Polaris Outlaw MXR 450 2009

Renovación del quad específico para quadcross de Polaris. Polaris demuestra su firme apuesta por competir en el exigente sector de los quads para quadcross con motor 450 cc. 4T con este Outlaw MXR, claramente renovado respecto a su antecesor.

José Verdejo

Polaris Outlaw MXR 450 2009
Polaris Outlaw MXR 450 2009

Polaris asumió con todas las consecuencias el proyecto de crear un modelo para quadcross realmente competitivo. Prueba de ello es su acuerdo con KTM para dotarles de competitivos motores, y la creación de una parte ciclo resultado de la experiencia de los equipos oficiales que Polaris tiene en varios campeonatos estadounidenses de índole nacional o interestatal –GNCC (cross-country), WORCS, ITP y WPSA Powersports Tour (quadcross)-.

A LA ALTURA

Resultado de todo ello fue un quad en la teoría con mucho potencial. El mencionado motor KTM suponía una garantía de fiabilidad y competitividad, y el criterio adquirido en competición al más alto nivel sirvió para tener ideas claras sobre qué cotas imprimir a chasis, trapecios y basculante. La calidad en los componentes empleados para suspensiones, frenos, llantas y otros apartados de equipamiento (posición de conducción, p. ej.) terminaban de definir un quad muy a tener en cuenta en la teoría.

Lo corroboró la práctica. Tanto en nuestra prueba exclusiva (publicada en nuestro número 34 de la edición «en papel») como en nuestro MasterQuad 450 cc. 2008 (número 35), el MXR 450 demostró tener un motor no sólo claramente más potente que cualquiera de los 450 cc. japoneses, sino además con un par también superior a éstos, y con unas curvas de potencia y par particularmente homogéneas y consistentes que facilitan la utilización del quad. La báscula, sin embargo, arrojó un peso elevado (sólo uno de sus rivales japoneses pesó más), aunque del acertado diseño de la parte ciclo se derivan un comportamiento sano y previsible, que se complementa a la perfección con la precisión de dirección que caracteriza al quad, y eso que se adopta el habitual sistema de dirección mediante el tradicional esquema de varillas, abandonándose el Polaris Pro Steering (un sistema diseñado por Polaris para lograr una dirección más suave y fácil).

VERSIÓN 2009

Precisamente por todo ello la segunda edición del Outlaw MXR 450 deriva estrictamente del anterior; varia sólo en aspectos relativamente menores. El motor sigue siendo el mismo, pero, teniendo en cuenta su excepcional rendimiento (que esperamos comprobar próximamente sometiendo a banco de potencia a la correspondiente unidad de pruebas 2009), probablemente será suficiente como para seguir siendo uno de los propulsores más punteros en su clase. En la versión 2008 dio nada menos que 49 CV. a 8.820 rpm. y 4,72 kgm. a 6.960 rpm. Aunque estas cifras son más que notables, aún más representativo es lo lineal de las curvas de potencia y par.

En marcha genera una permanente sensación de disponibilidad de empuje extra, acompañado de un nivel de vibraciones inferior a lo esperado en un monocilíndrico cuya masa de pistón es relativamente elevada; seguro que, al respecto, tiene bastante que ver la falda corta del pistón, que concentra la masa en la cabeza, lo que contribuye a generar menos inercias. La respuesta del motor a las solicitudes del acelerador (gatillo) es prácticamente equiparable a la de un sistema de inyección; Keihin ha diseñado muy bien el sistema de apertura de su carburador, particularmente en lo que se refiere al grado de resistencia del muelle.

Lo logrado del diseño del bastidor ha hecho que ni chasis ni trapecios ni basculante varíen, por lo que, y como pudimos comprobar en las pistas accesorias al circuito estadounidense de Spring Creek (Minnessota), conducir este Outlaw es una delicia. No se trata sólo de lo previsible de las reacciones de la parte ciclo, sino también de lo bien de lo que se complementa esta cualidad con la logradísima dirección, por precisa y escasamente generadora de reacciones parásitas, todo lo cual hace que baste con que te marques una trazada para que el quad la siga con rigor, con la confianza que confiere sentir que el vehículo difícilmente va a tener un comportamiento imprevisto. Esta cualidad es particularmente importante en quadcross.

La anunciada disminución de peso en 3 kilos por parte de Polaris (también pendiente de comprobación en nuestro Centro Técnico) debe potenciar las cualidades antes mencionadas de la parte ciclo. Ni frenos ni suspensiones varían. Los primeros ya mostraron su solvencia en la anterior versión, y deben corroborarla en la nueva, máxime si se confirma la anunciada disminución de peso. Fox aporta las segundas. Pese a que los amortiguadores delanteros no tienen regulación de hidráulico a extensión, y que la calidad de regulación de las unidades delanteras y trasera no está al nivel de los modelos tope de gama de ciertas marcas europeas, estas amortiguaciones deben ser más que suficientes para un uso en competición de nivel medio. Para quien busque lo máximo, probablemente habrá que recurrir a componentes de calidad extrema, circunstancia que también se da en buena parte de los modelos rivales de este quad.

La relativa voluminosidad de los plásticos del Outlaw MXR 450 de la anterior versión ha desaparecido en ésta, gracias a los nuevos, aún más compactos y a buen seguro más ligeros, así que parte de la reducción de peso radica en este apartado. Se ha aprovechado para mejorar aún más la ergonomía (de la eficacia de los plásticos al respecto damos fe en la somera prueba efectuada en Spring Creek) y, de paso, variar drásticamente la imagen del Outlaw MXR hasta dar la impresión de estar ante un modelo completamente nuevo. Otras mejoras de detalle (maneta de freno ahora ajustable en distancia al puño, anuncio de un ligero descenso del centro de gravedad aun manteniéndose la altura libre al suelo, defensas de aluminio) contribuyen a un uso aún más agradable de la versión 2009 de este quad, que por carácterísticas técnicas y cualidades está en plenas condiciones de hacer frente a la durísima batería de rivales que tiene ante sí.

Te informaremos de todo ello al detalle en primera instancia cuando dispongamos de una unidad de prensa, y en segunda cuando forme parte de nuestro MasterQuad 450 cc. 2009. La propia Polaris, instaurada como nueva importadora de la marca en nuestro país, no tiene pensado comercializar esta versión en nuestro país hasta el próximo mes de febrero.

Los mejores vídeos