La mala suerte de Pedrosa

En MotorLand se terminaron las opciones de título de Dani. Y, una vez más, la mala suerte tuvo mucho que ver... Porque aunque su compañero le rozó, el desenlace final nadie lo habría imaginado jamás

José G. Maroto -
La mala suerte de Pedrosa
La mala suerte de Pedrosa

Dani Pedrosa llegó a la categoría de MotoGP después de arrasar en 125 y 250. Lo hizo a lo grande en el equipo Repsol Honda, el más poderoso del campeonato, y como el niño mimado de Honda, única marca con la que hasta ahora ha competido el de Castellar del Vallés. Después de siete temporadas completas, Dani ha logrado tres subcampeonatos, pero el ansiado título se le ha escapado en muchas ocasiones. Nadie duda que Pedrosa tiene un talento excepcional para ir en moto, cuando tiene todo en su sitio es imbatible. Su palmarés es uno de los mejores, no hay muchos pilotos que hayan estado 24 veces en lo más alto del podio en la categoría reina... Pero a Dani siempre le ha faltado ese factor de suerte tan importante para ganar un Mundial. Y él lo ha comentado muchas veces, porque para ganarlo se tienen que juntar muchas cosas, y una, es la suerte.

A pesar de su pequeña estatura y su bajo peso, que muchos apuntaban como un problema para domar las bestias de MotoGP, su debut en el año 2006 fue, como todos esperábamos, muy bueno. Las lesiones, que ya le habían jugado alguna mala pasada en su paso por 125 y 250, le respetaron durante toda la temporada y, aunque en el Gran Premio de Malasia se fracturó el pulgar del pie izquierdo y corrió con un fuerte golpe en la rodilla derecha, ello no fue impedimento para que subiera al podio... Su regularidad durante el año fue bastante buena y, aunque tuvo mala suerte al verse envuelto en el incidente de la salida de Montmeló, llegó a Portugal, la penúltima cita de la temporada, con opciones matemáticas. Su exceso de ganas terminó con él y su compañero Nicky Hayden (hasta entonces líder) por el suelo en la curva 6. Finalmente Nicky se hizo con el título y Dani aprendió de su error. El 26 comenzó el año 2007 como uno de los máximos favoritos al título. 

Es cierto que la moto que Honda fabricó para la era 800 no fue como todos esperaban, aun así, casi nadie pudo hacer nada para frenar a Casey Stoner y su Ducati en aquella temporada. Dani terminó el año sin prácticamente lesiones (solo algunos golpes en Turquía y Japón) y acabó quitando el subcampeonato a Valentino Rossi.

Si en sus dos primeros años las lesiones le habían respetado, en 2008 la primera llegó en la pretemporada. Pero Dani fue tercero en Qatar, todavía con molestias en su mano derecha, ganó en Jerez y encadenó una serie de podios, más otra victoria en Montmeló que le colocaron al frente de la clasificación antes de llegar a Alemania. En carrera llovió, pero nada parecía impedir que Pedrosa se llevara la victoria, imprimiendo un ritmo infernal que nadie pudo seguir. Parecía que era el año de Dani, y que también había superado sus problemas en agua... pero una vez más, tuvo mala suerte. Se cayó violentamente a final de recta, se destrozó la mano y la muñeca izquierda. Se acabó su temporada... aunque no su infortunio. En Australia, una caída aparentemente normal, provocó un problema en su rodilla izquierda que le obligó a pasar por el quirófano en invierno. Ese año, la inconsistencia de los neumáticos Michelin contra los Brigestone, también jugó en su contra. A pesar de todo, acabó el año tercero por detrás de Rossi y Stoner.

Un año más Pedrosa volvía a intentarlo y de nuevo en pretemporada la mala fortuna le golgeaba en Qatar. Se rompió el radio del brazo izquierdo y, encima se volvió a abrir la cicatriz de la operación a la que se tuvo que someter en su rodilla izquierda. Y lo peor de todo, es que solo 11 días después comenzaba el campeonato. Pero Dani, que muchas veces ha corrido contra el dolor, se subió a la moto y acabó la carrera undécimo. 

