Sustituye el latiguillo del freno paso a paso

Te enseñamos a cambiar el latiguillo del freno de tu moto de campo en seis sencillos y básicos pasos.
Moto Verde. -
Sustituye el latiguillo del freno paso a paso
Sustituye el latiguillo del freno paso a paso

Los latiguillos son unos de los elementos principales en el sistema de frenos de nuestra moto de campo. En ocasiones nos puede tocar sustituirlo, bien para reparar o renovar uno viejo, o para buscar una frenada más eficiente. Os mostramos cómo realizar esta básica y sencilla operación, para poder parar bien a los caballos.

Paso 1.

Paso 1

Comenzaremos la operación desinstalando el latiguillo viejo -en este caso, el del freno delantero- para lo que, en primer lugar, hemos de vaciar el líquido del sistema hidráulico. El primer paso será retirar la tapa de la bomba y succionar el líquido, con una jeringa, hasta vaciar el depósito. 

Paso 1.

Paso 2.

Paso 2

Completaremos el drenaje del liquido abriendo el tornillo purgador de la pinza de freno -cabeza hexagonal de 8 mm. habitualmente-. Muy recomendable, reconducir el líquido a un recipiente adecuado mediante un tubo en el purgador. Recordad que el líquido de frenos es muy corrosivo, por lo que hay que evitar que se derrame en las llantas, las ruedas, las pastillas…

Paso 2.

Paso 3.

Paso 3

Para desmontar el latiguillo, retiramos los tornillos de la bomba y la pinza, así como la guía del protector plástico de la horquilla. No está de más una foto con el móvil para recordar el guiado. Prestad atención a que no se queden pegadas las arandelas metálicas, pues se han de sustituir por unas nuevas.  

Paso 3.

Paso 4.

Paso 4

Dichas arandelas vienen habitualmente con el nuevo latiguillo -dos por cada banjo-. Para la instalación del nuevo tubo se recomienda empezar por la pinza y luego la bomba. Prestad atención al correcto guiado por el soporte del portanúmeros y el protector de horquilla.

Paso 4.

Paso 5.

Paso 5

Con el latiguillo apretado, será momento de rellenar el circuito con liquido nuevo, del tipo indicado en la propia tapa de la bomba -habitualmente, DOT 4-. El último paso será el proceso de sangrado, que en ocasiones puede resultar algo tedioso. Existen herramientas específicas que agilizan mucho el proceso y nos permitirán abordar la tarea sin ayuda. El método más económico pasa por hacerse con una jeringa -5 euros en cualquier farmacia-, con la que succionaremos el líquido a través del purgardor, rellenando el depósito para que nunca se vacíe del todo, hasta que por el tubo salga líquido sin burbujas.

Paso 5.

Paso 6

Algunos trucos en motos con cierto uso que se resisten, pasan por sangrar la bomba con repetidos toques a la maneta, o incluso aflojando el banjo superior. Una vez que en la maneta haya buen tacto y resistencia, revisaremos el nivel del depósito -con la bomba horizaontal- y pondremos la tapa.

 

 

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...