Derbi, menos rojas, pero balas de verdad

MotoGP. La sorpresa del Gran Premio de Qatar. Por primera vez en la historia, Derbi consiguió colocar tres motos (Joan Olive, Mike Di Meglio y Pol Espargaró) entre los ocho primeros puestos de la clasificación, un resultado inédito para la marca de las "balas rojas" que rebela las posibilidades de la fábrica española de cara a la temporada 2008 en el Campeonato del Mundo de 125 cc.
Juan Pedro de la Torre / Fotos: Gold&Goose/MPIB -
Derbi, menos rojas, pero balas de verdad
Derbi, menos rojas, pero balas de verdad

Hace ya tiempo que las «balas rojas» de Mollet mudaron de colores y el rojo quedó diluido ante la llegada de patrocinadores que pintaron sus carenados conforme a los intereses de las marcas. Han pasado veinte años desde que Derbi consiguiera su último título de piloto y fabricante, y desde entonces, en diferentes tentativas, Derbi ha continuado persiguiendo la posición que por derecho le corresponde. Pero la tercera etapa del fabricante español en el Mundial, abierta en 1999, aún no ha culminado con un éxito rotundo. Es más, Derbi dejó de ser independiente tras su absorción por el Grupo Piaggio, y ahora ya no late un corazón propio bajo el carenado, sino un producto desarrollado en Noale, a mil kilómetros de Mollet, por más que el origen de los motores RSA tenga como punto de partida el DRD (Derbi Racing Development) de Mollet, cuando Gigi Dall’Igna, actual máximo responsable técnico del Grupo Piaggio, recaló en la marca española. El germen del motor RSA, con admisión por válvula rotativa central, que se comenzó a desarrollar en 2005, tuvo su origen en Derbi.

El año pasado, por primera vez en su historia, Derbi contó con dos equipos diferentes: uno oficial, gestionado por la escudería Valsir Seedorf, y el equipo Ajo Motorsport. Y esta temporada se mantienen dos estructuras independientes, con el Team Belson como representante oficial, con Joan Olivé y Pol Espargaró disfrutando de los avanzados motores RSA, pero con el equipo Ajo y su líder Mike Di Meglio también con el mismo material. De hecho, a lo largo de la pretemporada, el piloto francés fue, con claridad, el mejor representante de Derbi y uno de los que más empeño puso en las pruebas invernales.

Gran Premio de Qatar 2008
En Qatar se repitió la tónica del invierno, con Di Meglio sabiendo aprovechar el potencial del nuevo material –al que llegaba tras tres temporadas complicadas y plagadas de altibajos con Honda-, mientras que Olivé le echaba oficio para progresar en la tabla hasta la novena plaza (tercera línea de parrilla), mientras que Espargaró, atragantado con la RSA, se perdía en la 18ª posición (quinta línea). Llegado el momento de la verdad, todos cumplieron y con creces.

Olivé hizo una carrera de las suyas, progresando desde atrás, y el segundo puesto conseguido en Losail tiene un valor excepcional porque quién sabe si, de no ser por el incidente sufrido con Raffaele De Rosa –le embistió y casi le saca de pista, rompiéndole la silleta del subchasis-, podría haber afrontado las dos últimas vueltas en mejor disposición. Di Meglio tuvo «pelota de partido» en esas dos últimas vueltas tras el incidente de Olivé y De Rosa, pero cayó en las fauces de Gadea y Redding, y después no puso sacar provecho de la pelea dentro del grupo, un medio en el que normalmente se mueve con comodidad: de hecho, su única victoria en el Mundial (Turquía 2005) llegó en un apretado final a cinco bandas que resolvió con facilidad. Espargaró también peleó, demostrando ser un piloto de carreras más que de entrenamientos, porque a pesar de los problemas sufridos en las sesiones del viernes y el sábado, que hicieron que aflorara ese amor propio de todo piloto en forma de rabieta y genio, cuando el semáforo se apagó, Pol se lanzó a por todas sin excusas y desde su lejano comienzo ganó nada menos que diez posiciones, para colocarse octavo. No es ésta la posición a la que tiene que aspirar Espargaró. Lógicamente su sitio está más arriba, y Pol lo sabe, así que el resultado de la carrera de Qatar, donde dos de sus compañeros de marca le han superado claramente, ha de espolearle hacia mejores posiciones.

Lo cierto es que, dejando a un lado a Aprilia, que por el resultado final de la carrera y el número de elementos que tiene en juego superó a la marca española, Derbi se ha convertido en la sorpresa de este inicio de temporada, y de momento es el único rival que le puede disputar la supremacía en la categoría a la fábrica italiana.

Nunca antes Derbi había logrado colocar tres de sus motos entre las ocho primeras de la clasificación y, de no ser por las excelentes prestaciones de la Aprilia de Stefan Bradl, que fue siempre la moto más rápida sobre la pista y permitió al joven alemán arrebatarle el tercer peldaño del podio al francés Mike Di Meglio por sólo 48 milésimas, Derbi habría conseguido colocar dos de sus motos, procedente de diferentes equipos, dentro del podio.

De momento, las KTM no tienen mucho que decir, porque sólo el temperamental De Rosa (Onde 2000) demostró tener opciones, así que el Mundial de 125 es, por ahora, un asunto familiar. Aprilia y Derbi lo acaparan todo, y la marca de Noale parte con ventaja, pero puede que la hermana «pobre» le dé más de una sorpresa a la joven y radiante Aprilia…

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...