Hagamos voodoo

Desempolvando las cajas que guardo en la “habitación de los horrores” que suele haber en casi todas las casas, esa que parece un agujero negro porque a ella van a parar todos aquellos objetos que vamos desechando por falta de uso, porque en un mañana quizás nos vuelvan a ser útiles, y en definitiva queremos seguir conservando.
Maria Eliot / Fotos: Fran Ortiz y Jose Angel Seco -
Hagamos voodoo
Hagamos voodoo
    Porque soy un niño voodoo
    Dios sabe que soy un niño voodoo
    No quise llevarte todo tu dulce tiempo
    Te lo devolveré uno de estos días
    Y si ya no te veo en este mundo
    Entonces te veré en el próximo
    Y no llegues tarde, no llegues tarde
    Porque soy un niño voodoo.
                           “Voodoo Child” (Jimi Hendrix)

Desempolvando las cajas que guardo en la “habitación de los horrores” que suele haber en casi todas las casas, esa que parece un agujero negro porque a ella van a parar todos aquellos objetos que vamos desechando por falta de uso, porque en un mañana quizás nos vuelvan a ser útiles, y en definitiva queremos seguir conservando.

En una esquina al fondo, con una cuarta de polvo encima está mi guitarra eléctrica. Cuanto tiempo hace que no nos veíamos. Le paso un trapo a la funda y la abro. Cuantos recuerdos de juventud (¡!). De aquellas interminables tardes con el grupo de amigos en el local o sola en casa intentando sacar unos acordes y ensayando para ganar velocidad en el solo de guitarra de la canción que íbamos a ensayar en la siguiente sesión.

Revisando los apuntes del cuaderno en el que siempre apuntaba mis notas personales encuentro esta letra, con unos apuntes: notas, comentarios… “Voodoo Child” de Jimi Hendrix.

Busco la canción para escucharla y empiezo a recordar…

Esta guitarra eléctrica y la pasión por las motos son dos puntos de unión que me acercan al protagonista de esta historia, Víctor Ortiz Ruiz, integrante de Voodoo Garage.

En estos días de confinamiento en los que existe una gran incertidumbre y no sabemos lo que nos deparara el presente más inmediato, llamo por teléfono a Víctor para charlar un rato con él ya que sigue trabajando a puerta cerrada, avanzando en la manera de lo posible algo de trabajo, e intentando gestionar esta situación que estamos viviendo. Su pareja está embarazada y es potencialmente de riesgo por lo que han decidido que se van a vivir separados para minimizar que pueda suceder nada.

Hagamos voodoo

Hagamos voodoo

Charlamos, vía telefónica, desde la gran nave que comparte con otros negocios locales y en la que ahora reina un silencio que solamente rompe la música que el escucha, que después de algunos años es la que a él le gusta rock, ya que a sus vecinos les motiva más el reggaetón y la música dance.

Publicidad

Las motos han estado en la vida de Víctor desde que era pequeño. Antes de andar ya iba en moto. Fue con su tío Daniel, su mentor, con quien empezó a competir en motocross. Preparaban las motos en casa, le hacían la mecánica, las adaptaciones que fueran necesarias… Fue justo en este taller, en el de su mentor, donde customizaron la primera moto y varias más, porque decidió que todos los trabajos en los que había estado intentando ganarse la vida no le iban a llevar a conseguir su objetivo, tener una situación de vida desahogada, ser su propio jefe y VIVIR.

Hagamos voodoo

Hagamos voodoo

Antes de optar por esta aventura, Víctor que es técnico industrial, técnico de sonido, productor musical… Tuvo un grupo de música, llamado ‘Mother Gun’, con el que llegó a grabar un disco y hasta hizo una gira por Inglaterra. Fueron muchos los trabajos por los que pasó, hasta que en 2014 optó por abrir Voodoo Garage.

La aventura no ha sido fácil, pero poco a poco han ido haciéndose un hueco en el panorama de customizadores y transformadores nacional, teniendo una seña de identidad propia.

Hagamos voodoo

Hagamos voodoo

Aunque le gustan todo tipo de motos, sus motos favoritas son las scrambler, ya que son bestias, rápidas, puedes hacer carreras y competir, meterlas por el campo y casi todos los caminos…

Actualmente, tiene la suerte de estar embarcado en 8 proyectos (evo del 91, una Honda Four) que comenzaron antes de empezar a vivir esta situación, y de los que sus clientes quieren seguir realizando, a excepción de uno que lo ha aplazado unos meses. Está trabajando solo, primero por seguir las normas establecidas, porque el suministro de algunas piezas es complicado (aunque ellos en el taller hacen de todo, pintura, mecánica, transformación … excepto los asientos) y porque económicamente adelantar dinero para avanzar los proyectos ahora hay que medirlo mucho. Sin embargo, esta situación de incertidumbre, obstáculos… no es muy nueva para este sector, siempre hemos ido a contracorriente y estamos acostumbrados a remarla.

Publicidad

Hagamos voodoo

Hagamos voodoo

Cuando tenemos una pasión no la dejamos, así como así, y es por eso por lo que seguiremos al pie del cañón. Quizás tendremos un espacio de tiempo en el que las grandes concentraciones no se den, pero los que somos de la “cultura de juntarnos” no la vamos a perder.

Ahora mismo sigue formándose, haciendo cursos de AutoCAD en 3D.

Una serie que recomienda ver es ‘ZeroZeroZero’ en Prime, o ver documentales sobre su pasión por las motos, como el ultimo de ‘Sinya Kimura’.

Su constructor favorito, Sinya Kimura, ya que realiza motos que contienen formas con sentido, que fluyen. Es algo a lo que aspira llegar.

En el mundo de la ingeniería le encanta Pete Pearson. Es un coco con las soluciones técnicas que aporta.

Le encanta cocinar y copiar las recetas de la “mafia”. Se le da genial la pasta con carne.

Un libro, “Cosas que nuestros nietos deberían saber”. Es el mejor libro de autoayuda sin serlo. Esta escrito por el cantante del grupo musical EELS (Mark Oliver Everett)

Su primer viaje en moto fue para recorrerla península, y lo hizo cuando lo dejo con una novia que tenía. Utilizó una Sporster.

El mejor evento entorno a la moto al que ha asistido es ‘Bike Shed’ ya que todo tiene un sentido, hay constructores amateurs con los que puedes charlar, te cuentan sus experiencias, la historia. Es un evento cercano de cultura con esencia.

Hagamos voodoo

Hagamos voodoo

Agradecer a Víctor su tiempo y la grata conversación. Espero que con este “gusto” por el voodoo y el lado oscuro, se haga un muñeco llamado “COVID19” y le aplique algunas maldiciones y rituales de santería para que esta pandemia muera y nos deje volver a disfrutar del viento en la cara, la velocidad, los amigos… y esta gran pasión de dos ruedas que nos mueve y es la MOTO.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Debido al Covid-19 a muchos clientes de BMW les ha caducado la garantía de sus motos ...

Las campañas «Easy days» y «Plan dúo» suponen grandes descuentos, ventajosos programa...

Ya tenemos el nombre de los dos ganadores que podrán disfrutar de un fin de semana de...

La firma SW-Motech ha realizado mejoras en la bolsa Pro y su sistema de anclaje para ...