¿Cómo fue la evolución del sidecar?

Este tipo de vehículo, aún presente en las carreteras, tuvo su auge en la década de los 50 del siglo XX.

Sidecar Ural. Fuente: iStock/blinow61.
Sidecar Ural. Fuente: iStock/blinow61.

Conducir por cualquier carretera y encontrarse con una moto con sidecar generalmente hace aparecer una sonrisa, puesto que no solo se trata de un medio de transporte que tiene su encanto, sino que prácticamente es un vestigio de un pasado que todo el mundo tiende a rememorar con cierto cariño.

Y es que, aunque los sidecares están en desuso hoy en día -salvo honrosas excepciones-, hubo una época en la que eran vehículos muy populares porque ayudaban a desplazarse incluso a familias completas, ya que se llegó a permitir que viajaran hasta cuatro personas.

Orígenes del sidecar

Si se sabe un poco de inglés no es complicado adivinar por qué se le da ese nombre: side es lado y car es coche, así que básicamente es un coche al lado de una moto. Cierto es que no se trata ni de un coche ni de un vehículo autónomo, pero el concepto se entiende a la perfección.

Y su aparición, la cual se atribuyen desde Francia (se tiene constancia de que se propuso ya en un concurso en el año 1893) hasta Inglaterra (fue allí donde se patentó el término y el diseño en 1903) tiene un motivo claro y bastante obvio: la bicicleta se había popularizado y se buscó la forma de que se pudiera llevar a un pasajero. Cuando a la bicicleta se le incorporó un motor y aparecieron las primeras motocicletas, el objetivo era el mismo: conseguir que viajara más de una persona, especialmente en ese momento en el que el movimiento no dependía de la fortaleza que el piloto tenía en las piernas. Así que entraron en escena los primeros sidecares, construidos de manera rudimentaria con materiales como el mimbre.

Evolución y utilidad

Como cabe esperar, esos primeros sidecares evolucionaron hasta ofrecer una mayor comodidad al pasajero, así como una mayor protección. Eso sí, dicha evolución fue más veloz en la primera parte del siglo XX por causas bélicas, tal y como ocurrió con otras tecnologías. Tanto la Primera Guerra Mundial en 1914 como la Segunda Guerra Mundial en 1940 impulsaron el ingenio para conseguir ventajas en el campo de batalla y en el transporte de tropas, armas y provisiones.

Y con el sidecar ocurrió algo parecido, ya que en ambas contiendas tuvo una singular importancia para desplazarse con rapidez al tiempo que se tenía la posibilidad de cargar con armamento. De hecho, lejos del campo de batalla europeo, el ejército de Estados Unidos utilizó un contingente de sidecares construidos por Harley Davidson para batallar contra Pancho Villa y sus revolucionarios mexicanos, con la salvedad de que estos iban a caballo…

Antiguo sidecar. Fuente: iStock/jbk_photography
Antiguo sidecar. Fuente: iStock/jbk_photography.

Popularización

Dada la utilidad de estos vehículos, casi todas las grandes marcas de motos daban la oportunidad de acoplar a sus modelos más habituales (y potentes) un sidecar. Hay que tener en cuenta que el automóvil aún era un bien al que muchos no podían acceder, de manera que el mejor modo de desplazarse era en moto (más barata) con un sidecar.

Esto provocó que en la década de los 50 del pasado siglo fuera habitual verlos por las carreteras. Incluso hubo campeonatos mundiales de sidecares que eran muy seguidos por la afición debido al peligro y a la espectacularidad que ofrecían en las curvas.

Finalmente, cuando los coches estuvieron al alcance de las familias, el sidecar fue desapareciendo hasta convertirse casi en un objeto de culto.

Superstock, European Junior Cup y Sidecar en MotorLand

Relacionado

Superstock, European Junior Cup y Sidecar en MotorLand

Quedada Sidecares 2014

Relacionado

Quedada Sidecares 2014

El Mundial de Sidecars vuelve en Aragón junto a SBK

Relacionado

El Mundial de Sidecars vuelve en Aragón junto a SBK

Nuestros destacados