942, historia viva. No tiene mucha potencia y pero sí poca distancia al suelo, ¡pero es muy divertida!

El récord del sábado estaba en 7,65 segundos, con una moto impulsada por un motor ayudado por óxido nitroso. Luego, el domingo por la mañana, con la pista perfecta después de pasar el rodillo de nieve, los tiempos empezaron a caer, primero 7,29 s y luego 7,14 s, ambos debidos a un enérgico muchacho estadounidense en una KTM de cross. Todos volveremos en marzo de 2021 al espectáculo en Nieve.