El año empezó mal y aunque parecía ir remontando con varios podios, en Italia una nueva lesión le golpeó. Esta vez en el femur derecho... Su primera victoria de la temporada llegó en Laguna Seca, pero ya estaba fuera de la lucha por un título, que se disputaron Rossi y Lorenzo.

En 2010, para tratar de adaptar la moto a los neumáticos Bridgestone, Honda decidió montar las mismas suspensiones que la competencia (Öhlins). Pedrosa no terminó de encontrarse cómodo durante la pretemporada y en Qatar empezó el año muy mal. Pero Dani no tiró la toalla, siguió trabajando en la moto hasta que llegó la primera victoria en Mugello y más tarde en Alemania. Pero en Laguna Seca una caída luchando por la victoria con Lorenzo de nuevo le complicó la cosas. Aunque Dani no dio nada por perdido y apretó al malloquín con dos nuevas victorias en Indianápolis y Misano. 

En Motegi Dani podía dar otro bocado a la ventaja de Jorge, quedaban cinco carreras y se le veía mucho más entonado. Pero un fallo en el montaje del sistema «ride by wire» del acelerador de su RC212V provocó una fea caída que terminó con una fractura doble con desplazamiento de la clavícula izquierda y otro año terminado. De nuevo algo fuera de su control le costó caro.

La temporada 2011 comenzó muy bien. En plena forma física Pedrosa encadenó tres podios en las tres primeras carreras, y en la tercera, Estoril, además se impuso a Lorenzo en uno de sus feudos. Pintaba muy bien la cosa... Pero de nuevo el destino quiso que algo se interpusiera en el camino del catalán hacia el título de MotoGP. Esta vez ese «algo» fue el malogrado Marco Simoncelli. En el Gran Premio de Francia, cuando intentaba defender su posición ante el italiano, ninguno cedió y Dani acabó quedándose sin espacio hasta ser barrido por la rueda trasera de la Honda número 58... Clavícula derecha rota. 

Pero si algo siempre ha caracterizado a Pedrosa es su fuerza para volver a levantarse, esta vez tardó tres carreras en regresar. Luego comentó que estando en casa por su cabeza rondó dejarlo todo... «Siempre me hacía daño, casi cada tres meses pasaba por el quirófano. Me pregunté: “¿Cuánto tiempo va a durar esto y de dónde voy a sacar la motivación?”. Tuve pensamientos de dejarlo. No quería volver a hacerme daño», confesaba Pedrosa. 

2012 ha sido sin lugar a dudas el mejor año de Dani Pedrosa desde que llegara a MotoGP. Sin una sola lesión y una segunda mitad de temporada fue arrolladora. Y con la lesión de su compañero Casey Stoner en Indianápolis, el 26 asumió el papel de número uno de Honda. Ganó en Indy, y en Brno se impuso en un gran mano a mano con Lorenzo hasta la última vuelta. En Misano salía desde la pole y Lorenzo veía peligrar seriamente sus opciones de título ante un Pedrosa enorme. Pero una vez más, apareció la mala suerte, porque no se puede definir de otra manera lo que le ocurrió. Al abortarse la salida porque la moto de Abraham se caló, hubo que comenzar de cero. Pero cuando después de unos minutos su equipo fue a retirar el calentador, la rueda delantera de su Honda no giraba... Dani tuvo que salir último y en su remontada, acabó en el suelo en la sexta curva tras tocarse con Barberá. En Japón analizaron la rueda, el eje, todo... pero no encontraron una explicación.

Ganó más carreras, pero a Lorenzo le sirvió con administrar su ventaja para lograr su segundo título en MotoGP.

Viendo cómo acabó 2012, este año parecía que podía ser el suyo. Aunque su novato compañero Marc Márquez se llevaba los titulares, hasta Alemania, Dani parecía tenerlo todo controlado. Pero de nuevo una lesión tras una caída «tonta» que le complicó las cosas. Y el episodio que definitivamente le ha apartado de la lucha por el título, una vez más, ha tenido una buena dosis de la mala suerte. En un roce con Márquez, el cable del sensor de velocidad de la rueda trasera se rompió. Es algo que como dijo Livio Suppo: «Sucede una vez entre un millón». Pues a Dani le pasó... Una vez más.

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...