Fabio Quartararo: Con 15 años se es muy joven para llegar al Mundial

Fabio Quartararo está batiendo todos los récords en el CEV y ya prepara su salto al Mundial una vez se ha modificado el reglamento para que los pilotos menores de 16 años puedan disputarlo.
Jesús Lázaro. Fotos: Photoclick Agencia -
Fabio Quartararo: Con 15 años se es muy joven para llegar al Mundial
Fabio Quartararo: Con 15 años se es muy joven para llegar al Mundial

Cuando aún corría en copas de promoción Fabio Quartararo se puso un diablo en el casco y se quedó con ese apodo que poco tiene que ver con su personalidad. De hecho, es un chico más bien tímido e introvertido, que prefiere pasar desapercibido en el paddock. En la pista es otro cantar, donde está batiendo todos los récords posibles. El año pasado ganó el título a la primera y casi por sorpresa, después de arrasar en las tres últimas carreras del año. Con solo 14 años y 218 días se convirtió el campeón más joven del CEV, sucediendo en este ranking a Aleix Espargaró (2004). Al no poder dar el salto al Mundial por no tener la edad mínima (16 años), Emilio Alzamora lo reclutó en su equipo y este año ha acabado por explotar, sumando cinco victorias y dos segundos puestos en siete carreras. Ya es en solitario el piloto con más triunfos en la categoría pequeña del CEV (8) y tiene a tiro sumar su segundo título consecutivo, algo que nadie ha conseguido en la «era Dorna» del CEV.


Precisamente el promotor del Mundial ha visto en Fabio un diamante en bruto para reenganchar al potente mercado francés y por eso ha cambiado el reglamento para que pueda disputarlo desde la primera carrera a pesar de no haber cumplido los 16 años (los cumplirá el próximo 20 de abril, pero para entonces se habría perdido los dos primeros grandes premios al no permitirse hasta ahora la participación de los menores de 16 años) Es lo que se conoce en el paddock como «ley Quartararo» La última vez que se modificó el reglamento por un piloto fue para acabar con la «ley anti-rookies» que impedía a un debutante correr en un equipo de fábrica. El gran beneficiado fue Márquez, que pudo saltar a MotoGP directamente en el Repsol Honda. Ahora la norma se cambia a la medida de Quartararo, al que muchos ven como el Márquez del futuro.

¿Tu afición por las motos viene de familia?
Mi padre era piloto, fue campeón de Francia y llegó a hacer dos carreras de wild card en el Mundial de 250 en los año 80. Aunque realmente fue mi tío el que se fijó en mi talento. Desde muy pequeñito montaba en bicicleta y mi tío vio que tenía bastante bien el sentido del equilibrio y convenció a mi padre para que me comparara mi primera moto, una “Piwi” (N. del R. Yamaha PW 50). Desde que me monté me gustó, hice la primera carrera con 4 años y quedé cuarto, después gané todas las demás y mi padre me compró una Conti para circuito.

¿Y cómo aquel niño francés llega a España y arrasa allí donde corre?
En Francia había muy poca competencia, apenas corríamos siete u ocho pilotos y ganaba con 30 segundos de ventaja. Así que a los 7 años empecé a hacer carreras en Italia donde coincidí con algún piloto del Mundial como Fenati o Baldassarri, que eran mayores que yo, pero a los que alguna vez les gané. Después probé suerte en España en las copas de promoción que se celebraban en Cataluña y fui ganando cada campeonato donde competía. El año más difícil fue 2012, en el Campeonato Mediterráneo de PreMoto3 porque sufrí una grave lesión haciendo motocross, con 15 fracturas en la mano y dos vértebras comprimidas. Me operaron y me perdí alguna carrera, pero al final gané las tres últimas de la temporada y me hice con el título.

Casi como el año pasado en tu primer año en el CEV…
Sabía que el salto de PreMoto3 al CEV sería muy grande, porque pasaba a competir con 50 pilotos de diferentes países y con mucha igualdad. En mi primera parrilla en Montmeló fui 19º y me dije “ufff… hay mucho nivel”. Pero el domingo llovió mucho, me sentí muy cómodo y logré un segundo puesto en mi debut. Después la temporada fue más difícil. Fallaba casi siempre en los cronometrados del sábado y estaba siempre en sexta o séptima fila de parrilla, aunque en carrera se nos daba mejor.

¿Y qué pasó en las tres últimas carreras del año pasado?
El cambio fundamental llegó antes de Valencia. Entrené mucho físicamente con Eduardo Martín (hace las veces de mánager y de preparador físico) y el equipo me consiguió nueva moto, con las fibras nuevas de la FTR y el motor renovado de Honda. Desde que me subí en aquella moto todo fue más sencillo. Sabía que podía estar delante en Valencia, pero no ganar las dos mangas del fin de semana. Eso me hizo llegar con posibilidades de ganar el título a la última carrera de Jerez. Era cuarto, pero para ganar tenían que fallar los de delante, sobre todo María Herrera y Alejandro Medina. Todo el fin de semana me concentré para ganar la carrera y así lo hice, de hecho no me enteré que era campeón hasta que estaba en la vuelta de reconocimiento. Detrás de mí venía una moto de Monlau y yo que creía que era María. Tuvo que avisarme Adrián Martín de que era Marcos Ramírez y que yo era campeón. Era algo que ni me creía.

