Marco Simoncelli: "Hay muchas cosas que aprender"

MotoGP. Simoncelli nos cuenta sus impresiones sobre la pretemporada 2010. Simoncelli llega a MotoGP al igual que el resto de pilotos del «cuarto de litro» dispuesto a aprender, pero tiene claro que si puede estar delante en cuanto se le presente la ocasión lo va a intentar.
J.G.M -
Marco Simoncelli: "Hay muchas cosas que aprender"
Marco Simoncelli: "Hay muchas cosas que aprender"

Junto con Barberá, Bautista y Aoyama, también llega de 250 el campeón del mundo de 2008, Marco Simoncelli. El amigo de Valentino Rossi es el primero en la lista de los pilotos satélites para recibir las evoluciones de fábrica y según su amigo Rossi, podrá ser junto con Spies el "rookie" revelación de la temporada 2010. Hablamos con Simoncelli al terminar los entrenamientos en Malasia sobre sus sensaciones, la tremenda caída que sufrió el segundo día de pruebas en el que pudo comprobar que cuando se "vuela" con una MotoGP, se sube muy alto. Aunque con trato casi de oficial, en vez de recibir evoluciones, lo que quiere Simoncelli es aprender y conocer la moto antes de llegar a Qatar el próximo 11 de abril.

¿Qué tal el primer entrenamiento del año en Malasia?
"La verdad es que ha sido un poco difícil tanto el primer como el segundo día, pero sobre todo el segundo porque a mitad de la jornada sufrí una caída bastante fuerte. Pero aparte de eso, creo que los problemas vinieron porque todas las referencias que teníamos de la moto vieja que probé en Sepang en diciembre no me sirvieron para nada. La nueva moto es muy diferente y aunque teníamos cosas que en la otra funcionaron bastante bien, al probarlas en esta no valieron de nada, así que nos creó un poco de confusión. Y encima, el último día después de la caída la moto no iba muy bien, fallaba la electrónica y no pude hacer nada".

¿Cómo fue la caída?
"Muy fea… Acababa de montar neumáticos nuevos, pero después tuve un pequeño problema y paré en boxes un momento, no demasiado, pero por lo que se ve fue suficiente para que se enfriaran los neumáticos. Al salir fue bien, pero al llegar a la curva cinco, la primera de izquierdas, aunque entré más despacio de lo normal, no fue suficiente… Apenas estaba en la curva se fue de atrás y salí volando. Pero tuve suerte porque no me hice nada. Aun así volví a la pista, porque estaba yendo mucho mejor y con tan pocos días de entrenamientos tenía que aprovechar. No fue mal, pero al terminar me dolía todo".

Valentino nos dijo que después de una caída así, ya debes saber que con estas motos caerse duele de verdad…
"Ya ves… En mi vida nunca había volado nunca tan alto. Quizás alguna vez haciendo motocross. Mientras estaba en el aire me iba diciendo: “¿Cuándo voy a dejar de subir? Cuando caiga al suelo esto va a doler”… Valentino tiene razón, con estas motos tan pesadas es mejor caerse lo justo".

Supongo que aunque siempre gusta estar arriba en las tablas de tiempos, para ti un poco el objetivo de esta pretemporada más que ser rapidísimo, es llegar preparado a la primera carrera. ¿Me equivoco?
"No, ese es el objetivo, seguro. Como ya te he dicho para los debutantes este es un año difícil, porque con sólo seis días de entrenamientos, y si encima te toca alguno como el último en Sepang donde llovió y medio día no sirvió de nada, es difícil. Porque las motos son muy distintas de las 250, tienen muchísima más electrónica y también un montón de regulaciones diferentes que se pueden hacer y aprender todo eso en tan poco tiempo es casi imposible. Y encima los neumáticos no tienen nada que ver con los que usábamos en 250… Hay que aprender muchas cosas y como bien has dicho, lo más importante es tratar de trabajar bien para sentirse a gusto sobre la moto. Luego, una vez que pilotes la moto bien y sepas lo qué hace, entonces sí que hay que intentar hacer algún tiempo bueno. No puedes descuidar ninguna de las dos cosas, porque si cuando comience la primera carrera en Qatar no vas deprisa estarás con problemas. Y luego, hay que seguir creciendo durante la temporada".

