Coma, líder del Dakar

Entrevista en la jornada de descanso. Marc Coma ha llegado a la jornada del Dakar como líder de la carrera, seguido de Isidre Esteve. El piloto del Team Repsol nos comenta cómo ha ido hasta ahora la dura prueba africana.

Coma, líder del Dakar
Coma, líder del Dakar

¿Cómo ha ido la primera mitad de la carrera?
Hasta ahora ha sido bastante dura. Quizás en Marruecos fue un poco más duro de lo que pensábamos, y el día a día va pasando factura. Considero que estamos bien, donde queríamos, porque lo importante para nosotros era llegar a Atar con opciones de ganar, y hemos cumplido con este objetivo que teníamos marcado. Ahora bien, todavía queda la mitad del Rally, y queda la mitad del trabajo por hacer. Estoy contento de cómo está trabajando el equipo, y de cómo está funcionando la moto. Hasta ahora el único golpe duro para nosotros ha sido ha sido el accidente de Villy (Jordi Viladoms), que espero que se recupere lo antes posible. Eso deja el equipo en dos personas en lugar de tres, pero con Giò (Giovanni Sala) el equipo sigue teniendo la consistencia suficiente, que es lo importante.

Si la caída de Jordi Viladoms ha sido el punto más negativo hasta llegar a Atar, ¿cuál ha sido el momento más positivo desde que salisteis de Portimao?
Lo más positivo hasta aquí puede que sea la etapa de Rachidia a Ouarzazate, aunque tampoco creo que sea lo más importante. Me quedaría con cómo está yendo todo el Rally en general. Aunque tampoco quiere decir nada, porque es cierto que las cosas nos están saliendo muy bien, ya que hasta ahora hemos cumplido con el guión que nos habíamos marcado, sin embargo falta rematar el trabajo, y no va a ser nada fácil.

¿Cómo está funcionando la moto? ¿Rinde al nivel esperado en una carrera tan dura como ésta?
La moto está siempre perfecta, y funcionando muy bien en todo momento. De hecho este año ya la habíamos utilizado en muchas carreras del mundial que nos sirvieron para ponerla a punto. A nivel de suspensiones, motor, y todo, me estoy sintiendo muy cómodo, y la verdad es que no hemos tenido ningún problema.

¿El equipo está funcionando bien?
Sí, el equipo está haciendo un trabajo perfecto. Todos los mecánicos están trabajando muy bien, y Jordi (Arcarons) también. Hasta ahora Villy, Giò y yo nos hemos entendido muy bien y lo importante es que seremos capaces de superar la baja de Villy sin problemas y continuamos adelante. Siempre he dicho que como equipo, somos el mejor sin lugar a dudas. Más que un equipo somos un grupo de amigos, en el que cada uno sabe muy bien cual es su trabajo, y la función a desempeñar en cada momento. Todas las tareas ya está automatizadas, y en condiciones tan extremas como las que tenemos aquí, facilita mucho las cosas.

¿Cómo estás viendo a tus rivales, cual es el más fuerte?
Yo nunca quiero descartar a nadie. Lo que no voy a hacer es obsesionarme mirando la clasificación y comprobar a cuantos minutos está uno u otro. Lo importante para mí es no cometer errores, continuar haciendo la carrera como hasta ahora, y cuando sea el momento ya nos lo estudiaremos bien. Pero insito en que lo más importante es no cometer errores.

¿Qué es lo más importante de esta etapa de descanso?
Sobretodo es una etapa importante para los mecánicos, porque en los últimos días han podido trabajar muy poco en la moto y en unas condiciones muy extremas. Por lo tanto la mecánica la agradecerá, y nosotros también, porque ya va siendo hora de quitarme de encima este constipado que arrastro desde hace días. Me encuentro bien y no me condiciona cuando piloto, pero no deja de ser molesto.

¿Qué os espera a partir de Atar?
Ahora vienen tres días en Mauritania que van a ser muy duros, y luego ya quedarán otras tres etapas que también cuentan, y en las que la navegación seguirá siendo complicada. Por lo tanto nos espera una segunda mitad del Rally que será tan dura o más que lo que llevamos recorrido hasta aquí. Antes de empezar la carrera, ya dije que las etapas en Mauritania serán las que decidan la carrera, y seguramente se cumpla.