Por edad no pudiste dar el salto al Mundial, ¿crees que 2014 es un año perdido?
No, todo lo contrario. Creo que con 15 años eres demasiado joven para llegar al Mundial. Pienso que si estuviera corriendo allí seguro que iría bien, pero me viene mejor un año más en el CEV para coger experiencia. Todavía tengo mucho que aprender aquí.

Sabes que el próximo año ya no vas a sorprender a nadie.
Bueno vamos a ver, la gente espera mucho de mí y quiere que esté delante desde la primera carrera. Si puedo estar delante genial, pero va a ser más difícil. Hice los IRTA en Jerez sustituyendo a Álex Márquez y comprobé que el nivel es mucho más alto (N. de R. se quedó a menos de una décima del tiempo de Rins). Creo que el salto del CEV al Mundial es similar al de PreMoto3 y el CEV.

¡Pero el año pasado lo ganaste! ¿En 2015 podrás hacer lo mismo que Márquez en MotoGP?
Veremos, esa es mi intención, pero no es una cosa que me meta presión de momento. Hay que tener en cuenta que yo voy a llegar al Mundial directamente a competir sin haber hecho un wild card nunca.

¿Entiendes que se te compare con Marc?
Supongo que será por los récords de juventud que estoy batiendo, pero yo lo hago en el CEV y él en el Mundial. No es comparable. Marc es mi piloto referente, pero de momento no me veo muchas similitudes con él, ni en mi carrera ni en mi estilo de pilotaje.


A Dorna le encantaría tener un francés competitivo en el Mundial…
Para el campeonato es bueno que haya pilotos de todos los países ganando y de Francia también por supuesto porque es un mercado potente. Ahora mismo con los pilotos de mi país con los que más trato tengo son con De Puniet y Zarco.

¿Se está siguiendo tu carrera deportiva en Francia?
En realidad ahora mismo se habla más de mí aquí en España que en Francia. El título del CEV del año pasado apenas tuvo repercusión y sobre todo se ha hablado de mí gracias a mi victoria en Le Mans.

¿Cómo viviste aquella victoria en casa?
Fue muy especial, la primera vez que corría el CEV en mi país y lo hacía el mismo fin de semana del GP de Francia. Antes de empezar estaba más nervioso de lo habitual, pero cuando se apagó el semáforo fue como una carrera más. Cualquier victoria siempre es especial, pero aquí en Francia, con el público y sonando La Marsellesa, fue mejor.

Estar en el equipo de Alzamora y encargarte del desarrollo de las Honda de Moto3, ¿mucha presión?
Creo que el Junior Team Estrella Galicia 0,0 es el mejor sitio donde se puede estar en el CEV con vistas al futuro. Este año estoy aprendiendo mucho más que el año pasado. Es muy bueno tener compañeros
en el Mundial con tanto nivel como Rins y Márquez, para poder comparar las vueltas y las trazadas. El equipo se adaptó muy rápido al cambio de KTM a Honda, porque el trabajo que hace HRC con su nueva moto es muy bueno. No hemos tenido ni una pieza mala, solo alguna que va mejor que otras. En cuanto al desarrollo que estamos haciendo de la moto, es una muy buena experiencia que me llevo para el futuro.

Sigues viviendo en Francia pero, ¿cómo es tú día a día?
Vivo en Niza, en casa de mis padres y me desplazo a España para las carreras, aunque hay veces que vengo una semana antes para entrenar si hay algún test. En septiembre ya tengo pensado instalarme en España, en Altea, donde vive mi mánager. Así será todo más fácil para mí. Mi día a día es como cualquier chaval de 15 años en Francia. Lo único diferente son los entrenamientos y que cuido más mi alimentación que mis amigos. Hago algunos sacrificios, pero compensan si llegas al Mundial. Cuando estoy con mis amigos prefiero desconectar, no me gusta hablar mucho de motos con ellos.

Aunque todo esté pasando muy deprisa, ¿tienes algún sueño que te gustaría cumplir?
Bueno… creo que ser campeón del mundo de MotoGP.

Así, a lo grande, pero antes habrá que competir en Moto3. ¿Quiénes ves como rivales?
Yo creo que serán Fenati, Bastianini… es que no sé qué pilotos seguirán en el Mundial en 2015.

También es verdad… ¿Pero a quién quieres de compañero en tu equipo?
Me gustaría que María siguiera conmigo en el box. (N. de R. Si así fuera, menudo equipazo).

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...