El embudo de pilotos españoles y la fuga alternativa hacia el Mundial

Algunos pilotos españoles han encontrado un camino alternativo para llegar hasta la élite.
Nacho González -
El embudo de pilotos españoles y la fuga alternativa hacia el Mundial
El embudo de pilotos españoles y la fuga alternativa hacia el Mundial

Con permiso de los pilotos italianos, los españoles son clara mayoría en el Campeonato del Mundo de MotoGP, en cuyas categorías confluyen un buen puñado de generaciones. Actualmente, hay una decena en la categoría reina, y por detrás vienen los jóvenes como Joan Mir, Jorge Martín, Arón Canet o Marcos Ramírez pisando fuerte.

Junto a ellos, en el Campeonato del Mundo Junior de Moto3 también hay un sinfín de pilotos españoles. Y por debajo, son incontables las copas de promoción que pueblan la geografía española, formando y promocionando jóvenes talentos.

Sin embargo, son tantos los jóvenes con posibilidades que es imposible que todos lleguen al Mundial de Moto3, sin duda la vía más empleada para intentar saltar a Moto2 y, desde ahí, al sueño de todo joven piloto: MotoGP. De ahí que, si no llegas a Moto3 entre los 16 y los 18 años, las posibilidades de llegar al mundial se reducen drásticamente… ¿O no?

En los últimos años, ha surgido una vía alternativa: entrar directamente a Moto2. Y no sólo eso, hacerlo desde la categoría de Moto2 del FIM CEV Repsol, ahora con rango de Campeonato de Europa. Así lo han conseguido campeones como Jordi Torres, Román Ramos, Edgar Pons o Jesko Raffin, pero últimamente lo están logrando pilotos realmente jóvenes que destacan en estas motos de 600cc y que encuentran un hueco en el mundial sin llegar a conquistar el título.

En menos de dos años, cuatro adolescentes españoles han aterrizado en el Campeonato del Mundo de Moto2 sin haber cumplido 20 años:

XAVI VIERGE

Publicidad

Xavi Vierge empezó en el motocross a los seis años, y dos más tarde se pasó a la velocidad. Con once fue campeón de Cataluña de 70cc, y los dos años siguientes logró el de 80cc y el de Pre125cc; saltando al CEV de Moto3 en 2012. Allí estuvo dos temporadas, con un primer año prometedor y un segundo decepcionante, donde no logró meterse en el top ten en todo el año.

Su sueño de llegar al mundial parecía esfumarse, pero el equipo Targobank se fijó en él y saltó a Moto2 dentro del CEV para llevar la Tech 3. Tras dos ‘ceros’, en sólo su tercera carrera subió al podio, y tres carreras después se hizo con el triunfo en Navarra, acabando el año en cuarta posición y con cinco podios.

Al año siguiente –ya como FIM CEV-, se hizo con seis victorias y diez podios en once carreras, quedándose a sólo once puntos de Edgar Pons, que hizo valer la superioridad de su Kalex para convertirse en el primer campeón de Europa de la categoría. Pero para entonces, Vierge ya era piloto mundialista, ya que desde mitad de temporada estaba enrolado en las filas del Tech 3 en sustitución de Ricky Cardús.

Pese a que no logró puntuar, encandiló al equipo de Hervé Poncharal, que le ofreció el contrato a tiempo completo para 2016, donde fue progresando a lo largo de todo el año hasta hacerse asiduo del top ten para acabar el año 20º y como Rookie del año; preludio de un 2017 en el que ha llegado a ser quinto de la general, donde ahora ocupa la décima posición tras perderse tres carreras por lesión, incluyendo el Gran Premio de Alemania.

IKER LECUONA

Publicidad

Mientras Vierge y Pons peleaban por las victorias y el título en el Europeo de Moto2 2015, poco más atrás, aparecía un joven valenciano prácticamente desconocido: Iker Lecuona. Campeón de España de Supermotard, procedía de la Liga Interescuelas de la escuela de pilotos KSB. Superado el ecuador de la temporada, se presentó en Navarra sin ninguna experiencia en Moto2, aprovechando la ocasión que le brindó el Swiss Junior Team.

Su única salida previa en una moto de 600cc fue poco días antes, en una máquina prestada por Julián Simón. Sin embargo, en el circuito de Los Arcos finalizó noveno en la primera carrera y octavo en la siguiente. Unas actuaciones que le valieron para entrar bajo el paraguas de Jorge Martínez Aspar y disputar el Europeo de Moto2 en 2016 con una Kalex del equipo Race Experience.

