Antecedentes

Suzuki B-KING. Si lo piensas un momento, cuando estás ante un automóvil de seis cilindros es siempre un coche de lujo. Será una berlina, un todo terreno o lo que sea, pero de lujo. En moto no hay tanta tradición de esta configuración, pero si pruebas alguna con seis cilindros coincidirás conmigo. Seis es lujo.
Motociclismo -
Antecedentes
Antecedentes

Los antecedentes de esta configuración no son demasiados, pero alguno hay. Dejamos de lado las Honda Gold Wing y F6, que con su disposición bóxer son propulsores más parecidos a los de coche que a los de moto, y nos remontamos a unas décadas atrás.

Aparte de las motos de carreras que fueron las precursoras en montar seis cilindros en línea, Benelli fue la primera en sacar al mercado modelos con seis en línea, concretamente la 750 Sei y la 900 Sei. Eran unas motos deportivas, con elementos curiosos como la cadena doble de la 900 cc (doble corona y doble piñón de ataque, lógicamente), y que llamaron la atención de toda una generación de moteros europeos que babeaban por el refinamiento técnico que entonces suponían. Si le preguntas a Dennis Noyes, que las probó a fondo con ese estilo personal que le caracteriza (no, me has entendido mal, en este caso creo que no se cayó), te contará mil y una aventuras de aquellas Benelli, pero si no recuerdo mal, la que más me impactó era una prueba que consistía en poner una moneda de canto sobre el depósito y acelerar en vacío hasta tropecientas mil vueltas… ¡y la moneda aguantaba sin caerse!

Poco después salió la Honda CBX 1000 también con seis cilindros en línea y también refrigerada por aire, y además provista de un motor con una finura indescriptible. La Honda puso su granito de arena a la aportación a la fama de las japonesas de aquella época, de las que se decían que tenían motores interminables y bastidores de alambre.

Le siguió la Kawasaki Z 1300, con motor de la misma configuración pero con refrigeración líquida y con cardan en la transmisión final, y todavía sonaba mejor con el filtro que el agua suponía para los ruidos mecánicos. Sin dejar de ser un barco, esta moto estaba mejor equilibrada de chasis y propulsor, lo que en su época suponía muchos kilos de peso total.

Galería relacionada

Antecedentes

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Recorrer el Pirineo y las Tierras de Lleida en moto es ya un auténtico placer por sí ...

Época de vacaciones para muchos y buen momento de lectura motera la que podéis encont...

Ya sea por ciudad o en tus rutas por carretera, la chaqueta es un elemento imprescind...

El casco es un elemento de seguridad importantísimo para proteger la cabeza y el cere...

Ya está en los kioscos el número 2.601 de la revista MOTOCICLISMO que incluye de rega...

Bihr facilita a los amantes de las aventuras sobre dos ruedas la preparación de su pr...