Casey Stoner y Honda recuperan el título de Campeones del Mundo de MotoGP

Casey Stoner ha logrado su segundo título de Campeón de Mundo de la mejor forma posible, venciendo en Australia, en su casa. Honda por fin ha logrado su objetivo, la de recuperar la corona mundial que perdiera desde que Valentino Rossi dediciera abandonar la marca del "ala dorada". El capitán Stoner ha demostrado ser el mejor durante una temporada en la que Pedrosa ha estado perseguido por las lesiones y Jorge Lorenzo no ha logrado la regularidad demostrada en 2010.

Juan M. Muñoz -
Casey Stoner y Honda recuperan el título de Campeones del Mundo de MotoGP
Casey Stoner y Honda recuperan el título de Campeones del Mundo de MotoGP

Casey Stoner ha logrado por un lado su sueño de recuperar el título de campeón del mundo, y por otro el de Honda, el de recuperar el Mundial de MotoGP, una aspiración que ha perseguido desde que Valentino Rossi decidiera pasarse a Yamaha.

El australiano del Repsol Honda Team, Casey Stoner, se acaba de proclamar Campeón del Mundo de MotoGP en el circuito aussie de Phillip Island, el mismo día en el que ha cumplido 26 años. Stoner lo ha hecho frente a sus seguidores y en su casa. Casey Stoner ha logrado el título de Campeón del Mundo de MotoGP por segunda vez en su carrera deportiva, completando una brillante temporada en su primer año en el Repsol Honda Team.

Tras dominar los dos días de entrenamientos, el piloto del Repsol Honda Team sólo necesitaba terminar sexto la carrera para proclamarse Campeón del Mundo. La fuerte caída de su rival por el título, Jorge Lorenzo, al final del warm up hoy domingo le ha impedido tomar la salida, por lo que el australiano necesitaba sumar los puntos del sexto puesto para cerrar con el Mundial una temporada casi perfecta.

Stoner ha cruzado la meta en primera posición en  el Gran Premio de Australia, logrando el cetro mundial en su primera temporada con el equipo oficial de HRC y luciendo los colores de la compañía española.

Stoner ha completado una soberbia temporada, en la que no ha dado cuartel a sus rivales y no se ha bajado del podio más que en una ocasión, en Jerez, cuando fue arrollado por Valentino Rossi durante los primeros giros de la carrera. El piloto Repsol se ha adaptado a la perfección a la Honda RC212V, protagonizando una temporada histórica que ha puesto una vez más de manifiesto el desbordante talento del aussie más rápido del planeta.

  •  Campeón del Mundo de MotoGP de 2011
  • Victorias en 2011: 9
  • Poles en 2011: 11
  • Podios en 2011: 15
  • Primera carrera: 1989 (Inicios en circuitos de tierra y longtrack)
  • Primer Gran Premio: 2001 GP Inglaterra (125 cc)
  • Primera Pole: 2003 GP Italia (125 cc)
  • Primera vuelta rápida: 2003 GP Catalunya (125 cc)
  • Primer podio: 2003 GP Alemania (125 cc)
  • Primera victoria: 2003 GP Valencia (125 cc)
  • Campeonatos del Mundo: 2 (MotoGP en 2007 y 2011)
  • Total de grandes premios disputados: 160 (30 en 125 cc, 31 en 250 cc y 99 en MotoGP)
  • Poles: 37 (2 en 125 cc, 2 en 250 cc y 33 en MotoGP)
  • Podios: 78 (10 en 125 cc, 10 en 250 cc y 58 en MotoGP)
  • Victorias: 39 (2 en 125 cc, 5 en 250 cc y 32 en MotoGP)

Desde que era un niño, Casey Stoner mostró por las motos una pasión y un talento extraordinarios, incluso para alguien nacido en una familia de auténticos fanáticos de este deporte. Con tan sólo tres años había pasado de empujar por el jardín la minimoto de 50cc de su hermana mayor -Kelly-, a subirse a ella por su cuenta.

A los cuatro años, Casey realizó su primera carrera en la categoría de menores de 9 años en el circuito de trial de Hatchers, en la región de Gold Coast. A los seis, ganó su primer título australiano y tras ello, se sucedieron innumerables horas pilotando y viajando, y largas noches trabajando en las motos. Entre los 6 y los 14 años, Stoner participó en carreras por toda la geografía australiana, acompañado en sus viajes por su padre Colin, su madre Bronwyn y su hermana Kelly.

Durante ese periodo, Casey Stoner ganó 41 campeonatos en circuitos de tierra y longtrack, y más de 70 títulos estatales, llegando a pilotar hasta 5 motos en una misma ocasión en cilindradas diferentes. Al cumplir los 12, compitió en los campeonatos australianos de longtrack de la costa central de Nueva Gales del Sur, en 5 categorías diferentes, con siete rondas en cada cilindrada y un total de 35 carreras en un sólo fin de semana. Stoner ganó 32 de ellas y, en una de las ocasiones, se hizo con los cinco títulos posibles.

