Segunda mano: KTM 125 EXC, 2012

El período de 2012 a 2016 marcó el dominio más placentero para la KTM 125 entre las de su clase. En parte, por la escasez de rivales, pero sobre todo, por su completísimo conjunto.
Moto Verde. -
Segunda mano: KTM 125 EXC, 2012
Segunda mano: KTM 125 EXC, 2012

ENCUENTRA TU KTM DE SEGUNDA MANO

KTM 125 EXC 2012 (6.297€).

La «octavo de litro» austriaca recibía en 2012 su última gran renovación –sin contar la realizada en 125 de 2017, pero ya como modelo no homologado, en versión de cross country, y bajo la denominación XC W-. Las mayores novedades se concentraban en el apartado ciclo, y concretamente en el bastidor, modificado en rigidez –mayor flexibilidad en curva y menor en recta-, y también con nueva estructura en soporte tubular del amortiguador trasero.

Un chasis, que resultaba más ligero, como también el nuevo basculante, cuya rigidez se había modificado para acompañar al nuevo cuadro. También se realizó una amplia renovación de la carrocería, con unos plásticos más ergonómicos, y nuevo depósito más estrecho -9 litros de capacidad-. La horquilla contaba con modificaciones internas, y el amortiguador se alargó en 7 mm. Por su parte, la mecánica mantenía su estructura, revisada en algunos detalles como la caja del filtro, la carburación, los manguitos de refrigeración, el escape y la palanca de arranque.Dicha KTM 125 EXC ’12 mantuvo la misma base hasta 2016, aunque incorporando revisiones y mejoras cada temporada.

KTM 125 EXC 2012 (6.297€).

KTM 125 EXC 2014 (6.789€).

En 2013 llegaron otros reglajes de suspensión –nuevo aceite WP SAE 5-, radios en negro, puños Renthal, pinzas de freno más longevas, neumáticos Maxxis y tapas de embrague y encendido. En 2014 se produjo la actualización más acusa, con nueva carrocería –se estrenó entonces el peculiar guardabarros delantero con perfil en «X»-, portafaro, guiacadena, tapón de gasolina, bombas de freno, cubremanetas… y otras mejoras motrices como la caja de láminas Boyesen, nuevo pistón y reglajes de carburación.

Más detalles revisados, en la EXC 125 de 2015 –velocímetro, latiguillo de freno, CDI…-, y en 2016 se jugó con reglajes de suspensión, bieletas y punteras de horquilla a fin de mejorar la estabilidad.

KTM 125 EXC 2014 (6.789€).

KTM 125 EXC 2015 (6.855€).

Sorprendente

El dominio de la EXC 125 entre las de su clase ha sido claro en estos años, basándose principalmente en una mecánica completa como pocas. Además de sus grandes prestaciones -36 caballos ha rendido siempre en nuestro Dynojet-, destacaba sobre todo por su sorprendente eficacia en bajos y medios, rehuyendo del talante puntiagudo de las 125 de hacía unos años.

El acertado escalonamiento del cambio, y el sensacional tacto del embrague hidráulico, favorecían el aprovechar el gran potencial de la 125 naranja, que resultaba fácil de pilotar para todo tipo de usuarios. Otra cosa era conseguir rodar realmente rápidos, aunque el intento se premiaba con una conducción altamente divertida y rejuvenecedora.

KTM 125 EXC 2015 (6.855€).

KTM 125 EXC 2016 (6.995€).

Por ello era máquina válida para jóvenes pilotos, pero también para aficionados más experimentados. El comportamiento ciclo destacaba sin duda por su óptima manejabilidad, fruto de su ligero peso y del carácter ágil del bastidor, que sin embargo no resultaba tan brillante en cuanto a estabilidad en recta. Los frenos y las suspensiones ofrecían un gran rendimiento desde el principio, con la tendencia, según se mejoraba cada año, a una frenada más progresiva y unos reglajes de suspensión más sólidos y deportivos. El puesto de mandos también avanzó considerablemente con la nueva carrocería, más esbelta y cómoda que la generación anterior.

Entre los puntos a mejorar en las EXC 125 de esta época, conviene señalar la escueta dotación de serie, con cubremanetas frágiles –hasta 2015, cuando llegaron unos más flexibles- y sin cubrecárter hasta la temporada 2016. El tapón de depósito se atascaba ocasionalmente, por lo que en 2014 se modificó el sistema. La carburación resultaba bastante sensible, con reglaje original rico de más –habitual en todas las 2T de serie-, que afectaba a la respuesta, la vida de las bujías y el consumo.

KTM 125 EXC 2016 (6.995€).

En resumen

  • La horquilla WP ofrecía buen confort en uso endurero, con respuesta más blanda en las primeras versiones, y más firme en las últimas. 
  • El motor se ha ido afinando con mejoras casi todos los años, en el pistón, la caja de láminas, el escape, el CDI, la carburación. 
  • El basculante planteaba nuevas características de rigidez. En 2016 se cambiaron las bieletas en busca de más estabilidad.
  • La carrocería aportaba una clara mejora en ergonomía, estableciendo un conjunto más estrecho, cómodo y con gran libertad de movimientos.

Referencia

En noviembre de 2013, organizamos una comparativa de enduro 125 con los modelos de Husaberg, Gas Gas y también la KTM, en compañía del piloto mundialista Mario Román –por entonces oficial de Husaberg-, quien hablaba así de la EXC: «un misil. Moto muy conseguida, porque con el desarrollo que lleva y la relación de cambio, reacciona con una salida óptima de las curvas. Realmente divertida y efectiva para todos y todo».

  • KTM 125 KXC 2012

     

    Relación peso/potencia

  •  

    Tapón de gasolina

  • KTM 125 KXC 2014

     

    Manejabilidad extrema

  •  

    Inquieto tren delantero

  • KTM 125 KXC 2015

     

    Motor rabioso

  •  

    Sin cubrecárter

  • KTM 125 KXC 2016

     

    Ligereza (95 kg.)

  •  

    Horquilla un poco dura

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...