La resaca del encontronazo de Misano

Valentino Rossi y Jorge Lorenzo se han reencontrado en la sala de prensa del GP de Aragón y ambos han comentado su discusión en la rueda de prensa de Misano sin que lleguen a un consenso.
Desde MotorLand Aragon, Chechu Lázaro / Fotos: Gold&Goose -
La resaca del encontronazo de Misano
La resaca del encontronazo de Misano

Aunque ayer mismo coincidían en una promoción grabada por su patrocinador principal, Movistar, la rueda de prensa del jueves ha sido la primera en la que ambos han vuelto a hablar de su rifirrafe de Misano, cuando Jorge Lorenzo acusó a Valentino Rossi de hacer un adelantamiento demasiado agresivo. Como era de prever, ambos pilotos se han mantenido en sus trece y apenas han cambiado un ápice su postura.

Ha estado más locuaz Jorge Lorenzo. Primero ha sido preguntado en la rueda de prensa oficial y ha contestado contundente, “después de verlo en televisión, me reafirmo aún más fuerte en mi opinión”. Después en el corrillo con la prensa española ha sido más claro al respecto.

“Yo respondí a la pregunta que me hacían sobre el adelantamiento. Di mi opinión sobre si era agresivo y sobre lo que sentí encima de la moto. Cuando entré en la curva, vi una moto que me venía por el interior a toda velocidad y, cuando la vi a diez centímetros, tuve que levantar la moto para evitar caerme. Simplemente eso. ¿Si era muy agresivo o no tratándose de la segunda vuelta de la carrera? Para mí lo fue y cuando lo vi en casa por la tele reforcé mi versión, porque vi la línea que utilizó, diferente a la habitual en esa curva. Y no sólo en la frenada sino también después, cuando estaba en medio de la curva. No fue una línea normal, pero bueno”.

Al margen de si el adelantamiento era más agresivo o menos, lo que no le sentó bien a Jorge Lorenzo es que Valentino Rossi le interrumpiera en su turno de palabra: “Yo tengo mi opinión y él la suya. Lo que no me gustó es que se riera mientras estaba hablando. Le dije que no se riese y de ahí empezó una discusión delante de la prensa. Eso fue lo que sucedió y no hay que dramatizar ni darle una importancia que para mí no la tiene. Hay cosas más importantes en este fin de semana que lo que sucedió en esta rueda de prensa posterior a la carrera”.

Lorenzo-Rossi, una relación rota

Después del final del año pasado, la relación entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi era nula, así que nada ha cambiado el encontronazo de Misano. Muy diferente a como era el año pasado antes de la carrera de Sepang, cuando incluso el italiano invitó a Lorenzo a rodar en su Ranch, como así ha confirmado el propio piloto español: “Es verdad que él me invitó a ir al rancho, pero las relaciones entre las personas cambian, como pueden cambiar con amigos, familiares o compañeros de trabajo. Ahora tenemos una relación de compañeros de equipo que comparten un box y patrocinadores. Si hay respeto, mucho mejor, y si alguien le falta el respeto al otro hay que pararle los pies. Simplemente eso.”

Por su parte, Valentino Rossi ha pasado muy de puntillas por el tema. Primero porque al italiano no se le ha preguntado en rueda de prensa oficial, pero tampoco es que él haya dado mucho juego en su corrillo con los medios italianos.

Con su habitual ironía, ha respondido sobre si vio el lance de carrera en televisión: “El adelantamiento fue muy bonito, precioso. Me ha vuelto loco”. Y más tarde, cuando nuestros colegas italianos le preguntaban los motivos de la actitud de Jorge Lorenzo con él, Rossi decía: “No lo sé. En mi opinión desde la última carrera del año pasado nuestra relación ha permanecido igual, no es que haya habido nunca un acercamiento o alejamiento. Siempre hemos estado así, cada uno con sus ideas”.

Marc Márquez no se moja

El que ha decidio mantenerse al margen del pique es Marc Márquez, que no ha querido opinar sobre quién de los dos tenía razón: "No voy a entrar al juego. Sé que es lo que se busca, pero no lo voy a hacer. Si uno quiere jugar y el otro no entra, no hay juego. Ya tuve suficiente el año pasado".

Y sobre si la tensión entre los plotos de Yamaha puede beneficiarle de cara al Mundial, no lo tenía tan claro. "Depende de cómo lo mires. Si la rivalidad crece, el nivel crece y la competitividad es mayor. Seguro que ahora tienen todavía más ganas de quedar el uno delante del otro. Esto seguro que les hace crecer. Mientras ellos tengan pique por mí perfecto, yo miro el espectáculo desde fuera".

 

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...