Al poco de celebrar su decimocuarto cumpleaños, el piloto y sus padres decidieron dar un paso adelante en su carrera deportiva y se mudaron a Inglaterra. Stoner no podía participar en competiciones de velocidad en Australia hasta cumplir los 16, pero él ya se sentía preparado para afrontar ese reto. Éste fue el motivo que los empujó a hacer las maletas y trasladarse a un país donde la ley sí le permitía participar en este tipo de competición. Fue un movimiento arriesgado, pero valió la pena.

Gracias a su talento y también a algo de fortuna, Stoner encontró rápidamente un patrocinador tras disputar una única carrera en el Reino Unido. En 2000, año de su debut en el motociclismo de velocidad, ganó el campeonato Aprilia de Inglaterra de 125cc. Ese mismo año también tomó parte en dos citas del Campeonato de España de 125cc, donde llamó la atención del expiloto  Alberto Puig, quien quedó impresionado por la decisión y habilidades de Stoner. Puig le invitó a incorporarse al equipo que estaba formando para competir al año siguiente en el Campeonato de España de 125cc.

En 2001, el australiano participó en dos campeonatos a la vez, el de Inglaterra y el de España y, a pesar de perderse algunas carreras del certamen inglés por problema de fechas, se las compuso para terminar segundo en las dos competiciones. Ese mismo año obtuvo la recompensa de participar como piloto invitado en el Mundial de Motociclismo en la categoría de 125cc, asistiendo al Gran Premio de Inglaterra y al de Australia, donde logró, respectivamente, la decimoctava y la duodécima posición. Con tales resultados, recibió una oferta formal del equipo de Lucio Cecchinelo para ser piloto suyo en el Campeonato del Mundo en 2002.

Debutó directamente en la categoría de 250cc y con tan sólo 16 años de edad, los resultados del jovencísimo piloto dieron buena muestra de su calidad y velocidad en su primer año, en el que logró un quinto puesto en Brno y terminó sexto en varias ocasiones. En 2003 corrió de nuevo en el equipo de Cechinello, pero esta vez en la categoría de 125cc. Consiguió 4 podios y ganó su primera carrera en Valencia, la última cita de la temporada.

Con 18 años fue fichado por KTM para ayudar a convertir la moto del equipo de 125cc en una máquina ganadora, con la que logró subir 6 veces al podio, consiguiendo la primera victoria para el equipo en el Mundial. Sin embargo, al año siguiente (2005) Stoner regresó al equipo de Lucio Cecchinello, esta vez con una Aprilia oficial de 250cc. Durante toda la temporada mantuvo con Dani Pedrosa un intenso pulso por el campeonato, logrando diez podios, la mitad de los cuales fueron victorias (Estoril, Shanghái, Losail, Sepang y Estambul).

Subcampeón de la cilindrada del cuarto de litro, en 2006 Casey Stoner hizo realidad su sueño de competir en MotoGP, la categoría reina del Mundial, en la que tampoco tardó en mostrar su talento. En Qatar -segunda prueba del campeonato- logró la pole, y en el Gran Premio de Turquía, luchó por la victoria hasta la última curva, aunque finalmente quedó segundo detrás del italiano Marco Melandri. La segunda parte del campeonato se vio empañada por un exceso de fogosidad traducido en numerosos errores, pero gracias a su constante esfuerzo, el australiano se hizo con el octavo puesto en la clasificación general en su primera temporada de MotoGP, dejando claro que formaba parte de la élite del motociclismo.

En su segunda temporada en la cilindrada máxima -2007-, Stoner fichó por Ducati y desde las pruebas de invierno estuvo entre los pilotos que marcaban el ritmo, demostrando su innata capacidad para ir rápido, adaptándose inmediatamente a una nueva moto y unos nuevos neumáticos. El 10 de marzo de ese año, Stoner ganó el primer Gran Premio de la temporada en el Circuito Internacional de Losail, en Qatar, el primero en la categoría reina con motores de 800cc.

A partir de ese momento nada pudo pararle y conquistó nueve victorias más, otros cuatro podios y cinco poles. Unos resultados que hicieron posible que el 23 de septiembre de 2007, en Japón, Stoner se proclamara Campeón del Mundo de MotoGP. Fue el segundo campeón más joven de la categoría reina, después del legendario piloto estadounidense Freddie Spencer, que ganó el título en 1983 y que, en aquella fecha, era 84 días más joven que el australiano, que entonces tenía 21 años. Además, hacía 30 años que un piloto no ganaba el título de la categoría reina con una moto de fabricación europea.

El año siguiente empezó con la ilusión de revalidar el título gracias a una fantástica victoria en el primer Gran Premio nocturno en Qatar, pero el resto de la temporada estuvo marcada por una serie de altibajos que le hicieron perder terreno en la clasificación. A pesar de todo, Stoner siguió trabajando sin descanso logrando una racha de tres victorias consecutivas en Inglaterra, Holanda y Alemania, y un disputado podio en Laguna Seca. Tras los buenos resultados se sucedieron dos caídas en Brno y Misano, donde se vio limitado por unas molestias en la muñeca izquierda, que se había fracturado anteriormente. Al recuperarse pudo despedir la temporada con dos podios y otras dos esperanzadoras victorias en Australia y Valencia. Gracias a ese último esfuerzo, Stoner se hizo con el subcampeonato, alcanzando su mayor puntuación en la general hasta el momento y firmando 9 de las 18 poles del año.