Pero tú y otros novatos habéis tenido un entrenamiento extra que habrá servido de algo, ¿no?
"Bueno, yo lo hice en Sepang y aunque en lo que respecta a la moto no me sirvió para nada porque la nueva de 2010 es otra moto completamente diferente, sí que me ayudó porque, a pesar de todo, rodar con una MotoGP siempre es muy importante. Pero no sólo para mí, también fue muy importante para mi equipo, porque mi jefe de mecánicos y mi telemétrico han subido conmigo de 250 y los tres aprendimos algo en aquellos entrenamientos".

Además, en aquella ocasión estuviste sólo con Aoyama, pero ahora al estar todos los pilotos ha sido diferente. ¿Has coincidido con alguno en la pista y te ha servido para aprender alguna cosa?
"Sí, he visto bastantes cosas. Cada vez que he estado detrás de alguno he visto cosas que sólo era imposible verlas. He coincidido con Capirossi, que al contrario que otros no afloja cuando ve que lleva alguien detrás, y he aprendido mucho. Aprendes más en una vuelta detrás de un piloto con experiencia en estas motos que dando 30 vueltas solo".

Y aunque los tiempos no sean lo más importante en estos momentos, seguro que con el rabillo del ojo siempre has mirado a ver qué estaban haciendo los demás debutantes…
"Sí, seguro. De hecho, lo primero que hacía cada vez que llegaba al box era ver lo que había hecho mi compañero de equipo, después todos los debutantes, y luego el resto. Soy piloto y es normal. Pero está claro que ahora lo más importante es concentrarse para poner la moto a punto bien y luego tratar de andar lo más fuerte posible desde la primera carrera".

Y además, tres de los debutantes han sido tus rivales en los últimos años de 250… Bautista, Barberá y Aoyama.
"Hombre la rivalidad es con todos, pero con ellos está claro que después de llegar conmigo de 250, pues te fijas un poco más, pero al final lo importante es tratar de estar lo más delante posible y no quién está delante y quién detrás. Lo que me encantaría es dejar atrás a todos, no sólo a estos, pero para eso hay que trabajar muchísimo".

Aunque en Honda no lo dicen claro, tú cuentas con un trato casi de oficial, de hecho, Nakamoto nada más caerte no se movió de tu box. ¿Qué nos puedes decir de esto?
"Podríamos decir que no soy oficial, ni tampoco satélite, estoy un poco entremedias. Pero ahora mismo más que pensar en cuándo recibiré las evoluciones, debo tratar de poner a punto la moto que tengo ahora mismo y con esto tratar de hacer lo máximo. Después, si cuando estén listas las evoluciones me las dan, pues mejor, pero primero hay que conseguir sacar el máximo partido de lo que tenemos".

De todos modos, que esta temporada todas las Honda hayan comenzado con la misma base, podríamos decir que es una ventaja para los equipos satélites en comparación con los años anteriores, ¿verdad?
"Seguro que sí. Porque el año pasado la moto satélite era la del año anterior, sin embargo esta temporada todas son parecidas y se ha visto que desde el principio es una moto competitiva".

¿Comparando con la moto de 250, qué es lo que más te ha gustado de la MotoGP y qué es lo que no tanto?
"Las dos motos tienen sus cosas buenas, eso está claro. Lo mejor de las MotoGP es lo fuerte que van en comparación con las 250. Pero la verdad es que una moto te gusta más cuando eres capaz de ir deprisa con ella. Por eso debo decir que me divertía más con la 250 porque ya la tenía controlada y podía llevarla al máximo. Aquí de momento debo crecer y aprender a sacar todo lo que la moto lleva dentro".
 

MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...