Aunque no consiguió meterse en el podio, acabó todas las carreras en quinta, sexta o séptima posición para acabar sexto en la general, algo impresionante a sus 16 años y que llamó la atención del CarXpert Interwetten –equipo matriz del Swiss Junior- que le dio la opción de debutar en el Mundial de Moto2 al lesionarse Dominique Aegerter. Corrió en Silverstone y Misano,  y volvió a partir de Japón para quedarse la plaza de ‘Domi’ –expulsado del equipo- en las cuatro últimas carreras.

Su buen rendimiento impresionó a la estructura helvética, que le contrató a tiempo completo para este 2017, que no está resultando sencillo debido a las lesiones. No pudo comenzar la temporada hasta la cuarta carrera en Jerez, y en Francia volvió a lesionarse, volviendo en Montmeló. Hasta la fecha ha corrido tres grandes premios, pero a sus 17 años tiene muchísimo tiempo por delante para brillar entre los grandes.

AUGUSTO FERNÁNDEZ

Publicidad

Quizás el piloto que más vueltas haya dado para llegar al Campeonato del Mundo de Moto2 sea el balear Augusto Fernández, también procedente de la Liga Interescuelas y ‘producto’ de Chicho Lorenzo, con el que entrenaba en un párking desde los seis hasta los doce años con minimotards.

Después llegaría la oportunidad, llamada European Junior Cup. Allí aterrizó en 2013 con solo 15 años y fue subcampeón, haciéndose con el título al año siguiente. Aquello le valió para saltar al Europeo de Superstock 600 con la estructura oficial de Honda, llegando a lograr una victoria en ese mismo 2015, en el que concluyó cuarto… pero la categoría desapareció.

En aquel momento, parecía que su futuro podría estar en el Campeonato del Mundo de Supersport, pero no encontró sitio y tuvo que dar un paso atrás y recalar tanto en el FIM CEV Repsol –dentro del Campeonato de Europa de Moto2- como en la categoría de Superstock 600 del Campeonato de España de Velocidad de la Real Federación de Motociclismo de España.

Arrasó sin paliativos en el nacional, logrando cinco victorias en cinco carreras y proclamándose campeón de España con dos carreras por disputarse, así como campeón de la subcategoría sub-21. Mientras, en el FIM CEV, aprendía a marchas forzadas con el Targobank CNS, donde acarició el podio en diversas ocasiones –logró hasta seis cuarta posiciones- para concluir el año quinto.

En 2017 partía como favorito al título, pero tuvo que renunciar. Y lo hizo encantado, ya que recibió la llamada del equipo Speed Up para sustituir en el Mundial de Moto2 a Axel Bassani; en un estreno que iba a ser en Montmeló pero que se precipitó y se produjo en Mugello, donde ya impresionó a sus nuevos jefes, ya que se ha mostrado competitivo desde el comienzo y parece que sus primeros puntos están más bien cerca.

HÉCTOR GARZÓ

Publicidad

Otro ‘producto’ de la Liga Interescuelas de la escuela KSB de Kike Bañuls y Chicho Lorenzo es el último en llegar al mundial. Se trata del valenciano Héctor Garzó, que en Sachsenring está haciendo su debut en sustitución, precisamente, del lesionado Xavi Vierge. Un debut en el que no sólo no está desentonando en absoluto, sino que desde el principio se ha colado delante de una decena de pilotos habituales.

Antes de llegar a la Liga Interescuelas y tras empezar con minimotos, pasó por la Cuna de Campeones y el Motodes. Después, en 2013, llegaría el salto al Campeonato Mediterráneo de Velocidad; y un año después, el título de la Copa de España de Velocidad de PreMoto3 en su primer año, saltando a Moto3 al año siguiente, ya con el cambio de denominación a Campeonato de España de Velocidad.

Allí terminó quinto en su año de debut, lo que le valió para dar el paso al Campeonato del Mundo Junior de Moto3… pero dentro de la subcategoría Moto3 Production, cuya victoria peleó durante toda la temporada con Aleix Viu, que finalmente sería el vencedor.

Con 18 años, y sin una moto competitiva en la categoría pequeña, dio el paso al Campeonato de Europa de Moto2, donde sorprendió desde la primera carrera, en la que solamente el mundialista Hafizh Syahrin evitó que debutase con una victoria. Suma dos podios en tres carreras y es segundo en la general, sólo por detrás de Ricky Cardús.

No estaba en las quinielas a principio de temporada, pero se ha incluido él solo a base de buenas actuaciones, y seguro que su experiencia mundialista en Alemania le otorga un plus al volver al campeonato continental, donde su objetivo será doble: proclamarse campeón y hacerse con un contrato a tiempo completo. El que ya tienen Vierge, Lecuona y Fernández. Si sigue a este nivel, lo tendrá seguro.

Publicidad
Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...