En 2009 Casey Stoner se vio de nuevo luchando por el campeonato de MotoGP. Consiguió el triunfo en la carrera inaugural nuevamente disputada bajo los focos de Qatar, y posteriormente repitió victoria en Mugello, en la quinta prueba. El australiano exhibió un nivel que le colocó junto Rossi, Lorenzo y Pedrosa, como grandes dominadores de la categoría. Sin embargo, su rendimiento se vio interrumpido durante tres carreras -Brno, Indianápolis y Misano-, debido a un problema físico que finalmente se diagnosticó como una intolerancia a la lactosa.

Su retorno fue contundente: terminó segundo en Estoril y se anotó dos victorias consecutivas en Australia y Malasia. Mantuvo una apretada lucha con Dani Pedrosa por la tercera plaza del Campeonato, pero finalmente salió derrotado en esa disputa después de caerse en la vuelta de calentamiento del último Gran Premio, en Valencia. Stoner terminó cuarto en el campeonato, aunque reafirmado por haber recuperado su velocidad y su fuerza física.

Sin embargo, problemas de adaptación a la última versión de la Ducati condicionaron un pobre arranque de Stoner en 2010. El único piloto que había sido capaz de domar la salvaje moto italiana vio como, en un intento desde la fábrica por suavizarla, se rompía su idilio con ella y las sensaciones que le habían permitido rendir a un altísimo nivel las tres temporadas anteriores. El resultado fue una quinta plaza como mejor clasificación en las primeras tres carreras, tras caerse en Qatar y retirarse en Francia. Paulatinamente mejoraron los resultados y en Holanda consiguió iniciar una racha de cinco podios consecutivos, remontada que se vio truncada en Indianápolis cuando se cayó liderando la carrera.

No fue hasta la duodécima prueba del calendario, en el Gran Premio de Aragón, cuando conquistó su primera victoria del año, triunfo que repitió en la cita siguiente disputada en Japón. Sin embargo, la irregularidad siguió marcando su recta final del campeonato: dos nuevas caídas, una victoria y un podio en la última carrera, que le llevaron a repetir la cuarta plaza final en el Mundial en su despedida de Ducati.

Señalado como uno de los pilotos con más talento del paddock, Stoner hizo realidad su sueño fichando para la temporada 2011 por el Repsol Honda Team, emulando a su gran ídolo, el también australiano Mick Doohan. Vistiendo los colores de la compañía española, Stoner ha recuperado esta temporada su cara más dominante, la que le ha confirmado como el mejor piloto de la era 800cc de MotoGP. Impresionó desde la pretemporada y se impuso en su primera carrera con su nueva marca, demostrando una vez más su enorme capacidad de ir rápido al manillar de cualquier moto.

Tras la victoria en la cita inaugural de Catar, la mala suerte le impidió terminar la segunda carrera en Jerez, donde fue arrollado por otro piloto. Pero tras terminar tercero en Portugal en la siguiente prueba, Casey encadenó de forma incontestable tres victorias en  Francia, Cataluña e Inglaterra, resultados que le permitieron recuperar el liderato. Una inesperada caída en los entrenamientos del Gran Premio de Holanda condicionó su rendimiento en Assen, donde terminó segundo a pesar de los problemas físicos. En Italia y Alemania cosechó dos terceras plazas, demostrando que la regularidad y efectividad eran sus mejores armas. Si no vencía, Casey no se bajaba del podio. Y a pesar de seguir con dolores en la espalda, consiguió subir nuevamente al escalón más alto del podio en Laguna Seca, justo antes del parón veraniego. Una nueva victoria antes del merecido descanso veraniego.

Tras dos semanas de descanso, volvió con fuerzas en la República Checa, donde se anotó su sexta victoria de la temporada, triunfo que repitió dos semanas más tarde en Indianápolis, para conseguir su máxima ventaja en la clasificación general. La tercera posición una semana más tarde en San Marino fue replicada con otra brillante victoria en Aragón, la número 100 para el Repsol Honda Team, que con un nuevo podio en Japón –tercero-, le ha permitido llegar a Australia con sus primeras opciones matemáticas de conquistar el título de forma matemática.

Sin bajarse del podio en todas las carreras que ha terminado esta temporada, la mitad de ellas en la primera posición, Stoner ha logrado en Phillip Island, ante los aficionados de su país, su segundo Campeonato del Mundo en la categoría reina. Con 26 años cumplidos hoy mismo, el australiano se ha vuelto a coronar como el mejor piloto del mundo de la categoría reina, título que le permitirá lucir la temporada que viene el número 1 en su Repsol Honda RC213V.

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...