Así se repara la suela de tu bota de campo

En HV Zapaterías te reparan la suela de tu vieja bota de campo en 10 centros situados por todo Madrid. Puedes usar la suela que ellos te proporcionan, de la marca Vibram, en varios colores; o una de la propia marca.
Santi Ayala. Fotos Juan Sanz. Colaboran: HV Zapaterías y Manuel Hidalgo. -
Así se repara la suela de tu bota de campo
Así se repara la suela de tu bota de campo

Expuestas a golpes, a rozamiento con los estribos, a un uso exigente, las botas tienen una vida dura. El uso las deteriora, sobre todo la suela, pero se les puede dar nueva vida si las reparamos. HV Zapaterías especialistas en resolar y reparar botas, nos ha enseñado cómo lo hacen.

En más de una ocasión habéis tenido la necesidad de cambiar la suela de vuestras botas de campo, lo que en el argot de las zapaterías se llama resolar. Muchos os habéis preguntado si se puede hacer, quién lo hace, qué suela ponen... Nosotros también nos lo hemos preguntado y os damos respuesta. Hemos visitado uno de los 10 centros de reparación que HV Zapaterías tiene en Madrid, concretamente la que está en el Centro Comercial Plenilunio. Su gerente, Manuel Hidalgo Villa (las iniciales de sus apellidos dan nombre al negocio) nos ha explicado el proceso.

Manuel es motero, de asfalto y endurero, así que él mismo se reparaba sus botas de campo. Mirando por el negocio, teniendo la maquinaria y el personal, decidió incluir este servicio en su oferta. HV repara y lograr resolar cualquier bota, incorporando ellos la suela de la marca Vibram. Suelas que hay en muchos colores (azul, negra, roja, gris...) abanico cromático a considerar pues, además de cambiarla, podéis personalizar vuestra suela con el color de la bota. También pueden montar la suela propia de la marca, incluso si se les suministra a ellos.

¿Merece la pena reparar? Resulta evidente que depende de lo dañada que esté la bota y, por supuesto, del coste que tenga vuestro par. Las de gama baja, sin duda, sale mejor tirarlas, pero aquellas que ya cuesten más de 200 euros, interesa repararlas. ¿Cuánto cuesta? Pues desde 60 euros, la pareja. Todo el proceso es artesanal, hecho al detalle y a medida de las necesidades de la bota, según lo dañada que esté. Y eso implica mano de obra y tiempo que repercute en el precio final.

Además, se requiere de pegamentos, preparados tapa-poros, activadores de contacto... que tienen su coste. Pero que son necesarios para que aguante el pegado las condiciones en las que trabaja una bota (barro, agua, arena...) sobre la estribera, que machaca mucho. 

 

Paso a paso

Paso 1: Tras quitar la puntera metálica, con la pulidora se rebaja la goma de la suela para reducirla. 

Paso 2: Tirando de ella con unas tenazas se separa el resto de suela que queda de la superficie de la bota. 

Paso 3: La base de la bota se trata para dejarla perfecta, sin salientes, y con una superficie bien planificada. 

Paso 4: Las zonas dañadas se reparan, añadiendo material si fuese necesario. En la foto veis cómo se tapa un agujero con pieza de goma. 

 

Paso 5: El añadido que cubre la zona dañada se cose a la bota. 

Paso 6: La prensa de gran presión permite garantizar el perfecto sellado de las paredes. 

Paso 7: HV Zapaterías usa pegamentos específicos, con gran poder de pegado, necesarios para encolar la bota de campo. Debe resistir el uso exigente. 

Paso 8: También la nueva suela recibe una capa de pegamento de contacto para unir las dos partes con un sellado perfecto e impermeable. 

 

Paso 9: Parte dle secreto del éxito resiste en el pegado. Hay que aplicar un preparado, tapa poros, y un activador de pegamento. En un zapato normal se pega directamente con cola de contacto. 

Paso 10: Las partes de plástico dañadas o agujereadas también se pueden reparar. Hay solución para todo y materiales con los que hacerlo. 

Paso 11: La costura permite reparar piezas descosidas cmo esta protección de la pantorrilla. 

Paso 12: LA piestola de calor se utiliza para que la suela tome temperatura y gane flexibiliad para amoldarse bien en el pegado. 

 

Paso 13: La unión hace la fuerza. La nueva suela queda pegada a la bota. Pegamento especial y preparados especiales para que no se despeguen. El resolar está a punto de acabar. 

Paso 14: La prensa garantiza la fusión de las dos partes para que hagan cuerpo inseparable. Garantía de durabilidad. 

Paso 15: Con la tijera de corte se perfila la suela al tamaño de la bota, eliminando el sobrante y garantizando el ajuste perfecto. 

Paso 16: El minucioso acabado final pasa por dar a la suela una dosis de lija para completar la definición al detalle. 

 

Paso 17: La puntera metálica, pulida previamente para que brille y recupere lustre, se vuelve a colocar, con nuevos tornillos en la bota. 

Paso 18: Abrillantado final con crema de zapatos. Las botas quedan como nuevas y cobran vida para más uso. El cliente las puede recoger o se envían por mensajería a toda España. 

Puede encontrar más información en www.hv-sl.com, ponerte en contancto con ellos a través de este email: info@hv-sl.com, o en este teléfono: 91 775 0302. 

 

Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...