KTM en MotoGP en 2017

Después de asentarse en Moto3 donde ha ganado todos los títulos disputados hasta el momento, KTM está preparando su retorno a la categoría de MotoGP en 2017, así lo confirma su presidente Stefan Pierer en esta entrevista.
Guenther Wiesinger / J.G.M. FOTOS: GOLD&GOOSE -
KTM en MotoGP en 2017
KTM en MotoGP en 2017

KTM ya está trabajando para retornar a la categoría de MotoGP en2017, pero como nos dice su presidente Stefan Pierer no vendrán con el espíritu olímpico que reza, «lo importante es participar». La marca austriaca cree que en un Mundial en el que la electrónica será igual para todos, podrán competir con los japoneses y Ducati en lo que respecta a la mecánica. En sus nuevas instalaciones de Munderfing ya están trabajando en un nuevo propulsor de 1.000 cc con cuatro cilindros en V que llevará su nueva MotoGP. Como sus RC250R de Moto3, la RC16 de MotoGP, como ya se conoce este prototipo en KTM, contará con un chasis multitubular de acero diseñado también en casa.

La marca naranja ya estuvo en la categoría de MotoGP en el pasado suministrando motores al Team Roberts en 2005 y, aunque la experiencia no fue muy buena, aprendieron mucho en esa etapa. En su retorno, la idea de KTM es hacer como en Moto3 y buscar un equipo que se haga cargo de sus motos, aunque con soporte directo de la fábrica, y dependiendo de la demanda, se plantean hacer más motos para otros equipos. El objetivo es que las motos para una temporada ronden de precio en torno a un millón de euros, lo que gracias a la nueva normativa que obligará a todos los fabricantes a utilizar el mismo harware y software de Magneti Marelli podría ser algo factible.

En el programa que se han marcado en KTM está previsto poder comenzar a probar el nuevo motor en mayo de 2015, meterlo en el banco de potencia en otoño y comenzar las pruebas en circuito en 2016 y ese mismo año hacer alguna carrera como «wild card» a final de temporada.

«Por eso necesitamos pilotos de pruebas rápidos para poder tener una buena referencia», dijo Pierer. En este sentido suena el nombre del finlandés Mika Kallio, quien ya estuvo en el pasado en las filas de KTM tanto en 125 como en 250 y es un gran probador. Además cuenta con mucha experiencia, tanto en Moto2 donde este año está luchando por el título con Tito Rabat, como en MotoGP donde disputó un par detemporadas con Ducati. ¿Y qué objetivos tiene KTM para su retorno a la categoría reina con competidores como Honda, Yamaha, Ducati, Suzukiy Aprilia? «Cada uno de los que trabajan en KTM sabe muy bien que lo que se dice en la Olimpiadas de que lo importante es participar no está en nuestros principios»,dice Pierer. «Estar en el “top 5” es nuestro objetivo, quizás si todo va bien podamos aspirar al podio. Estamos tomándonos esto muy en serio. Sabemos que vamos a entrar en la Fórmula 1 de las dos ruedas y tenemos que ser pacientes, y nos tocará trabajar duro y esperar dos o tres años. Primero, queremos ser la mejor marca europea en MotoGP. Y no solo nos centraremos en la cantidad, sino también en la velocidad».

Lo que tienen claro en KTM es que en lugar de montar su propio equipo de fábrica, el objetivo es llegar a un acuerdo con alguno de los equipos que ya están en la parrilla y así aprovechar también su experiencia para crecer más rápido. «Hay buenos equipos en MotoGP y lo hemos podido comprobar en los últimos años en la categoría de Moto3. Allí competimos con equipos privados apoyados por la fábrica y hemos tenido mucho éxito. Podríamos decir que son equipos semi-oficiales. De esta manera no tendremos que hacerlo todo nosotros, porque ya aprendimos que así es más complicado cuando estuvimos en la era de los “dos tiempos”», continúa el presidente de KTM. «Lo primero que necesitamos en MotoGP es contar con una estructura profesional y que funcione, pero sobre todo un buen piloto que se involucre con nosotros en la fase del desarrollo. A veces crecer juntos puede crear una confianza mutua muy importante que hace crecer al equipo».

Asimismo, Pierer confirmó que su MotoGP equipará suspensiones WP, marca propiedad de KTM con la que trabajan en Moto3 y que algunos equipos ya están usando en Moto2 con buenos resultados. «Ya hemos tenido éxitos con las suspensiones WP en Moto3 y Moto2, y queremos asegurarnos de la calidad de sus componentes en los test que hagamos con la nueva MotoGP. Si vamos paso a paso, con los técnicos justos y desarrollamos un motor potente, creo que nuestro proyecto en MotoGP puede ser un éxito»

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...