Hacienda pincha con el motociclismo español

Pese a que han sido varios los pilotos españoles investigados por la Agencia Tributaria, finalmente han salido indemnes de sus problemas con el fisco.

MOTOCICLISMO

Hacienda pincha con el motociclismo español.
Hacienda pincha con el motociclismo español.

Jorge Lorenzo ha sido el último ejemplo de un piloto que ha salido bien parado de su investigación por Hacienda. Según informaba El Confidencial, el Tribunal Económico Administrativo Regional de Cataluña (TEAR) le ha dado la razón frente a la Agencia Tributaria que le reclamaba más de 10 millones de euros por el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) del ejercicio de 2016.

Y no era la primera vez que el pentacampeón del mundo ganaba la batalla a Hacienda. Ya en 2021 también salió indemne de una reclamación de más de 35 millones por el IRPF de los años 2013, 2014 y 2015. En ambos casos, los inspectores no pudieron demostrar que Lorenzo tuviera su residencia fiscal en Espala, ya que entonces residía en Lugano (Suiza).

Justo antes de las navidades saltaba la noticia de que otro campeón del mundo como Sito Pons quedaba finalmente absuelto del fraude fiscal por el que afrontaba 24 años de cárcel y más de 12 millones de euros de multa por seis delitos de fraude fiscal. En su caso, Hacienda le exigía no haber tributado en España entre los años 2010 y 2014, cuando su residencia fiscal estaba entre Mónaco y el Reino Unido, como pudo demostrar el bicampeón de 250 cc y ahora dueño del equipo Pons Racing.

sito pons
Sito Pons ha sido absuelto del fraude fiscal por el que afrontaba 24 años de cárcel y más de 12 millones de euros.

Los casos de Lorenzo y Pons no son únicos, y en el pasado pilotos como Sete Gibernau o Dani Pedrosa también estuvieron en el radar de Hacienda y ambos salieron ilesos. En todos los procesos, el argumento de la Agencia Tributaria era el mismo, falsedad de residencia fiscal. Es decir, tributan en otro país pero mantienen una residencia más o menos fija (todo lo fija que permite el Mundial de MotoGP) en España.

Si antes era Suiza el país elegido (Gibernau, Pedrosa, Lorenzo o el mismo Fernando Alonso fijaron su residencia hace años), de un tiempo a esta parte, Andorra se ha convertido en el gran polo de atracción para multitud de deportistas de élite. Y en el caso del motociclismo ha atraído a una importante colonia de pilotos gracias, principalmente, a su nivel impositivo bajo comparada con España o cualquier país de su entorno.

Una lucha perdida de Hacienda

Artículo 6 Ley IRNR (Impuesto sobre la Renta de No Residentes) determina que una persona tiene que residencia habitual en España “cuando permanezca más de 183 días durante el año natural” o “cuando radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta”. Teniendo en cuenta todo el tiempo que los pilotos pasan viajando entre carrera y carrera, además de eventos promocionales varios, Hacienda no les puede aplicar el criterio de los 183 días, y ponen el foco en los intereses económicos.

De esta forma, en 2019 la Agencia Tributaria de España intentó que todos los pilotos de competiciones de motor tributasen por las carreras que se corren dentro de nuestro territorio, por las rentas que perciben durante ese fin de semana en España.

gp valencia 2022 motogp
El pasado Gran Premio de Valencia de MotoGP.

Sin embargo, en 2021 el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) rechazó ese criterio porque presentaba importantes limitaciones e incoherencias. Entre otras cosas, que el ingreso de un piloto durante un fin de semana no solo tiene que ver con su actividad deportiva en sí, como por los diversos contratos con marcas de cascos, monos y demás patrocinadores personales.

Los problemas de Valentino Rossi con el fisco italiano

Muy diferente es el caso de Valentino Rossi, al que la Agencia Tributaria Italiana abrió una investigación en 2007 por presunta evasión fiscal de 60 millones de euros, una cantidad de dinero no declarada desde que había trasladado su residencia a Londres que abarcaba el periodo del 2000 al 2004 en el que Rossi se declaraba como residente en la capital británica.

Pero el fisco italiano no se creyó que fuera su residencia real, ya que entonces pasaba largas temporadas en Italia donde poseía dos casas, tenía todas sus pertenencias personales y la sede principal de sus negocios.

rossi vr46 tavullia
Valentino Rossi formó todo un imperio con su marca VR46 después de arreglar sus problemas con el fisco italiano.

Hacienda le reclamaba entonces una cantidad de 112 millones en concepto con recargos y multas incluidas y que podía conllevar incluso pena de cárcel. El proceso salpicó la imagen del mito italiano, y acabó negociando una salida pactada: pagar 35 millones de euros, 18 de los cuales eran correspondientes al periodo 2000-2004 y el resto a los ejercicios 2005 y 2006, sobre los que también se iba a iniciar otra investigación.

Todo este proceso culminó con su regreso definitivo a Tavullia donde a partir de entonces formaría todo un imperio con su marca VR46, que daría empleo a más de un centenar de vecinos de la región.