Johann Zarco, mira atrás

Johann Zarco se encuentra en Valencia con una de las oportunidades de su vida debido a la retirada de Jorge Lorenzo, que ha dejado una vacante en los equiopo de Honda en MotoGP.

Pepe Burgaleta

Johan Zarco en la carrera de Malasia de 2019
Johan Zarco en la carrera de Malasia de 2019

En el Gran Premio de Holanda de 1960 había cola frente a la caravana del australiano Tom Phillis. Honda había desembarcado en el Mundial el año anterior con sus motos de 125 cc de dos cilindros, y ese año ampliaba su participación con una 250 cc de cuatro cilindros.

En esa época el Mundial se dividía en dos clases, los pilotos oficiales y los privados, aristócratas pagados por las fábricas que ganaban las carreras y proletarios que sobrevivían con las primas de salida rellenando las parrillas.

Phillis se había lesionado y su moto, aunque todavía no era competitiva frente a las MV Agusta o las MZ era una moto oficial que empezaba a sacar la cabeza, y uno de los pilotos que llamaban a la puerta de Tom para que le validará como su sustituto en esa carrera ante Honda era Jim Redman. Después de huir a Rodesia desde Inglaterra para evitar el servicio militar y poder seguir manteniendo a sus hermanos, se había dedicado a las carreras y había vuelto a Europa para buscar fortuna en las carreras con un par de Norton Manx. Phillis, amigo suyo y conocedor de su valía le eligió.

Johann Zarco, mira atrás

Johann Zarco, mira atrás

La Honda todavía no era especialmente competitiva, pero Redman sabía que su futuro dependía de esa carrera, en la que se dejó el alma. Sus dos únicas opciones eran la gloria o el desastre, y en las primera vueltas se mantuvo junto a Ubbiali y su amigo Gary Hocking, también llegado de Rodesia, que eran los pilotos oficiales de MV Agusta. La Honda lucho por primera vez en la cabeza y finalmente Redman fue cuarto, el mejor resultado hasta ese momento de la firma japonesa. El premio consistió en el reconocimiento de su hazaña, su fichaje y a posteriori, seis títulos mundiales y 45 victorias, todas con Honda.

En Honda ha surgido una plaza debido a la retirada de Jorge Lorenzo. Hay una silla libre y Zarco tiene una oportunidad de hacerse con ella. Sólo queda una carrera para demostrar que la merece, tendrá que intentar emular a Redman, es su momento decisivo.