Alta Motors, la moto eléctrica refinada

Llegan en versión Supermotard y Motocross desde San Francisco
Carlos Domínguez -
Alta Motors, la moto eléctrica refinada
Alta Motors, la moto eléctrica refinada

Muchos son los que lo han intentado, muy pocos los que lo han conseguido. El vehículo eléctrico, no digamos ya la moto eléctrica, sigue su particular curso en busca de la consolidación del sector. Los años siguen pasando y aunque cada vez aparecen más en las noticias y son protagonistas en más eventos (como en el Tourist Trophy), no han terminado de integrarse en una sociedad reacia a este tipo de cambios. Hasta hoy, sólo Tesla, y con unas enormes cifras de pérdidas, es un verdadero referente capaz de construir vehículos capaces de ridiculizar el motor de explosión.

Pero, amigo, ¡qué distinto escenario el de la moto! Las de Mission Motorcycles, las de Zero, el scooter de BMW, las Freeride de KTM… y sin embargo ninguna ha llegado aun a ser vendida como una moto estándar. Son modelos dedicados a usuarios de un nivel adquisitivo alto que pueden permitirse una autonomía muy justa y el desplome de la misma tras varios meses de uso.

En este sentido, California, mezclando su industria tecnológica con la pasión por el motociclismo, ha sido capaz de montar proyectos inviables en otras regiones. El último de ellos viene de la firma Alta Motorcycles, quienes ponen en el mercado dos motos eléctricas que de cumplir con lo prometido romperán con lo establecido.

Redshift MX y SM, motocross o supermotard

Tanto la MX como la SM utilizan la misma base. Parten de un motor eléctrico que produce el equivalente a 40 cv y unos 50 Nm de par y es capaz de estar empujando el conjunto de 110 Kg (120 kg en la SM) durante dos horas y media (80 km en la SM) a 220v. Estaríamos hablando de una velocidad punta de más de 110 km/h para la versión campera, mientras que la SM rondaría los 130 km/h. Vienen además con frenos firmados por Brembo (dos pistones en la MX, de cuadro en la SM) y horquillas WP adjustables.

En otras palabras, estamos ante una versión eléctrica de las motos de 250cc más actuales con todo lo que ello supone: cero emisiones, silencio, ajuste total y absoluto de las características del motor, ausencia de combustible… un movimiento que podría ser el punto de partida para una relación más cordial medio ambiente-motero-autoridad.

Según cuenta Marc Fenigstein, fundador de Alta, se trata de eliminar la complejidad de montar en monto (embrague, marchas etc…) para hacerlo lo más sencillo posible y así poder centrar la mente en la mejor elección de trazada, en dar gas o en estar atentos a un tráfico salvaje impredecible.

Vendrán además con todo lo necesario para realizar la carga en casa sin mayor problema (3 horas para llegar al 80%), además de permitir poder intercambiar baterías como si se trataran de las baterías en una cámara de fotos. Salen al mercado a un precio de 14.995 $ (13.500 euros) y 13.945 $ (12.600 euros) y ya están disponibles para pedido.

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...